Confidencial » Opinión » Leer artículo

Dos preguntas

Ahora nos dicen que el despido de más de 2 mil empleados del Ministerio de Salud es algo humanitario y hasta amoroso, porque les pagarán por irse voluntariamente (ojo, no nos dicen que pasará con quienes se nieguen a hacerlo)

Alfonso Malespín | 7/2/2014

A ver si alguien me explica lo siguiente:

1.- Antes era bueno evitar que hubiera una misma persona o grupito de personas controlando todos los poderes del país. Por eso hubo un periodo convulso que contabilizó más de 100 mil personas muertas, por lo menos 22 mil desaparecidos y más de un millón desplazadas. Ahora es bueno que haya una sola persona o grupito de personas controlando casi todos los poderes y nos dicen que eso es bueno. Que es más democrático y que nos va a permitir vivir bonito y bien, y que el país se va a desarrollar más y mejor.

2.- Antes era inhumano mandar al despido a miles de trabajadores del estado. Neoliberalismo le decían. Y era cierto. Soldados y servidores públicos engrosaron las filas del desempleo. Aparecieron por montones los vendedores en los semáforos con sus cajitas de cigarros, caramelos y demás. Ahora nos dicen que el despido de más de 2 mil empleados del Ministerio de Salud es algo humanitario y hasta amoroso, porque les pagarán por irse voluntariamente (ojo, no nos dicen que pasará con quienes se nieguen a hacerlo), ya que ahora no tienen las condiciones físicas, mentales ni técnicas para atender bien al pueblo. No se dice nada de lo que está pasando en otros ministerios, donde también están invitando a todo el staff veterano a irse... si no, les afectará la entrada en vigencia de la reforma del régimen de seguridad social (perderían el 27% de lo que obtendrian con el anterior régimen de seguridad social). Ah, juventud sandinista, divino tesoro!

Comentarios

1
Mario Martin

Doble moral, doble rasero. pero sabés que?, este pueblo no es diferente, aceptan esa nueva escala de valores, este pueblo es así, de vividor, interesado, caudillista, yo no doy un centavo por las dizque grandes mayorías de este pueblo, que son caudillistas, vividores, politiqueros, interesados, etc. Sin embargo, hay unas minorías que aún creen en principios de igualdad, en los derechos básicos de los hombres y mujeres. Y esos son más bien ridiculizados, reprimidos, si pensas es malo, si te haces preguntas, es malo. sos peligroso para el sistema.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor