Confidencial » Política » Leer artículo

Inspector general pide 'pruebas' tras denuncia de periodista

Ejército desestima denuncias de espionaje

Militares se niegan a investigar acoso contra reportero de Confidencial y Esta Semana. “No investigamos espionaje político”, dice Zepeda

Octavio Enríquez | 13/11/2013
@cabistan

El Ejército de Nicaragua dijo este miércoles que no investigará las denuncias de espionaje que hicieron periodistas y la Iglesia Católica semanas atrás, cuando advirtieron públicamente que fueron víctimas de seguimientos  en los días en que realizaban cobertura a la presencia de armados en el norte del país.

El inspector general de las Fuerzas Armadas, el general de brigada Adolfo Zepeda, negó cualquier participación de oficiales del Ejército en los hechos denunciados, pero no aclaró entonces quién es el responsable de los actos de hostigamiento.

"Nosotros no hacemos ningún tipo de espionaje, el Ejército de Nicaragua está para la defensa de la soberanía nacional, protección e integridad del territorio nacional, trabajamos en el campo con los productores y ganadores, con los que trabajan en paz y tranquilidad", alegó Zepeda.

El general ofreció sus declaraciones en una conferencia de prensa en que informaron oficialmente el resultado de la investigación del accidente de aéreo ocurrido el veinte de junio que costó la vida de diez altos oficiales de la Fuerza Aérea.

El jefe militar restó validez a la denuncia realizada el 28 de octubre por el periodista  de Confidencial y Esta Semana, Ismael López, aunque también habían sido denunciados por  el diario La Prensa, el Obispo de Estelí Abelardo Mata, y el periodista estiliano Famuel Úbeda.

López  señaló en su momento que fue objeto de acoso de parte de dos agentes de la Dirección de Investigaciones para la Defensa (DID), la oficina de seguridad del Estado dentro de la estructura militar, los que buscaron acercamiento con él y su familia.

“Él (Ismael) dice que se le hizo espionaje político. Hombré que dé pruebas y que vaya a los tribunales a decir que le andan haciendo espionaje. Yo recibí la carta que me mandó Carlos Fernando Chamorro. Yo no investigo el espionaje político, hay tribunales que se encargan de eso.  (Ismael) no dijo nombres, no dio pruebas”, intentó desvirtuar Zepeda.

El jefe militar no mostró confianza en la denuncia  de López, e incluso en un momento de la entrevista dijo que no comentaría cosas que “no son ciertas o no estoy seguro”. “Soy un hombre serio”, acotó.

La primera reacción de López se conoció por las redes sociales. El periodista preguntó a Zepeda si acaso debía denunciar el caso ante la Policía, que ha sido incapaz de encontrar los siete vehículos robados en el caso de Ocupa Inss, o ante la inspectoría militar  dirigida por este general que minimizó su caso.

Defiende apoyo institucional a las reformas

En el plano político, el general se pronunció sobre el tema de las reformas constitucionales en que abogados han señalado que el Ejército abandonó su posición de “no deliberante”, establecida en la Constitución, al ofrecer su respaldo a la modificación que concentra más poder en Daniel Ortega.

“En Nicaragua todo mundo tiene derecho a opinar. Esa es la grandeza de los nicaragüenses. Ojalá que  todos los nicaragüenses sigamos expresando nuestros criterios para que el país se desarrolle, para que todos podamos decir que yo opino en mi país lo que yo quiero opinar y lo que considero pertinente”, adujo Zepeda.

Si son o no son deliberantes como Fuerzas Armadas, como señalaron los especialistas, agregó que si se encuentra vigente en la Constitución, “soy respetuoso y no me voy a pronunciar sobre lo que está ahí”.

“En lo personal a mí me gustaría casarme con Miss Universo”, dijo riéndose cuando se le preguntó si le gustaría ocupar un cargo como ministro o magistrado, tal como allana la propuesta al Ejecutivo de las reformas constitucionales.

El general Zepeda no se quiso pronunciar sobre  el control de las bases de datos establecidos en el artículo 92 de la propuesta del Ejecutivo, vinculado al tema de la defensa y seguridad del país.

Aunque defendió que todo país tiene derecho a proteger sus recursos, en relación al espectro radioeléctrico, agregó que no se pronunciaría en lo específico sobre las reformas que actualmente está en proceso de consultas en el Parlamento.

 

Ocupan casa de Fariñas

El inspector general  admitió en otro tema que tienen "en custodia" la casa del narcotraficante Henry Fariñas, cuyo caso aún no tiene sentencia firme porque está en apelación. Zepeda dijo que han remozado la vivienda, estimada en 250, 000 dólares, para evitar su deterioro. "“Ni soldado, nioficial, ni clase, ni ningún miembro del Ejército de Nicaragua se beneficia con ningún recurso del Estado de Nicaragua”,  defendió.

Comentarios

4
Pensante

Pide nombres y el periodista no lo da, desde alli le ganan la partida al periodista, pues este debio haber identificado plenamente a los militares, y por ello hasta cierto punto esto le da base para no investigar y aunque lo hagan los perseguidos o sea aquellos que dicen que los vigilan, pues hagan contraespionaje y grabenlos a ellos, estos periodistas parecen tontos y en pleno siglo 21 pierde credibilidad por su falta de olfato periodistico, como vas a hablar con uniformados y no saber sus verdaderos nombres, por favor, se mas serio en tus denuncias,

3
GUADALUPE OPORTA

era de esperarse esa respuesta, tienen muchas cosas importantes que hacer como para perder el tiempo con personas q acusan sin fundamento...

2
Alberto Martinez

Era de esperarse, estaba claro que el ejército iba negarse y decir que nadie de sus espías fueron a espiar al eficiente periodista de Confidencial, son unos degenerados. Solo me pregunto, como van a hacer todos estos funcionarios cuando se presenten ante el juicio de Dios? Que le van a responder? La verdad no me gustaría estar en sus zapatos.

1
Dr. A. Gore.


EL NUEVO PAPA CHEPE

El cinismo y el desprecio al Estado de Derecho es lo que caracteriza a la Neo-GN que defiende sus intereses otorgados por el Sicopata de El Carmen.

Daniel no es Nicaragua

Viva El Comandante El Flaco!

Florida, USA.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor