Confidencial » Nación » Leer artículo

Comicios regionales este domingo

FSLN busca gobernar solo en Caribe

Brooklyn Rivera, dirigente de Yatama, asegura que la única manera que sandinismo logre 27 concejales en el norte y 30 en el sur es con fraude

Octavio Enríquez y EFE | 2/3/2014
@cabistan

La Costa Caribe de Nicaragua vota este domingo a los funcionarios que integrarán el Consejo Regional Autónomo del norte y sur en unos comicios, los séptimos desde 1990, que han sido antecedidos por el desencanto ciudadano, la falta de confianza en el poder electoral y las tensiones de los partidos políticos en contienda.

De acuerdo con la Ley de Autonomía, cada cuatro años los caribeños tienen la oportunidad de escoger a sus autoridades políticas en elecciones separadas de las presidenciales, con posibilidad de incidencia en temas como la defensa de los pueblos indígenas y la administración de los recursos naturales.

Un total de 301,652 nicaragüenses fueron convocados para elegir a 45 consejeros por cada región (90 por todo), en unos comicios en que el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) proclama que ganará mayoría con 27 concejales en el norte y 30 en el sur según Brooklyn Rivera, dirigente del partido indígena Yatama (“hijos de la madre tierra” en lengua miskita).

Aliados en el Parlamento de Nicaragua con el FSLN, Yatama disputa al partido de gobierno lo que luce como su principal carta para sostener el acuerdo político: el poder territorial. “Yo no veo como (gane esos concejales), a menos que cometa el fraude.  Aquí hay temor que como ellos (sandinistas) controlan todo trate de imponer irregularidades, con artimañas y elementos de presión pueden salir con resultados fabricados”, acusa Rivera.

Los protagonistas de los comicios

Los comicios tienen tres grandes protagonistas. El FSLN, que tiene 23 concejales en el norte y 20 en el sur, y dice que ampliará su poder. El partido indígena de Rivera, que cuenta con 16 concejales en el atlántico norte y cinco en el sur, y el tercero es el opositor Partido Liberal Independiente (PLI) que busca insertarse en el electorado costeño ante un Partido Liberal Constitucionalista cada vez más disminuido.

Junto a estas opciones políticas, el CSE informó de la participación del partido Unidad Costeña PAMUC, y otros cuatro pequeños colectivos. El abstencionismo, que es una realidad después de 1998, es de lectura obligada en los resultados.

Según Rivera, la mayoría de partidos excepto Yatama se encuentran debilitados, hay escasa presencia de fiscales, recursos económicos, lo que favorece al partido de gobierno. El ambiente este sábado fue de relativa calma, con tímidos llamados a votar en una región que en los pasados comicios de 2010 tuvo un índice de participación del 40.54%.  Ninguna firma encuestadora difundió algún sondeo sobre la intención de voto de estos comicios que, de acuerdo al presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, "ha transcurrido con orden y civismo".

La Policía Nacional tiene desplegados en la región a 1.500 agentes, incluidas tropas antidisturbios, un trabajo que el Consejo Nacional de Universidades (CNU) avaló como “profesional” en su primer informe electoral el sábado.

El presidente del CNU, Telémaco Talavera, quien funge también como asesor en temas agropecuarios del Presidente Daniel Ortega, hizo un llamado a votar.

Tensión con fiscales

Soraya Acevedo, jefa de campaña del PLI en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), reportó tensiones en la acreditación de los fiscales de ese partido en los centros de votación previstos a constituirse este domingo a las seis de la mañana, un proceso sobre el que el CNU no emitió opinión.

 “No les dan credencial, les están dando unos documentitos como una colilla, y no reconocen a algunos miembros”, declaró Acevedo, mientras el organismo se limitó a decir que ya están acreditados 7, 000 fiscales para 1, 092 Juntas Receptoras de Votos, 22 fiscales nacionales y 44 regionales de los partidos en contienda.

Según Acevedo, el PLI aspira ganar al menos a 15 concejales, uno por circunscripción en cada región del caribe, donde destaca que son el único partido que no lleva candidatos a la reelección. 23 de un total de 90 aspiran a continuar en sus cargos.

La autonomía lesionada

Aunque en teoría esta elección significaría una consolidación de la autonomía, semanas atrás expertos consultados por Confidencial expresaron que en realidad esta se encuentra controlada por el pacifico mientras los datos arrojan que 12 de las 25 municipios más pobres del país están en el caribe.

“A veces a los que se eligen no deciden. Ese es el otro tema. Vos tenés desde 1990 a la fecha delegados de la Presidencia o una Secretaría de desarrollo de la Costa Caribe que son los enlaces con el poder central en Managua. Que están por encima de los gobiernos regionales electos en cuanto a capacidad de resolver, en cuanta capacidad de interlocución, en cuanto a recursos económicos y en cuanto a toma de decisiones. Tenés una autonomía intervenida y congelada en parte. Aunque se ha avanzado en la conciencia y sensibilización de los gobiernos territoriales indígenas, derechos de los pueblos costeños, en que ahora hay universidades, pero persiste el aislamiento, la falta de carreteras, el conflicto por el tema de los recursos naturales. Tiene que ver con un conflicto histórico en la configuración del Estado: en el pacífico no hay conciencia multiétnica real”, dijo Mauricio Zúñiga, director ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia (IPADE).

___________________________________

Tensión entre pobladores

El profesor Abelino Cox, habitante de Bilwi, dijo que en la Costa Caribe se percibe tensión por la competencia del FSLN y Yatama. “Algunas personas no se sienten muy felices con estas elecciones, yo pienso que  hasta puede haber abstención. Hay personas que no están de acuerdo con Yatama, pero tampoco van a dar votos al FSLN, se consideran muy Yatama. En los litorales, muchos que se consideraban muy Yatama ahora hay un cambio. Hay temor (del partido indígena) que el FSLN cumpla con lo que ha venido hablando de quedarse con 27 ó 28 concejales”, dijo Cox.

Según él, el partido de Brooklyn Rivera le hace ver a la población para convencerla que “si no votan a Yatama dejan de ser miskitos”. Por otro lado, de concretarse la victoria del FSLN, esta sería la última etapa de la “colonización” que han realizado de los poderes institucionales del país, tal como ocurrió con las alcaldías. 

 

 

 

Notas relacionadas

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor