Confidencial » Política » Leer artículo

Desencanto por pobreza y desprestigio de clase política

Apatía domina elecciones del Caribe

Participación ha disminuido considerablemente desde 1990. Políticos indolentes ante preocupaciones de caribeños

Octavio Enríquez | 23/2/2014
@cabistan

En el edificio de concreto de la iglesia bautista que se levanta en Bilwi, en el Caribe norte nicaragüense, de política no hablan con frecuencia quienes visitan al reverendo Leonard Coulson, y tampoco la audiencia que escucha los dos programas de radio que conduce el religioso. La carestía de la vida y la mala situación del transporte público a Managua predominan en este momento sobre las elecciones regionales del dos de marzo.

El desencanto y la falta de confianza en los políticos están ganando el pulso de la batalla electoral dirigido por un Consejo Supremo Electoral (CSE) que suele apartar el rostro cuando lo critican, después de denuncias por fraudes electorales desde  2008, pero que esta vez hizo un llamado desde el 12 de febrero para que los partidos políticos motiven a las 301,652 personas inscritas en el padrón para que elijan a sus consejeros regionales: 45 por la región del norte y 45 por la sur.

“La gente está harta de la corrupción y ya no confían en nadie”, dice Coulson, que cita dos conceptos para describir al político tradicional de la región de donde es originario: desviación de fondos y proyectos sociales que nunca se cumplen.

Las estadísticas oficiales del CSE revelan que cuatro de cada diez ciudadanos costeños salieron a votar en 2010, un número que ha venido a la baja. La participación ciudadana tuvo su máximo puntaje cuando los comicios del Caribe coincidieron con las elecciones nacionales en 1990 y desde entonces ha venido en picada hasta totalizar 40.54 de participación hace cuatro años.

La región más extensa y pobre

Quizás la explicación a este descenso se pueda descubrir con recorrer la Costa Caribe. Estas regiones son las más vastas del país con casi el 50% del territorio nacional, pero tienen también el mayor número de comunidades abatidas por la pobreza.  Según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), 12 de los 25 municipios más pobres de Nicaragua se encuentran tanto en el Caribe sur como en el norte.

Mauricio Zúñiga, director ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia (IPADE), un organismo que ha hecho estudios a nivel regional sobre la agenda de las localidades costeñas,  reconoce el esfuerzo que el gobierno de Daniel Ortega ha hecho en la titulación de 15 de 23 territorios indígenas, pero reconoció que algunas de estas propiedades se encuentran invadidas por colonos. “Este es un avance importantísimo, pero eso no puede dejar a un lado que estos son los territorios adonde menos inversión existe del Presupuesto General de la República. Por eso ves que no hay carreteras, o están en pésimas condiciones; no hay puentes, o los puentes son  precarios y se caen en invierno. Que hay baja cobertura de energía, agua y  hay poca presencia institucional y el hecho que el gobierno haya mandado una comisión gubernamental revela la preocupación sobre temas como la inseguridad, el narcotráfico, un riesgo para la juventud y el futuro de las regiones. Estos son los temas que requieren respuesta y que al no responderse se traducen en una apatía para la ciudadanía”, dijo Zúñiga.

El especialista electoral explica que un tema pendiente es que la autonomía regional puede dar un paso efectivo hacia su cumplimiento  en la administración adecuada de los recursos naturales (mineros, forestales y pesqueros) y que ayudarían a la población, pero hay un gran obstáculo que ha sobrevivido al tiempo y a los gobiernos de turno.

La autonomía inexistente

“A veces a los que se eligen no deciden. Ese es el otro tema. Vos tenés desde 1990 a la fecha delegados de la Presidencia o una Secretaría de desarrollo de la Costa Caribe que son los enlaces con el poder central en Managua. Que están por encima de los gobiernos regionales electos en cuanto a capacidad de resolver, en cuanta capacidad de interlocución, en cuanto a recursos económicos y en cuanto a toma de decisiones. Tenés una autonomía intervenida y congelada en parte. Aunque se ha avanzado en la conciencia y sensibilización de los gobiernos territoriales indígenas, derechos de los pueblos costeños, en que ahora hay universidades, pero persiste el aislamiento, la falta de carreteras, el conflicto por el tema de los recursos naturales. Tiene que ver con un conflicto histórico en la configuración del Estado: en el pacífico no hay conciencia multiétnica real”, añadió Zúñiga.

 

El padrón de la Costa Caribe

Las autoridades del CSE dicen que los problemas del padrón electoral han sido superados y que también son mínimos los ciudadanos que no tienen cédula. Según el magistrado Roberto Rivas, la cantidad de personas listas para votar son 301 mil 652, de los cuales 287 mil 667 tienen cédula y 13, 985 tienen documento supletorio.

Sin embargo, un informe del Instituto para el Desarrollo denominado Auditoría de dos vías Padrón Electoral de 2012, el 21.4% de los habitantes de la Costa Caribe no tienen cédulas.

El instituto independiente indica que el 59.6 % de habitantes de la Costa Caribe se encuentran confirmados en el padrón, mientras un alto 40.4% no lo está. El 20.5% se ha mudado de los sitios donde estaban registrados,  el 5.1% del padrón está lleno con fallecidos y el 11.4% nunca han vivido donde aparecen como registrados.

“Sin duda alguna hubo una mejora marginal en términos de exactitud para los estudios del 2012 y 2013 en la región de la Costa Caribe. Pero el padrón final nacional fue significativamente menos exacto (62.9% de casos confirmados) que el padrón preliminar para la mayor parte del país (68.3% de exactitud). De nuevo el problema más serio en esa región del país tiene que ver con las direcciones incorrectas”, afirma el estudio cuyos autores son el doctor Neil Nevitte y el ingeniero José Cruz P.

Comentarios

2
El buen Pescador

Aunque cambies el CSE, conformando en una institución, pero los funcionarios siempre serán del partido oficialista.

1
Leonel A. Marin Mc Ewan

Urge un Instituto electoral. Los magistrados de facto del CSE; no son dignos de confianza, la mayoria son corruptos. La apatia de los costeños (RAAN y RASS) es debido a la falta de credibilidad del CSE. Por ejemplo, en Bilwi el F$LN hace mala jugada al PLI. Se deberia crear un fondo contra la pobreza a base de la reduccion de megasalarios y megapensiones vitallicias. A la mayoria de los politiqueros en Nicaragua solo les interesa su lucro personal; mientras los pobres se debaten en la extrema pobreza. Necesitamos Unidad Nacional como la que formo el Dr. PJCH, Heroe y Martir de las libertades publicas como UDEL y la UNO en el año 1990. Daniel Ortega desgobierna por decretos y [email protected] sus paniaguados se han enriquecido en la sombra del poder.

Notas relacionadas

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor