Confidencial » Política » Leer artículo

Grados militares ni profesionalismo determinarán a próximos jefes

Debate nacional por entrega del Ejército

Comandancia dice que hicieron homenaje y dieron un machete con frase de Sandino a Balladares

Octavio Enríquez | 23/12/2013
@cabistan

“Los caudillismos, corrupción y conveniencias de intereses serán más comunes a lo interno del Ejército”, advirtió este lunes el consultor en asuntos de seguridad y defensa, Yassir Chavarría, explicando las consecuencias institucionales que tendrá la caída del número dos de las fuerzas armadas nicaragüenses.

La Comandancia informó el viernes pasado de la salida del mayor general Oscar Balladares,  hasta entonces el Jefe del Estado Mayor General, quien fue retirado sorpresivamente de las filas castrenses y luego fue nombrado por el presidente Daniel Ortega como su asesor en infraestructura.

La decisión del general de Ejército, Julio Cesar Avilés, de mandar a retiro a Balladares rompe con la línea de sucesión que la institución instauró como una tradición no escrita desde hace 20 años: el Jefe del Estado Mayor pasaría a ocupar el máximo cargo tras el retiro del comandante en Jefe después que se venciera su periodo de cinco años.  

Para Chavarría se trata de un proceso vertiginoso en la vida institucional del Ejército en que el marco jurídico  se ha acomodado de manera conveniente y ambigua.

La salida de Balladares ocurre a las puertas de la reforma al código militar que elimina la prohibición de la reelección de Avilés, nombrado para el periodo 2010-2015.  

“Con las reformas constitucionales y del código militar las piezas podrán ser movidas deliberadamente por el Presidente y el Comandante en jefe. Y siendo una entidad jerárquica y obediente, los "premiados" serán aquellos que desarrollen sus funciones apegadas a directrices no necesariamente legales y legítimas”, dijo Chavarría.

Sobre la posibiidad de su reelección, Avilés se habia pronunciado. Dijo a finales de noviembre que era un soldado de la patria dispuesto a servir donde esta lo necesitara.

Un debate nacional

Los cambios en la cúpula militar provocaron un debate a nivel nacional de distintos sectores que ven con preocupación lo que consideran un acto de rendición a la voluntad del Ejecutivo. Roberto Cajina y Roberto Orozco, expertos en seguridad, participaron en el programa Esta Semana.

Cajina dijo que la rendición actual de los militares era similar a la de la Guardia con Somoza.

Balladares, a sus 52 años, es uno de los oficiales de más trayectoria en la institución. Es licenciado en ciencias de la educación, administrador de empresas y abogado y uno de los tropistas que llegó a la Comandancia.

Era conocido en la guerrilla como “Tomasito”, cuando formó parte de la columna del Frente Norte que operaba bajo el mando de Germán Pomares, alias El Danto. En los ochenta tuvo a cargo a las tropas especiales, de acuerdo con quienes compartieron con él vivencias en el Ejército.

La oficina de Relaciones Públicas anunció que el sustituto de Balladares será el general Oscar Mojica Obregón, actual jefe del Instituto de Prevision Social Militar, el poderoso brazo financiero de la institucion.

 “Que sea el General Mojica hoy por hoy es irrelevante. Porque ahora ¿cómo vas a considerar quién será el próximo Comandante en jefe si la jefatura del Estado Mayor no es determinante y tampoco los Grados militares (Mayor General por ejemplo)? Los análisis alrededor del nombramiento de Mojica ya no requieren un entendimiento técnico, sino político. Y es allí donde el Presidente con la venia del alto mando han llevado a un Ejército que había logrado un respetable nivel de institucionalidad”, sostuvo.

Al momento de su retiro, el Ejército dijo que reconocieron la trayectoria de Balladares, que le otorgaron  la medalla “Soldado de la Patria” por su destacada entrega y se le hizo entrega del “machete utilizado por los miembros del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, que contiene una de las frases llenas de dignidad y patriotismo del General Augusto C. Sandino “Mientras Nicaragua tenga hijos que la amen, Nicaragua será libre”.

Comentarios

5
Elizabeth

FELIZ NAVIDAD Y UN PROSPERO A~O NUEVO!

4
alberto hernandez

Por eso Nicaragua esta presa en sus atrosidades porque no tiene hijos que la amen ni la respeten. Pobre de Sandino, si estuviese vivo comenzaba a erradicar a todos los seguidores del FSLN porque el delincuente mayor sobrevive gracias al apoyo de todos los solapadores que se las dan de Revolucionarios y a lo mas que pueden llegar son a turbas o generales robagallinas... Pero ahora con todos esos mandos y billetes sucios y mal conseguidos lo que estan preparando es la vida eterna en las calderas del infierno... Solo creen en ellos mismos y ven para su propio ombligo, cuando Nicaragua sea un desague hediondo no habra vuelta atras desgraciados todos los ignorantes que por ignorantes no dejaran de pagar sus cuentas...

3
Rafael Herrera-Romero

****"Balladares, a sus 52 años, es uno de los oficiales de más trayectoria en la institución. Es licenciado en ciencias de la educación, administrador de empresas y abogado"*****
Comentario:
Esto no se lo traga nadie. ¿Me estan diciendo que este Balladares se ha pasado por lo menos 16 años en la universidad? Y no solo eso, según su curriculum vitae, tiene estudios militares en Cuba y España. Esto es mentira hombre. Quizás honoris causa, es decir nada. Y si es cierto, entonces es aprendiz de todo y oficial de nada (He is jack of all trades and master of none en inglés).

2
Poncho

Pero si ahora no tienen nada de relevancia estos generales de pacotilla, no inspiran ningun respeto, pues son unos grandes serviles y reptiles que de plano corrompieron nuevameante esta institucion, hagan un resumen y miren cuando el ejercito acciona en contra de campesinos, propietarios y miren como tratan a los que se dicen armados, no los capturan, los matan para que no hablen y asi decir que murieron en combate. El ejercito esta corrompido desde hace rato.

1
Carlos Jose Martinez M.

La militancia vieja del FSLN desconoce quién es el general de brigada Óscar Salvador Mojica Obregón, o bien, prefieren no referirse al nuevo segundo jefe del Ejército.

Notas relacionadas

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor