Confidencial » Política » Leer artículo

"La población civil está sufriendo"

Monseñor Carlos Enrique Herrera, Obispo de Jinotega, denuncia una ‘persecución’ por parte de las autoridades a civiles en el norte del país

Octavio Enríquez | 31/10/2013
@cabistan

El jerarca de la Iglesia Católica en Jinotega es un franciscano. Carlos Enrique Herrera, de 65 años, medita cada palabra. En esta región montañosa, al norte de Nicaragua, es donde han ocurrido los últimos enfrentamientos entre armados y el Ejército.

Usted siempre ha sido visto como un obispo de pocas palabras y contadas entrevistas, ¿por qué decide hablar ahora?

Primeramente (por) la situación que embarga a la Diócesis en la zona rural, que ha sido de mucha violencia. Se vive también mucha injusticia en el departamento. No se le da respuesta cuando en realidad ha habido en el pasado delincuentes que han quitado la vida a muchas personas y la Policía (no hace) nada.

Pero ahora que se percibe otra situación, se busca a unos que les llaman nuevos armados que han manifestado que su objetivo, su iniciativa de estar rearmado, es  por la forma en que se está gobernando. Esto ha traído un crecimiento de choques armados, donde la población civil es la que está sufriendo de un lado y otro.

¿Quién le informó a usted de la situación?

A través de los sacerdotes que son los que están de forma inmediata con la población. Me comunicaron de estos acontecimientos, pero han pasado varios. En julio, hubo un choque armado también, donde han sido perseguidos algunos civiles por eso, tensiones, atropellos y, de última hora, el ocho y nueve de octubre, que salió un civil muerto. Esto lo cuentan los familiares.

El muchacho iba a su trabajo a dejar comida y lo tomaron. Le dieron  un balazo en la pierna y después vivo lo masacraron. Eso no es una actitud de un Ejército que prometió en un tiempo defender al pueblo.

En su comunicado, usted pide que se haga oración para que el país no vuelva al pasado. ¿Cuál cree que son los errores que está cometiendo la autoridad?

Uno de los errores es como querer callar rápidamente esa voz que algunos reclaman los errores del gobierno. Ahí se les ha limitado la cedulación, los campesinos hoy para cosechar maíz, frijol, tienen un gran costo por fertilizante y ellos tienen que venderle a la gente que le va comprar allá, no pueden vender mejor. Todas estas situaciones van creando una inestabilidad.

Es ahí donde no se han puesto a analizar cómo poder resolver este problema. Más bien estamos aumentando. Como decía yo en el documento, violencia engendra violencia. El campesino que lo mirás un poco humilde, pero también es indio (ríe) y también se le sube la sangre.

¿Ha intentado hablar con el Ejército para decirle estas cosas?

La vez pasada hubo un encuentro en Tamalaque. Según ellos pidieron disculpas a la gente y también vino el jefe de la zona y dijo que sí que ellos (los armados) eran delincuentes y era un mandato de desarmar a estas personas.

Yo le dije que siempre hay que tener cuidado en caer en faltas a los derechos humanos, civiles,  y también cómo tratar de detener a esta gente, pero no una lucha, un combate, porque da un ambiente de guerra civil en ese lugar.

¿Usted lo percibe así?

Sí, porque si son grupos y armados. Ahí tendrán una tropa como de 100 militares. Se ve que es como una lucha armada. Si se sigue en esta forma no se va lograr terminar.

¿Cómo queda en esta situación la gente que nada tiene que ver con el conflicto?

Queda una incertidumbre, un temor, el joven puede escapar y, más bien, alinearse a los armados. No le queda de otra. En vez de tratar de dar solución al problema, se está aumentando con esta forma violenta

¿Cuál es su temor?

Que pueda ir escalando (…) Parece que no es solo en esta zona. Hay cierta persecución, igual la familia, como agarraron celulares y estas personas se comunicaban con otros, entonces los llaman, están hostigando.

¿Qué les dicen?

Les dicen que vengan a su parte (lugar), o a veces también como haciéndose pasar como que son de los otros. Es una actitud de confusión. Es una zozobra, inseguridad que se vive.

¿Cómo usted cree que el Ejecutivo ha actuado en este sentido?

Cuando uno actúa con violencia y quiere destruir lo contrario es porque hay un temor. (El Gobierno) no ha actuado con espíritu de llevar a construir la paz, no se está construyendo la paz de esta forma. (…) Va haber derramamiento de sangre si no se cambia la metodología del gobierno.

Usted también le hace un llamado a los armados y les recuerda que las armas no son el camino, ¿por qué les dijo esto?

Para que no se actúe de una manera, aunque uno tiene un derecho, debemos actuar con racionalización. Con una actitud de diálogo, promover un diálogo nacional. No sólo entrar así a la forma de contrarrestar una fuerza armada.

Comentarios

4
elhombredelamancha

La fantasia. La realidad
Fantasia Chicha: la dictadura siembra arboles dorados de lata en las avenidas principales de la capita. Que lindos. Que bella se ve la ciudad.
Esos son los arboles de la bonanza de la pareja gobernante y su larga
descendencia,

Realidad real realista blanco y negro: Los campesinos son perseguidos,
son asediados, son hostigados, son encarcelados, son torturados, son
muertos, mueren de hambre y mueren de tortura. Por quien? Por el
ejercito nacional. No, no es la guardia nacional, es el ejercito y la policia.
El ejercito y la policia? Por que los persiguen a los campesinos?
Pero quien ordena esa persecucion? Quien la ordena? Quien la ordena!!?
Pues, quien? Somoza? Somoza dejo este mundo hace ya muchos anos
y muy lejos de aqjui. Pero, quien ordena todo esa persecucion?
Pues, quien. El comandante en jefe. Pero, quien? El comandante en
jefe del ejercito es el mismo presidente. No entendemos? El mismo que
siembra lo arboles dorados de lata, los arboles de su bonanza?
Si, el mismo, es el conmandante en jefe. Si el es el que ordena a la
comandancia de ejercito. Como?!! Si, Ortega y Sra son los jefes de
jefes del ejercito.

3
Das Gespenst

Lo de siempre, como los partidos políticos no pueden en contra de los chamukos entonces los curas guerristas y algunos politiqueros 'democráticos' salen a tomar la bandera de la oposición atizando a los campesinos para que se dé otro derramamiento de sangre, y también como siempre no será la sangre de ellos. Estos sinvergüenzas, como dracula, vividores de la sangre de otros, son capaces de todo con tal de lograr sus objetivos politiqueros, nada los diferencia de los chamukos en su afán por recobrar el gobierno para su beneficio. Pero el pueblo de Nicaragua no volverá a caer en la trampa mortal de estos sujetos abyectos sin ninguna moral, el pueblo de Nicaragua no derramara su sangre para satisfacer los caprichos e intereses de estos politiqueros con sotana que no aprenden que esa es una de las razones del porque la población se vuelve evangélica porque en vez de estar predicando siempre andan de vulgares politiqueros. Le hago un llamado al pueblo de Nicaragua a que no se deje engatusar por estos engendros del mal con sotana y por los politiqueros, y por el contrario que rechacen a estos siniestros lobos vestidos con piel de ovejas en su promoción y llamamiento al derramamiento de sangre.

2
Leonel A. Marin Mc Ewan

Ya estamos cansados de guerras fraticidas. Los que ponen los muertos son los nicas. El desgobierno del violador de la constitucion Politica: Daniel Ortega, debe de sentar a un dialogo Nacional con la sociedad civi, Iglesia, grupos rearmados (que no son delincuentes, sino campesinos que han tomado las armas por los desmanes de este presidente mas corrupto de la historia de Nicaragua). entro con una mano adelante y otra atras, ahora es un latifundista, piñatero, cinico: han como lo han sido todos los sandineros.

1
fultp

Desgraciadamente el actual gobierno se comporta como lo hizo Somoza cuando ellos, orteguistas protestaban contra el dicatador.
Deberian responder al clamor del pueblo de forma, diferente a los somocistas.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor