Confidencial » Economía » Leer artículo

El sello de la desigualdad: 10% de nicas acapara el 50% de la riqueza

Precaria clase media

La clase media nicaragüense es pequeña y muy vulnerable: es la que empuja los cambios, pero recibe pocos incentivos gubernamentales. 10, 000 personas tienen ingresos entre 1,500 y 2, 000 dólares mensuales en el país, estima economista

Octavio Enríquez | 21/10/2013
@cabistan

La ingeniera industrial Waleska Valle, de 37 años, inspecciona en una fábrica de textiles de Managua la calidad de las camisas de varón que una compañía estadounidense compra localmente. La empresa le paga por su trabajo dos mil dólares mensuales y se cuenta, dada la caracterización realizada recientemente por el Banco Mundial (BM), como clase media en Nicaragua. No tiene hijos.

De acuerdo con el economista senior Julian Messina, coautor del estudio La Movilidad Económica y el Crecimiento de  la Clase Media en América Latina (2013), el concepto con que el BM define a este sector de la población surge a partir de la palabra vulnerabilidad.

“La familia de clase media es aquella que tiene una probabilidad muy baja de volver a caer en la pobreza. Esta baja probabilidad se traduce en un ingreso mínimo, para ser clase media, que para una familia de 4 miembros estaría en 1,200 dólares mensuales en paridad de poder adquisitivo. El umbral superior que distingue la clase media de los más favorecidos se sitúa en 6,000 dólares”, explica el especialista de BM vía correo electrónico a Confidencial.

Messina labora en las oficinas del BM en la capital estadounidense. Su análisis indica que la clase media en Nicaragua creció apenas un punto porcentual en ocho años, pasando del 10.8 al 11.8% de la población en el período 2001- 2009, mientras los sectores considerados vulnerables aumentaron del 28 al 36%. Los pobres en sí se sitúan en el 52%, menos del 61% registrados en 2001.

La clase media incluye profesionales, empresarios medianos, comerciantes, productores. Waleska es del primer grupo. Conduce en la actualidad una camioneta doble cabina, está pagando su casa en un residencial de Managua, y una vez al año corre con los gastos de un viaje al interior del país, o fuera de Nicaragua. El tiempo siempre la apremia, porque debe volver al trabajo a lo sumo en una semana.

Su vida actual es muy diferente del inicio de su vida laboral. Se graduó de la Universidad Católica “Redemptoris Mater” en 1998. Un ingeniero industrial en el país, recién graduado, gana un promedio de 250 dólares dependiendo del lugar donde lo contraten.

Cuando Waleska se inició fue supervisora en una zona franca, después pasó al área de recursos humanos. Cambió de empresa, hasta llegar a trabajar en el área de operaciones. Un día logró emplearse en otra compañía del sector y entonces mejoró su situación salarial.

“Cuando yo empecé a trabajar ganaba 1,200 córdobas. Yo decía: casi gano lo mismo que una empleada doméstica y al inicio uno se siente como que es medio humillante. Lo que gano ahora, tal vez no compro joyas, cosas bien costosas, pero lo ahorro y he definido mis prioridades: pude comprar mi vehículo, una Toyota Hilux, pero cuando empecé compré un carro de mil dólares”, dice Waleska.

“Sí me ha costado, pero ha sido una bendición de Dios. Desde que salí de la Universidad empecé a trabajar al día siguiente; no en el trabajo que yo quería, pero tengo que empezar de cero, porque yo no tengo ningún contacto, ni una familia influyente, ni un negocio familiar. Todo es esfuerzo, trabajo y ahorro”, opina.

Un economista en alto riesgo

El sociólogo y economista Cirilo Otero no se considera parte de la clase media, pese a que se desempeña como profesor universitario y consultor. Si bien, su situación personal ha mejorado desde que empezó a trabajar, la realidad es que no tiene seguridad social ni un ingreso fijo.

Otero empezó a laborar a los 17 años en la vieja Managua. Oriundo de León, con apenas nueve años llegó a la ruidosa capital y aquí se desempeñó como chofer y despachador de gasolina en su primer trabajo.

“Soy el profesional con potencial a convertirme en desgraciado en cualquier momento”, dice. “No tengo seguridad de una vida digna o no evitar ser un problema para mi familia si me ocurre algo”, expresa sentado en una banqueta del centro universitario donde acaba de terminar su clase.

El economista es un obsesivo con lo que compra en casa, con el control del gasto, al punto de saber que seis tomates manzano, de tamaño mediano, cuestan hoy 25 córdobas. “La gente me dice que soy pinche”, se describe, pero él asegura que es urgente conocer los precios de los productos, cuánto vale la libra de cebolla, la de carne, cuántas  es lo que pueden comprar para una semana.

Buscando una definición local

El concepto de la clase media en Nicaragua es motivo de diferentes opiniones entre economistas y sociólogos. “Son aproximadamente 10,000 personas, incluida mucha gente con negocios en el mercado y que está en el sector informal, los que forman la clase media. La otra vez estuvimos sacando el cálculo con unos colegas economistas, de manera empírica, porque registros no tenemos a mano”, dice Otero, quien sostiene que el ingreso en los hogares debe oscilar entre 1,500 y 2,000 dólares mensuales para ser parte de este sector social.

El economista Sergio Santamaría sostiene que un “parámetro razonable es que sea una familia que pueda  tener de ingreso familiar entre tres o cuatro canastas básicas, es decir entre 1, 500 dólares y 2000 dólares. No hay un parámetro definido”, acepta mientras alega que no hay estudios serios que demuestren cuánto personas están en esa condición.

Tanto Otero como Santamaría plantean que las personas de este sector social tienen acceso a un carro, pagan la cuota de su casa y su ingreso les permite sobrevivir.  

“Un referente son las estadísticas del Seguro, aquí vemos más o menos cuánto es el ingreso que tiene la gente, pero no hay estudios confiables, no se tienen a mano”, se disculpa Santamaría.

La desigualdad en Nicaragua

La clase media es un grupo minúsculo de la población de este país marcado por la inequidad.  “Tenemos dos clases en el país: 10% de la población excesivamente enriquecido que se consume aproximadamente el 47% del total del Producto Nacional y tenemos un 90% (lo que incluye clase media y pobre) que se encuentra desprotegido y en camino hacia el empobrecimiento sistemático y a formar parte de una clase baja, pobre y dependiente”, advierte Otero.

Desde el punto de vista sociológico, la clase media es un grupo social con pensamiento filosófico y político, que cuestiona al poder, cree en una sociedad participativa, busca posibilidades de trabajo, y está en contra de las dictaduras, al decir de Otero.

“Está clase media paga impuestos y exige mejores servicios y respeto. Genera conciencia. Es un sector social que está dispuesto a servirle a la clase rica, venderle sus servicios. Trata de demostrar que tiene capacidades, habilidades, técnicas, conocimiento. Aspira a mejorar su posición social, vincular (educativamente) a sus hijos con la gente rica”, completa el sociólogo.

La aspiración de una madre

La familia de la periodista Gretchen Robleto, de 35 años y actual oficial de comunicaciones en un proyecto regional, tiene un ingreso que los ubica como clase media.

Ella asegura que los padres, al inscribir a sus hijos en colegios privados como es el caso de su familia, buscan que los niños mejoren las condiciones de vida en relación a la que les tocó vivir. “Uno quiere que los hijos se vinculen con gente que tiene un nivel educativo, una conciencia social adecuada, un nivel de valores. El sueño de todo padre y madre es que tus hijos tengan mejores condiciones de vida de las que vos tuviste y la calidad de la educación es clave para lograrlo”, explica Robleto.

La periodista dice que estudió siempre en colegios públicos. Le tocó sentarse en el piso en secundaria, salir fuera del país obligada por la pobreza que se vivió en los años ochenta. Empezó a trabajar a los 18 años, mostrando productos (jugos) en un supermercado, hasta que conoció al periodismo en la universidad.

“Como mujer, como madre, mi pensamiento era que mi hija no tuviera que pasar por esa situación, que tuvieran mejores oportunidades. ¡Y lo logré!... en base al Señor que siempre ha colocado en mi vida oportunidades laborales y educativas que me han permitido lograr mejores condiciones a las que tuve cuando eran niña y adolescente. Mi hija estudia en un colegio privado, la calidad de la educación es mucho mejor a la que recibiría en nuestro sistema de educación pública. Te quiero decir que la situación de uno es bastante vulnerable, en el momento en que uno de los miembros de la familia, o los dos, pierden su empleo entonces ahí está el riesgo de caer en la pobreza”, añade Robleto.

La lucha del comerciante

En el bullicioso Mercado Oriental, uno de los que se considera clase media es Jorge González, dueño de una tienda de juguetes y cristalería en este sitio de Managua.

En las 92 manzanas de extensión que forman este centro de compras—uno de los más grandes de la región centroamericana— González dice que los comerciantes son gente esforzada, que se levanta a las tres de la mañana y trabaja hasta las siete de la noche. A pesar del esfuerzo, en sus cálculos, la clase media apenas ronda al diez por ciento de la totalidad de sus colegas.

“Habemos muchos que hemos venido sorteando y trabajando en la vida y hemos venido saliendo adelante, tal vez no tenemos la cantidad de reales, pero estamos trabajando y tenemos una comodidad tan siquiera para comprar un vehículo, tener a nuestros hijos en el colegio y ganamos más o menos para pagar nuestros gastos y hacer vacaciones a fin de año”, dice González.

La situación de precariedad también se posa sobre ellos. “Cuando la inversión no la sacás a tiempo, se te pega o te roban pues volvemos a la misma pobreza. Pasa lo mismo que con los consultores. ¿Cuántos comerciantes eran los grandes del Mercado y ahora ya desaparecieron y andan ahora poniéndose en una esquinita con un paraguas?”, pregunta.

El trayecto al empobrecimiento

Según el economista Cirilo Otero, contrario a lo que sostiene el gabinete económico que ve un país sano económicamente y en prosperidad, en el gobierno de Ortega (2007- hasta la fecha) se ha dado un empobrecimiento de la clase media.

“Ortega hace regalías para resolverte problemas inmediatos o contribuir a la solución de problemas inmediatos y del día a día, pero no para transformar las condiciones de una clase social. No invierte en factores de desarrollo”, explica el economista.

Rápidamente analiza que contribuciones como el Plan Techo, mejoras en salud, educación, entre otros programas gubernamentales, no resuelven la calidad de vida de los ciudadanos.

“Se ha profundizado el desarrollo de una élite muy pequeña que se ha hecho acompañar de los sectores más ricos del país y están totalmente separados del resto. Todo es intencional, es programado. A la gente hay que excluirla, sacarla. La clase media es la que empuja los cambios, quien soporta los muertos es la clase baja, y quien se queda con el poder son las élites poderosas o las que ocupan la cúspide de este triángulo social efectivamente”, agrega.

Legislador sandinista: “Éste es un gobierno de oportunidades”

El diputado sandinista Douglas Alemán, actual miembro de la comisión económica, no comparte los cuestionamientos. Para él, el gobierno históricamente ha dado mayores oportunidades de crecimiento y desarrollo a la población.

“Siempre hay un estrato de la población que ha vivido mejor que otros. Más bien veo un gobierno que se ha comportado más responsable y solidario con la población como en nuestro caso. Recordá que en el gobierno de Don Enrique y el doctor Alemán los salarios andaban por ocho mil, diez mil dólares. Este gobierno vino a regular el tema de los salarios de los funcionarios públicos. Lógicamente hay un sector gerencial que tienen más ingresos”, dijo Alemán.

El legislador explicó que no iba a asegurar que todos los funcionarios de gobierno son unos ángeles ni arcángeles, pero “mientras el programa de vaquillas del Instituto de Desarrollo Rural  tuvo como principio la compra de animales en el extranjero para fomentar la corrupción, cogiéndose los mejores ejemplares la clase gobernante y dándole los peores a los productores, este gobierno ha tenido como práctica comprarle vaquillas a los productores nacionales y distribuírselo a los mismos productores nacionales. Es diferente, ¿me explico?”.

Para el diputado Alemán, Ortega se ha centrado en el desarrollo de la producción a diferencia de su antecesor, Enrique Bolaños, “que se concentró en las maquilas, nosotros los gremios lo criticamos porque le dijimos que las maquilas son armables y desarmables, este gobierno ha apostado por el sector productivo que ha incrementado sus volúmenes, exportaciones, ¿qué nos hace falta? Que ese respaldo se convierta en transformación del agro, tenemos que transformar la producción y el procesamiento, porque somos básicamente exportadores de materia prima. Ese punto para mí es el talón de Aquiles de nosotros”.

 

Economía informal: subempleo sin riqueza

Cirilo Otero sostiene que el país vive una burbuja de crecimiento, pero en la realidad la contribución a la mejoría de la economía nacional es escasa. El problema principal es la informalidad de la economía, en la que el 70% de la población apta para trabajar se encuentra en este mercado.

“Es gente que no está creando riqueza, ni aportando al desarrollo de la riqueza nacional, esta gente sobrevive y tiene ganancias exageradas por actividades programadas”, sostiene.

La burbuja creada por el gobierno se basa en el despegue de los precios a nivel internacional de los productos nacionales.

“Tengo unos cuadros de los rendimientos en agricultura tradicional, desde los sesenta, setenta, ochenta, de los años neoliberales, y actuales, y no hemos crecido en rendimiento ni en productividad. En Nicaragua tenemos 0.83 cabezas de ganado por manzana. Vos ves vacas que andan comiendo basura”, apuntó.

El país importa el 100% del aceite vegetal que consume desde México. El 89% del repollo que se consume se le compra a Guatemala. El país también compra tomates y zanahorias a Costa Rica.

“Da vergüenza leer las importaciones en la lista de la Dirección General de Aduanas (DGA). Importamos hasta chile de México. No hay estímulo al agro. El problema de esta economía es que no se ha desarrollado el mercado local y, mientras no lo hagamos, no podemos aspirar a mejoría de la calidad de la vida”, opinó.

La otra razón de la falsa impresión de bienestar es el ingreso de los millones de la cooperación venezolana, los cuales han calentado la economía de consumo del país, porque nuevamente la producción nacional es bastante limitada. La falta de calidad de vida se siente, dice el experto, en que no hay suficiente medicina en los hospitales. La migración demuestra que el país está estancado.

 

Conversatorio en Washington

La clase media en América Latina fue motivo de un conversatorio el diez de octubre en la capital estadounidense. Ahí participaron el director del BM Jim Yong  Kim, el secretario general Iberoamericano Enrique Iglesias, la directora Ejecutiva de Latinobarómetro, Marta Lagos, y el director del diario El País, Javier Moreno.

Según el BM, la clase media en América Latina ha tenido un auge en la última década en América Latina hasta convertirse en un desafío para sus gobiernos. El vicepresidente de esta institución sostuvo en el informe La Movilidad Económica y el crecimiento de La Clase Media en América Latina (2013) que creció de 100 millones de personas en 2000 a 150 millones hacia el final de la década.

“Desde luego, la clase media emergente varía de un país a otro, aunque hay un cierto número de elementos en común. Así pues, las personas que pasan a formar parte de la clase media tienen un nivel educativo superior al de los que han dejado atrás. También es más probable que vivan en zonas urbanas y ten­gan un empleo en el sector formal. En el caso de las mujeres de clase media, es probable que tengan menos hijos y que estén más integra­das en la fuerza laboral que las mujeres”, explicó  Hasan Tuluy, vicepresidente para la región de América Latina y el Caribe del BM

El encuentro también abordó el reto que implica para los gobiernos la clase media y cómo la falta de financiamiento, en el caso de las pequeñas y medianas empresas es urgente.

 

Acevedo observa un deterioro en ingresos medios

El economista  Adolfo Acevedo sostiene que la situación de los sectores medios se ha deteriorado, después de analizar los resultados de las encuestas hogares de 2001, 2005 y 2009 realizadas por Cedlac.

Según Acevedo, aunque estas mediciones señalen que se habría producido una reducción en la participación relativa del 10% de los hogares de mayores ingresos en la distribución del mismo, la realidad es otra.

Acevedo explica que, para entender el caso de Nicaragua, se debe tener clara la evolución de la distribución del ingreso que, en el caso, de los graduados universitarios se ha dado un deterioro de los ingresos reales de éstos.

“Lo que esto estaría indicando es que el actual patrón de crecimiento de la economía nicaragüense no demanda mucha calificación, y el aumento en el número de personas con mayores niveles de calificación estaría produciendo esta disminución en el retorno que se obtiene por años adicionales de educación”, dijo.

Sobre la evolución del ingreso, de los más ricos, Acevedo dice que no existen datos que demuestren que el nivel de concentración en ese caso esté disminuyendo, sino todo lo contrario.

“Esto nos lleva a concluir que el deterioro de la participación en los ingresos del decil 10 que muestran las Encuestas de Hogares, más que representar evidencia que apunte a una disminución en el grado de concentración del ingreso, estaría indicando simplemente el deterioro absoluto y relativo) de la situación de los sectores medios de la sociedad nicaragüense”, advirtió Acevedo.

Según el experto las encuestas de hogares ordenan los hogares según su ingreso, de menor a mayor. La unidad decil corresponde a la agrupación de los hogares en “diez grupos iguales”.  “Los hogares se han dividido en 10 grupos iguales o deciles, cada uno de los cuales representa un 10% del total de hogares”, afirmó.

Comentarios

14
Augusto Calderón

Comparto totalmente la preocupación del deterioro de la calidad de vida de la clase media y de la creación de la dependencia de la pobreza.
Todo está calculado, sin clase media pensante y pujante, se debilita la capacidad de oposición al régimen de Ortega. ¿Cómo va la clase media a tener el tiempo para protestar si cada vez son menos los que tienen los recursos para vivir?, los potenciales clases medias pensantes están más preocupados como comer, pagar servicios básicos y educar a sus hijos. ¿Quién tiene tiempo para organizarse y proponer cambios?, nadie, así la clase pobre solo queda embelezado viendo las dádivas que entrega el Gobierno de Ortega.
Y por otra parte la clase alta: bien y gracias, pues tiene los medios de producción para subsistir, con una clase media empobrecida que le regala su trabajo. Creando competitividad marginal, con salarios de hambre.
Los políticos de oposición que son de clase alta, bien acomodados como zancudos.
La clase media debe de iniciar su propios proceso, desde la pobreza inminente a la que va.
La clase media debemos de perder nuestras infulas de grandeza y darnos cuenta que somos pobres y como pobres debemos de acercarnos a la gente de al lado, a nuestros pobres que están siendo adoctrinados por el danielismo y proponer alternativas solidarias y democráticas.

13
guilherme

Evitando opinar con el "hígado", diría que a este gobierno de ningún modo le conviene no combatir o dejar intacta la herencia de pobreza que recibieron cuando recibieron el poder. Es extraordinariamente difícil sacar a Nicaragua del atolladero (cuyas causas fueron tasadas por la CIJ por la bicoca de 17 mil millones de dólares, año 1987, los cuales al valor actual, vendrían siendo unos 63 mil millones) si primero no se disminuye la pobreza. No es ninguna ganga (excepto si se es corrupto) administrar un país con pobreza arraigada y con vecinos acechantes, esmerados en ver como le asestan zarpazos a su integridad territorial, amenazando la propia existencia de este pais.

12
Kenia Regina

Comparto la opinión de la usuaria "sin trabajo" El sistema necesita más gente pobre (a través de disminución de calidad de sistema educativo y poco acceso a vida digna) y un pequeño sector (elite) que administre la ignorancia, hambre y frustraciones de un pueblo empobrecido..

Si la clase media representa un sector que no depende económicamente de "las regalías" y además tiene acceso a "gestionar su educación" y por estar surgiendo va obteniendo conciencia social.. es entonces un peligro. La vulnerabilidad de la clase media es inminente en un abrir y cerrar de un carta de despido..

11
Das Gespenst

La eliminación hasta lo más que se pueda de lo que se llama, correcta para unos e incorrectamente para otros, clase media es uno de los objetivos prioritarios de los fascistas globales, en Nicaragua esto casi no se ve, como dicen los entendidos aquí la clase media es muy pequeña y sus variaciones cuantitativas no son importantes, los fascistas globales parten del concepto Malthusiano de los recursos limitados que se están terminando, culpando de esto al alto grado de consumo de la clase media de los países desarrollados, por lo cual hay que exterminar a la clase media y esto se ve todos los días en los países del primer mundo, observen EEUU, Italia, España, Grecia, Portugal, Alemania a quien se cataloga como el país más solvente en la actualidad, a esta realidad tampoco escapan los países nórdicos. El grado de avance en el aniquilamiento de la clase media varía de país en país, pero en general la tendencia siempre va en una sola línea, hacia la pobreza. Los proyectos de los fascistas globales apuntaban que para el 2040 este proceso de aniquilamiento estaría concluido en lo fundamental, pero parece que lo quieren adelantar y es en ese marco que se debe ubicar el actual amago de declararse insolvente el gobierno de EEUU. Los fascistas globales agrupados en el club de Bilderberg no paran en la concentración de la riqueza.

10
marco

creo que encontraran esto de interés.

9
[email protected]

este es una buena foto de lo que transcurre en lo económico.

8
Eduardo Marenco

Hola Carlos Fernando,

He leído el reportaje del periodista Octavio Enriquez 'Precaria clase
media' y me gustaría agregar mi punto de vista y hacer la siguiente
aclaración en relación a la historia subtitulada 'La aspiración de una
madre':

Es, y también ha sido mi aspiración como padre, velar por el bienestar
de mi hija en común con la Licenciada Ana Gretchen Robleto. En ese
sentido, gracias al esfuerzo conjunto como padres, hemos logrado que
nuestra hija goce de un lindo hogar en un reparto de clase media alta,
y estudie en uno de los mejores Colegios de Nicaragua, el Colegio
Centroamérica. Es muy importante para mi reputación personal y
profesional, que su publicación también reconozca mi rol paterno, el
cual he cumplido de la mejor manera conforme a mis oportunidades
profesionales. En este momento, me encuentro en busca de empleo, y
continuo renovando mis esfuerzos por velar por el bienestar de mi
hija. Mucho agradeceré la publicación de esta breve nota, en el mismo
lugar y con la misma dimensión otorgada a la anterior.

Gracias,

Eduardo Marenco

7
Magdelina Bravo S.

En la Prensa de hoy, aparece salario del Senor Martin Rivas, de 99 mil cordobas mensuales. El dejo en deuda a la DGI al 31 de Diciembre 2011 la suma de 149 millones de cordobas, lo cual es ilegal,, y que la CGR esta terminando la auditoria especial a esta anomalia millonaria. QUE SE HICIERON ESOS 159 MILLONES DE CORDOBAS ?

6
libertador

Los Señores de gobierno inconstitucional e ilegal siempre dicen y hacen lo mismo, es decir, son un monologo, para ellos su amo es lo mejor que ha parido esta tierra y considero que tienen razón él es lo mejor pero en Extorción, Chantaje y demás actos delincuenciales, para muestra un botón veamos que ha ocurrido con la disque ayuda Venezolana, ésta ha sido única y exclusivamente para agrandar la fortuna del inconstitucional; sin embargo la vida de los pobres cada día es un milagro, si, milagro si comemos, milagro si tenemos para la ruta, milagro si nuestros hijos estudian, en cambio los "Funcionarios y Diputados Sandillas" por bajar la cabeza a su amo cada día le dan gracias a él por hacerse más ricos y por tener una vida de Burgués la que dicen odiar, pero en verdad adoran a la burguesía Izquierdista, que no es más que palo y plomo para el enemigo y plata para sus cómplices y secuaces.

5
sin trabajo

Yo trabajaba en un ONG hasta el año pasado. Algunas personas que veían solo por encima las cosas, me decían,: "vos tenés riales", yo les decía: "no tengo riales, tengo trabajo". Ahora que estoy sin trabajo, como acertadamente dice el artículo, de un día para otro pasé de la frontera de la clase media a la pobreza.
Si a eso le agregamos que las familias no son de cuatro miembros "puej" el asunto se descompuso más: Tengo al menos dos hijas ya graduadas pero sin trabajo. Una de ellas y sus dos hijas, mis nietas viven conmigo.
Creo que hay una intención deliberada de aplastar a los que viven de su trabajo o son "estudiados" como los Pol-potianos. La cúpula gobernante conoce la historia y sabe que el FSLN se nutrió inicialmente más de estudiantes universitarios y de secundaria, como sector más conciente o más informado.

4
Antonio Rojas

Gracias OENRIQUEZ por este artículo.
Muy importante sería que en realidad se convierta en un blog y que nos mantenga informado sobre detalles de la educación en Nicaragua y compararle con otros países de la región o bien de Latinoamérica.

Este mensaje es el que deberíamos de observar a diario en la vía pública con rótulos enormes o dentro de las portadas de los medios de comunicación, diciendo la importancia de educarse, con historias de ciudadanos que se esfuerzan por salir del círculo vicioso de la pobreza a través de su propia voluntad y del altísimo

3
Francisco Tardencilla

El "Crece Todo!" es una cancioncita que viene cantando el Gobierno y el Cosep desde hace buen rato, pero tal crecimiento no se ve por ningun lado quizas solo en las cuentas bancarias de ellos.

2
Nomas

Primero de todo, "la riqueza" no es como un pastel donde solo hay cierta candtidad para ser repartido. No, la riqueza se CREA! Se crea produciendo, ofreciendo un producto o servicio. el 80% de los empleos vienen del sector privado. El gobierno no tiene dinero, solo obtiene dinero quitandoselo a sus ciudadanos. El pais creceriam mas si bajaran los altos impuestos de importacion, e impuestos en general y Nicaragua se moviera hacia un mejor posicion en la tabla de indice de libertad economica mundial. Somos el pais de centro america que ocupa la posicion mas baja en esa tabla.

1
Gilberto Lindo

El diputado si pensase no estaría ahí, tiene que jugar su papel de caja de resonancia, por supuesto que él y su allegados han de estar en prosperidad, es natural, igual que los somoza y somocistas e enriquecieron al amparo del poder, ellos siguen la misma línea de prósperidad y de trato al que no le rinda pleitesia.

Notas relacionadas

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor