Confidencial » Política » Leer artículo

Mandatario presenta reforma policial que premia a Granera con periodo indefinido

Una Policía leal a Ortega

La obediencia al Comandante queda claramente establecida en la propuesta. Si directores de la institución desacatan una orden de Ortega pueden ser destituidos

Octavio Enríquez | 8/4/2014
@cabistan

El presidente Daniel Ortega convertirá a la Policía Nacional en guardiana de “la estabilidad democrática” con una profunda reforma a la institución que ocurre dos meses después de la modificación legislativa al Código Militar, en la que se eliminó la prohibición de la reelección del jefe del Ejército, el general Julio César Avilés, y se estrechó los lazos de los altos mandos con el Ejecutivo.

La Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional participará ahora en resguardar la seguridad nacional y de la “estabilidad democrática” del país, según el proyecto de la nueva ley de la institución enviado por Ortega al Legislativo y concordado con la primera comisionada Aminta Granera.

La propuesta de Ortega establece el apoyo del Ejército  a la PN en casos excepcionales, “cuando la estabilidad de la República esté amenazada por graves alteraciones al orden público y desórdenes internos, calamidades y desastres naturales y la capacidad institucional se encontrare excedida”.

El analista en temas de seguridad, Roberto Orozco, sostiene que el fortalecimiento del sistema de seguridad nacional puede ser positivo en el caso de que el aparato esté destinado a controlar amenazas como el narcotráfico y el terrorismo, y se encuentre libre de cualquier sesgo político.

“Me refiero al Sistema Nacional de Seguridad Democrático, creado a partir de las leyes de Defensa Nacional, Régimen Jurídico de Fronteras y Seguridad Democrática, donde el Ejército de Nicaragua y sus unidades especializadas juegan un papel preponderante. Ahora se fortalece con la adhesión de las direcciones de la Policía Nacional, como la de Inteligencia. Con esto se ha dado parto a una criatura que si no tiene control y supervisión puede convertirse en un monstruo que puede volverse contra la ciudadanía. Me preocupa el hecho que al otorgárseles funciones abiertas y no específicas, al final, veamos revivido al Servicio Anti Comunista (SAC) que consideraba como terrorismo toda acción política o armada en contra de la familia Somoza”, advirtió Orozco.

Para Elvira Cuadra, directora adjunta del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) y a cargo del programa de seguridad democrática, lo más riesgoso es que no queda claro en la ley quién define, supervisa y controla la actuación de la especialidad de inteligencia, a la que el proyecto atribuye funciones de investigación.

Sin embargo, el jefe de la bancada del FSLN, Edwin Castro, descalificó a Orozco, a quien señaló de tener una “imaginación muy vasta” en el tema de la seguridad nacional, y restó importancia a estos temores. “Eso está en la ley actual. Son partes de las funciones actuales de la Policía tener un cuerpo de inteligencia para prevenir el delito, sino cómo lo vas a prevenir”, dijo.

El diputado Castro se mostró en lo general a favor de una ley que “moderniza”, según su criterio a la Policía, que “fortalece su sistema de pensiones” e incorpora el modelo preventivo y comunitario de la institución.

El período indefinido de Granera

Ortega abre la posibilidad de una prórroga indefinida al período de Granera, quien continúa actualmente en el cargo mediante un decreto presidencial desde septiembre de 2011, pese a los señalamientos de constitucionalistas que advirtieron que esto constituía una violación al período de cinco años establecido en la Constitución.

Además del caso de Granera, el mandatario podrá decidir sobre la continuidad de los actuales subdirectores y el inspector general (artículo 49) y la directora a su vez sobre el resto de oficiales que completen los 40 años de carrera policial (artículo 39).

Castro justificó la  prórroga de los altos mandos. “Vos tenés subdirectores que son menores que yo y ya debería por el período salir jubilados y creo que todavía pueden aportar mucho más al país, con su experiencia y conocimiento. ¿Por qué no, por qué obligarlos a retirarse?”, explicó.

La obediencia a Ortega

La obediencia al mandatario queda claramente establecida en la propuesta de Ortega. La nueva ley dice que si los subdirectores desacatan una orden de Granera pueden ser destituidos (artículo diez, numeral siete) e igual puede ocurrirle lo mismo a ella si desacata una orden de Ortega (inciso seis, del mismo artículo).

 “En la Ley 228 o Ley Orgánica de la Policía Nacional, que se reformaría con esta iniciativa, el numeral 1 del artículo 89 establecía como causal de destitución la “insubordinación” del Director General de la Policía al Presidente; sin embargo, ni en su reglamento ni en otro decreto se definen cuáles serían los actos de insubordinación. Este proyecto de reforma afina y cierra más la legislación en ese aspecto y deja como acto de insubordinación cualquier desacato o desobediencia a las órdenes presidenciales, por lo tanto, se fundamentaría un despido”, dice Orozco.

Relación directa con el Presidente

¿Qué gana la Policía entonces? Orozco dice que la institución logra más autonomía, al separarse completamente del Ministerio de Gobernación, debilitado por Ortega desde 2007.

 “(El Presidente) aprovecharía esta ´disposición´ de la Policía para garantizar mayor cuota de fidelidad institucional. Es un trueque, mientras Ortega da a la Policía lo que ella quiere, demanda de la institución lo que él quiere y, por ende, los dos salen ganando. El perdedor en este caso es el profesionalismo institucional que, a partir de ahora, debe mayores cuotas de fidelidad político-partidaria más que nunca. Si había un reducto de profesionalismo, los jefes de la Policía Nacional lo acaban de vender con estas reformas”, dijo Orozco.

Cuadra opina que el proceso de reforma inicial es parte del proceso que comenzó a finales del año pasado, que buscaba legalizar una serie de acciones realizadas por Ortega y que tuvieron su etapa cumbre con la aprobación de las reformas a la Constitución.

“Una vez reformada la Constitución y luego de los años que tenía en vigencia la ley 228, era necesario actualizar el marco jurídico de actuación de la Policía y establecer una correspondencia con la carta magna. Lo que se presentó a la Asamblea fue una iniciativa para una nueva ley, en realidad no es una propuesta de reforma a la ley 228. Eso significa que los cambios son importantes y en casi todos los aspectos de la vida institucional”, dijo Cuadra.

La especialista consideró que lo más sano sería en un régimen democrático que el Ministerio de Gobernación permita una disminución de la discrecionalidad y un mejor control sobre las fuerzas policiales. Advirtió que la posibilidad de prórroga en el mandato de la directora y subdirectores incrementa el riesgo de establecer “relaciones personales” e impide la promoción de oficiales a los cargos superiores y el relevo generacional.

ISSDHU más recaudatorio

El ex director del Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano (ISSDHU), Manuel Israel Ruiz, explicó que se aumentará del cuatro al ocho por ciento el aporte de los policías y miembros del sistema especial.

“El trabajador que ahorita paga el cuatro por ciento pagaría el ocho por ciento, el doble,  y los empleadores también se les va incrementar tres puntos (…) Tiene ventajas de que las pensiones en el ISSDHU son mayores y desventajas por qué te van a cobrar. ¿Qué es preferible? Que me suban un poquito, pero que no se me vaya a reducir mi pensión de futuro”, dijo Ruiz.

Comentarios

5
ELIZABETH

Es una lastima como se destapan los y las hipocritas q en tiempos de los Gob. proUSA se llenaban la boca en total admiracion al EJERCITO y POLICIA POR ESTAR SUBORDINADOS AL O A LA PRESIDENTE DE TURNO. Pero cuando dicho presidente es Daniel Ortega ahi esta mal la cosa cuando a ley y conciencia deberia de ser todo lo contrario. Por lo tanto q intereses esconden estos q saltan a la palestra en total confrontacion y escribiendo solo babosadas para a gradar a sus patrones y seguir recibiendo el producto q le dan por sus acciones tan nefastas y antinacionalistas. Por otro lado voy a ver adonde el editor de turno deja mi libertad de expresion ya q tanto se rasgan las vestiduras en defensa de la libertad de expresion q en ningun momento el gobierno sandinista se las a amenazado ni muchomenos quitado a nadie. En Nicaragua se abusa mucho de la libertad de expresion y traspasan dicha libertad al injuriar y calumniear.

4
Carlos Eduardo

Es una lástima como se degradó la Comisionada Granera. No tiene la más mínima verguenza de como se sometió a la dictadura orteguista. A partir de ahora será una Policía militar bajo los dictados de Ortega. Maldito País. La estabilidad democrática es respetar la institucionalidad y los diferentes poderes, que no hace Ortega, más bien se ha eregido como dictador vitalacio de esta pobre Nicaragua. Necesitamos líderes verdaderos y comprometidos con el pueblo que conduzcan al puebo a protestas efectivas contra la dictadura. El pueblo tiene que despertar.

3
Roberto

Y quien va a decidir cuando la "estabilidad democrática" estè bajo amenaza? No hay que ser analista político ni especialista en defensa nacional para deducir que va a ser el mismo Ortega. Lo que podría traducirse como amenaza si criticas lo que èl estè decidiendo o haciendo en el país. Algo así como si protestas con una gran marcha estàs amenazando la estabilidad democrática, si haces un paro, si protestas por tus derechos violados, si no vas a votar, si haces una huelga de hambre donde solo vos corres el riesgo de morirte.....uhhy, si tiene tantas interpretaciones que es difícil no poner la estabilidad democrática bajo amenaza . Cuidado pues pasas frente a una delegación de policía y no te persignas.

2
Francisco Pérez

El mejor espejo de Nicaragua en los últimos 4 años ha sido Venezuela. El presidente Ortega ha comprado el país entero con los fondos ALBA porque sabía que con la enfermedad y muerte de Chavez, dicha ayuda iba a desaparecer, tal como en realidad ocurrió. Con el vacío dejado por Chávez torpemente ocupado por un inepto como Maduro, carestías, abusos, polarización y escasez incluidas, el pueblo se ha levantado y la explosión social parece inminente; es probable que Maduro y el chavismo desaparezcan si los países cortan la ayuda. Cuando la policía y el ejercito pierden sus ventajas económicas también desaparece la lealtad y ese es el peor temor de Maduro. Ortega lo sabe y por eso se está curando en salud. Venezuela ha sido su espejo

1
Carla Chamorro

Los Nicas parecen no comprender que la liberacion de Nicaragua (incluida Latinoamerica) se esta librando en Venezuela y que en cuanto caiga Maduro y el Chavismo Nicaragua sera libre y saben que? Esta pasando en estos momentos, viene pronto y es imparable! Bien pueden ignorar todas las payasadas que Ortega y los suyos esten haciendo,da lo mismo. Son todos gente que no sabe como crear un solo peso sino es robandoselo y lo que ya robaron ya se lo gastaron sino vean el mal gusto en casotas y carrotes. Sin los petrodolares que roban, estan fritos.

Notas relacionadas

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor