Confidencial » Política » Leer artículo

Ortega refuerza 'relación directa' con mando del Ejército

Reforma allana reelección militar

Asignan estrategias de defensa, control de comunicaciones y hasta fabricación de armamento en nuevo código. En riesgo largo proceso de profesionalización y control civil democrático sobre las Fuerzas Armadas

Octavio Enríquez | 26/11/2013
@cabistan

Las modificaciones al Código Militar borraron la prohibición de la reelección del comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, establecida en el artículo ocho, con lo que se abre la posibilidad a que el presidente Daniel Ortega decida la continuidad en el cargo del alto mando militar.

Los cambios, que fueron objeto de análisis del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Publicas (IEEPP), plantean la oficialización de la relación entre la comandancia y el Ejecutivo en la persona de Ortega, quien además de decidir la continuidad del jefe máximo militar, podría prolongar  si lo quiere la carrera militar  de los oficiales que alcancen las cuatro décadas de servicio.

“Nosotros vemos que aquí (en la propuesta de código militar y las reformas constitucionales)  en el fondo lo que hay es que se le está otorgando al Ejército un grado bastante alto de autonomía y de discrecionalidad para manejar sus asuntos internos”, explica Elvira Cuadra, actual coordinadora del Programa de Seguridad Democrática del IEEPP que, al ver la posibilidad de la reelección militar, se pregunta que pasará con los oficiales en línea de mando.

Cuadra explica que la institución militar se ha colocado en “un filo peligroso” y lamenta que los nicaragüenses puedan perder a una institución que tiene 18 años desde que se declaró independiente de un partido político.

Para la especialista, el Ejecutivo le devuelve a los militares el protagonismo al que ellos mismos habían renunciado cuando buscaron profesionalizarse y además le atribuye funciones específicas en detrimento de la autoridad reducida desde hace tiempo del Ministerio de Defensa (Midef).

Un poder con único interlocutor

La propuesta de Ortega entrega a los militares el control de las comunicaciones,  en lo que Cuadra advierte un interés coercitivo y de control, pero también le permitirá elaborar las políticas de defensa con Ortega como único interlocutor.

El numeral tres del articulo tres del nuevo Código Militar establece que el cuerpo castrense podrá “producir, conservar y manejar armamento”, lo que para Cuadra es difícil de interpretar porque la palabra producir equivale a fabricar armas.

Pero además, Ortega permite a militares activos que sean magistrados o ministros, así como se podrá reincorporar a las fuerzas armadas a militares que se encuentren en condición de retiro.

“Desafortunadamente  la opinión pública se ha quedado estancada en la crítica al tema de la participación de los militares en cargos civiles”, dice el ex secretario general del Midef, Félix Maradiaga (2004-2007), un tema que no es nuevo.

Según Maradiaga, en algún momento se planteó la participación de efectivos militares en cargos, pero limitándolo a tareas específicas y bajo el mando de la autoridad civil, una visión completamente distinta a la planteada por Ortega en su reforma.

Si hay alguna manera de definir la propuesta de modelo de Ortega, en función de su relación con las fuerzas armadas, quizás es la de ruptura de la visión gubernamental en comparación con las administraciones anteriores en el periodo 1990- 2006, cuando esos presidentes buscaron establecer la supremacía de lo civil a lo militar, aunque Maradiaga reconoce que faltó voluntad política para implementarlo.

 “En la práctica este modelo nunca se profundizó y por dos razones fundamentales: en primer lugar se reconocía que el Ejército de Nicaragua jugó un rol político en la transición y, al jugar un rol político, se le debía tratar como un actor político. Esa fue la lectura de la administración de Doña Violeta (Barrios), Arnoldo (Alemán), Don Enrique (Bolaños), lo que les permitió (a los militares) frenar alguna de las reformas (en el sector defensa)”, explica Maradiaga.

La segunda razón es que los militares argumentaron que no había civiles preparados para asumir la tarea de ejercer el control civil democrático y que, al intervenir en el ámbito militar, existía el riesgo que se hicieran uso de los aparatos de inteligencia para amedrentar a los adversarios, una justificación que Maradiaga califica de incompleta porque precisamente el control civil democrático ayuda a disminuir esos riesgos.

La reforma que nunca quisieron

 “Los militares se cuidaron mucho en las administraciones de los 16 años anteriores de no presentarse de manera abierta como opositores al modelo de control civil democrático, pero de alguna forma se apalancaron bastante en los legisladores sandinistas a la hora de querer impulsar reformas, y fueron dilatadas: la Ley de Defensa Nacional no se pasó, se habló del tema de las reformas Código Militar, pero tampoco hubo consenso político para hacerlo y el reglamento de la Ley 290 que planteaba el artículo 20 donde le daba funciones al Ministerio de Defensa básicamente fue papel mojado”,  recordó Maradiaga.

Los expertos coinciden en que la historia de Nicaragua demuestra que no es buena práctica tener ejércitos fuertes políticamente cuando se tienen sociedades débiles institucionalmente.  La explicación de porqué el Ejercito respalda las reformas planteadas por el Presidente no es muy difícil de encontrar si sigue el pasado de la institución armada.

El ex secretario de Defensa dice que existe un cálculo político dentro de la cúpula militar de que salen fortalecidos, lo que responde al concepto corporativo con el que operan, y luego hay una identificación mayoritaria con el gobierno sandinista  sin llegar aun al Estado-Partido-Ejército de la década de 1980.

“Los parlamentarios tienen un trabajo duro que hacer, tienen que revisar el detalle de todas estas propuestas, porque  si esto se aprueba tal como está, estaríamos caminando en un filo muy peligroso. Creo que perderíamos una de las instituciones más sólidas que ha tenido el país durante los últimos 20 años. Es un riesgo bien alto”, insistió Elvira Cuadra, del IEEPP.

"Se fortalecerá el Ejército"

El presidente de la comisión de defensa y gobernación de la Asamblea Nacional, el sandinista Filiberto Rodríguez, sostuvo que las reformas al código militar fortalecerán al Ejército de Nicaragua, pero se negó a comentar aspectos polémicos como la eliminación de la prohibición de la reelección militar.

“Más bien fortalece la institucionalidad. El Ejército es una de las instituciones más creíbles. Lo que está haciendo es ajustando aspectos que no se han venido ajustado a lo largo de diez años. Son leyes nuevas que hemos aprobado en la Asamblea que trastoca al Ejército y al Código Militar”, dijo Rodríguez.

Pero, cuando llegaron los cuestionamientos, el legislador dijo que no comentaría aspectos puntuales. El plenario de la Asamblea Nacional envió este martes la iniciativa de reforma a la comisión, dirigida por Rodríguez, que anunció que será hasta el primer trimestre de 2014 cuando iniciarán oficialmente su consulta.

Rodríguez explicó que la prioridad ahora mismo es la aprobación del dictamen de la nueva ley de tránsito que esperan tenerlo listo el próximo martes. Rodríguez tampoco comentó la asignación de la nueva función de proteger a empresas mixtas, entre las cuales estarían la petrolera Albanisa o la concesionaria del canal HKND de Wang Jing.

 

Las principales modificaciones

  1. En el código militar, se elimina la prohibición de la reelección del comandante en Jefe, establecida en el artículo ocho de la ley 181 (artículo 8).
  2. Ortega aumentó la cantidad de años de servicio de la carrera militar, la que será de 40 años, es decir cinco más que como estaba. Podría ser más si el presidente lo decide.
  3. A diferencia de ahora, no solo el comandante en Jefe prestará juramento de lealtad a la Constitución en la persona del Presidente. También lo hará el consejo militar (artículo 13).
  4. El presidente tiene facultad de nombrar militares activos en cargos públicos, argumentando interés nacional. (artículo 37)
  5. La posibilidad de reintegrar a militares en retiro  se hará por necesidad institucional (artículo 34 y 35)
  6. En cumplimiento de sus funciones, el Ejército puede producir armamento. (artículo tres)
  7. Los militares deben proteger objetivos económicos, que pueden ser empresas mixtas como Albanisa, la concesionaria del canal interoceánico HKND (numeral 11 del artículo dos).
  8. El Ejército dice que participara en la protección de sistemas de datos en coordinación con autoridades correspondientes, lo que está planteado en la reforma constitucional en el artículo 92.
  9. El Ejército tendrá a cargo las políticas de defensa de la soberanía, la que hará junto al mandatario.

Fuente: entrevista Elvira Cuadra, IEEPP.

Comentarios

6
Francisco Alejandro Palacios Membreño.

A quien concierne, Yo me encuentro en Elevada Disposicion Combativa ,Para ir a cumplir a donde sea y a la hora que sea si la PATRIA. Asi me lo demada, Gozo de muy buena salud y estoy completamente dispuesto a REINCORPORARME a las filas de nustro glorioso Ejercito Nacional de Nicaragua. Viva el Ejercito Nacional de Nicaragua...Viva Viva Viva. Atte, teniente de infanteria y tecnico penitenciario Francisco Alejandro Palacios Membreño.Cel numero 88677145. Espero repuesta positiva.

5
CUAL ES LA ALHARACA?

Cual es la alharaca q se tienen defendiendo una constitucion q fue hecha cual mas vil cortezana trastocando los intereses de la nacion y del pueblo, solo para agradar a quienes gobiernan en gringolandia y q antinacionalistas q la hicieron hicieran del Estado un botin ademas del desprecio a Nicaragua y al pueblo. SIIIIIIIIIIIIIIIIIIII a la reforma constitucional. Creen q uno es bruto o que? El desmedido amor y servilismo hacia los gringos se les sale hasta por los poros a estos dizq defemsores q solo defienden un remedo de Constitucion a la medida q le agradara a los gringos terroristas q dizq gobiernan en U$A

4
Leonel A. Marin Mc Ewan

Daniel Ortega se cree el dueño de Paisito. Ademas, cometio fraude electoral y viola flagrantemente la Carta Magna. Claro, que hay personas honestas y de buena reputacion que no sean miembros del F$LN. Ya la epoca de los gorilas militares pasaron a la Historia. Ortega, politiza las instituciones del Estado; y no es graduado de ninguna academia militar. Lo civil tiene que estar sobre lo militar. El ejercito es Nacional no orteguista.

3
pedro pais

no veo problema alguno que los militares produzcan sus propias armas eso es ahorro para el país, que en interés nacional como lo han hecho siempre ahora puedan ocupar responsabilidades administrativas, que presten juramento a la constitución, en fin aprobadas estas reformas

2

Elvira no es que tenga un trabajo duro los parlamentarios para escudriñar lo que quieren dar a entender las famosas r.c, es hablar claro y decir que asi como esta eso redactado no sirve y que al contrario es pervertir mas al ejercito en la corrupcion en la que ya se encuentra.
Su analisis es incierto, pues debe hacer el analisis y la contrapropuesta, como instituto no solo debe comentar sino dar las ideas correctas de lo que seria este punto.
Dejar claro, que asi como estan las cosas, todo apuntara a una guerra.

1
generalretirado

Es iluso pensar que en las actuales condiciones el Ejercito Nacional no tenga presencia en asuntos estrategicos y de interes nacional; la influencia del presidente es basica para garantizar la organizacion de los escalones de mando y ademas la posibilidad de ocupar cargos publicos, asi como reintegrar a militares en retiro; sino revisen el reglamento militar de los EEUU ustedes que son enamorados plenos de la politica yanqui; su "preocupacion" es que no puedan tener control "civil" en las decisiones militares y postergar el derecho que tenemos todos los militares de aspirar a regresar a la carrera militar o bien ocupar cargos publicos.

Notas relacionadas

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor