Confidencial » Política » Leer artículo

PLI dice que dictamen fue firmado "en los pasillos" de la AN

FSLN dictaminó solo reforma militar

Diputados de Ortega: Ejército urgió dictamen. Reforma abre posibilidad de reelección de Avilés

Octavio Enríquez | 21/1/2014
@cabistan

El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) dictaminó  a solas las reformas al código militar un día antes de que el Legislativo saliera de vacaciones de navidad, el pasado 13 de diciembre. La primera secretaria de la Asamblea Nacional (AN), la sandinista Alba Palacios, confirmó que recibieron el dictamen el último día de trabajo del año pasado. El documento fue enviado por la Comisión de Paz, Defensa y Gobernación, que estaba integrada entonces por nueve diputados sandinistas y cuatro liberales independientes.

“El proceso se llevó conforme a las leyes, si ellos (la oposición) se habían ido de vacaciones corriendo, si ni siquiera el viernes estaban aquí, o no pudieron ser localizados desconozco la situación”, dijo Palacios.

Según la propuesta del Ejecutivo de Daniel Ortega, las reformas al código militar permitirán la reelección del jefe de la institución militar, el general de Ejército Julio César Avilés, y aumentarán hasta 40 años el tiempo de servicio en la institución, el que actualmente es  de 35.

Nunca hubo reunión para aprobarlo

Wilber López, jefe de la bancada del Partido Liberal Independiente (PLI), dijo que en el dictamen no quedó estampada ninguna firma de los miembros de su bancada que participan en la comisión, porque nunca hubo una reunión para la aprobación del documento el que además era desconocido para los opositores.

López sostuvo que fue firmado por el FSLN “en los pasillos” de la Asamblea. “Nunca existió la reunión tal, como establece la ley para firmarlo. El Frente Sandinista presentó un dictamen que no es lo más correcto”, cuestionó López.

El legislador explicó que el oficialismo argumentó que tenían una solicitud del Ejército de Nicaragua para que se emitiera el dictamen con prontitud.  El general de Ejército, Julio César Avilés, el jefe nacional de la institución, dijo en diciembre que es un soldado de la patria con lo que mostró su disposición a la reelección.

Días después el jefe militar retiró a su número dos, el mayor general Oscar Balladares, quien sería su relevo del primero al vencerse su período 2010-2015, lo que fue interpretado por analistas locales como una ruptura con la sucesión del Ejército que, desde hace veinte años, indicaba que el jefe del Estado Mayor sería el Jefe del Ejército en el mandato siguiente.

Las prioridades del FSLN

La aprobación sorpresiva del dictamen del código militar se conoció este martes en el Parlamento, minutos después que se reunieron los miembros de la junta directiva. La diputada liberal independiente María Eugenia Sequeira, segunda vicepresidente de la AN,  enumeró cuáles son las prioridades legislativas para este año.

Dominadas por los intereses del FSLN, que tiene mayoría parlamentaria, además del código militar, se ratificarán en segunda legislatura las reformas constitucionales que permitirán la reelección indefinida de Daniel Ortega y se eligirán los funcionarios cuyos cargos han vencido en el Estado tanto en el poder electoral como judicial, Contraloría y la Procuraduría de Derechos Humanos.

El jefe de bancada del FSLN, Edwin Castro, anunció en días recientes que sería en febrero cuando aprobarían las reformas constitucionales. En marzo se espera, tras los comicios del caribe, que se dé la elección de los funcionarios.

“Tenemos tentativamente hasta el 27 de marzo lo de los funcionarios o el 26 de junio. La lista de funcionarios a los que se les ha vencido su cargo ha venido creciendo”, explicó López cuando fue consultado por los periodistas.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor