Confidencial » Política » Leer artículo

Después de un pobre y anodino debate en Asamblea Nacional

FSLN y opositores aprobaron la mediación

Dogmas religiosos y mojigatería pudieron más que estadísticas y alegatos de mujeres. Ley 779 será reglamentada por Ortega. Gabinetes de la Familia podrían intervenir en mediación, advierte MAM

Wilfredo Miranda Aburto | 25/9/2013
@PiruloAr

Los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron este miércoles la reforma a la Ley 779, que no sólo abre la puerta a la figura legal de la mediación, sino a que el Poder Ejecutivo pueda reglamentar la normativa, y a su vez adaptarla a sus intereses, advirtió el Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM).

La reforma fue aprobada, en lo general, en el Plenario del Parlamento por 83 votos a favor, cuatro en contra y un diputado presente que no votó, pero cuyo voto se suma a la mayoría. Los diputados que votaron en contra fueron los liberales constitucionalistas Wilfredo Navarro y Jorque Castillo Quant, así como los del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Enrique Sáenz y Víctor Hugo Tinoco.

La aplanadora Orteguista apoyó la reforma, con el respaldo de la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN), pese a que días atrás el legislador opositor, Luis Callejas, afirmara que estaba en contra de la alteración de la ley que castiga la violencia de género. 

Durante la discusión de la reforma hablaron 18 diputados, quienes en su mayoría centraron el debate en principios religiosos, la preservación de la unidad familiar y abogaron por la igualdad de “todos”. Además, los legisladores argumentaron que la mediación no será obligatoria, no se aceptará cuando sea “reincidente” y será aplicable únicamente cuando la víctima presente “lesiones menores”.

Estos puntos de vistas se repitieron en las intervenciones de los diputados, con la única alteración que los oficialistas elogiaban al gobierno del comandante Daniel Ortega, “por los pasos importantes por atender a las víctimas de violencia”.

“Hay interés de este gobierno por crear políticas de género. Se han creado 13 juzgados especializados en violencia y hay una magistrada experta en género”, dijo Irma Dávila, presidenta de la Comisión de Justicia.

En realidad en la Asamblea no hubo un debate acalorado. Fue una sesión anodina y extensa, donde los argumentos ligados a los principios cristianos eran dados con indulgencia de beato o pastor evangélico.

“La mujer viene con un mandato, a bendecir su casa no a destruirla. Más la bestia con sus manos la derriba. Reflexionemos, porque si la mujer cambia bendice su hogar”, expuso la diputada del PLI Corina Leiva.

María Eugenia Sequeira, también del mismo partido que Leiva, expresó que a pesar que ella fue víctima de violencia en el pasado, no podía votar a favor de la reforma, porque “entraría en contradicción con sus principios espirituales y valores; aparte que sería una resolución absolutista”.

“Debe haber diálogo y el principio de oportunidad, porque fortalece la reconciliación, la formación de una familia sana”, parafraseó sin rima los eslóganes del gobierno la oficialista Juana Molina Membreño.

El diputado aliado del FSLN, Brooklyn Rivera, aseveró que “luego de tanta matanza (de mujeres) se busca reconciliación. ¿Por qué no se va a poder mediar? Hay que mantener la unidad de la familia”, agregó.

El ahora independiente Santiago Aburto se mostró más combativo contra la normativa. “Celebro esta reforma porque esta ley es un arma super poderosa que aprovechan las mujeres inescrupulosas y que ha desbaratado un sinnúmero de familias”, dijo.

El sandinista Carlos Emilio López y uno de los expertos en este tema, fue un poco más crítico en su intervención, eso sí, con el tema social-cultural-religioso y no con el régimen de Ortega. Él aseguró que su voto sería a favor de la reforma, pero lo calificó como “reflexivo y proactivo”.

“La violencia hacia las mujeres es una pandemia social: más de cien denuncias son interpuestas a diario en las Comisaría de la Mujer y dos mujeres en promedio son asesinadas a la semana en 2013”, dijo López. “La mediación es una decisión de los poderes y ahora los fiscales deben tipificar de manera correcta los delitos y se deben capacitar a los jueces de distritos”, propuso.

Argumentos contrarios

De los que votaron en contra de reformar la Ley 779, sólo Castillo Quant no hizo uso de la palabra. El renovador sandinista, Enrique Sáenz, trató de darle voz a los organismos de mujeres que “no fueron consultados”, cuando se estudió el anteproyecto de reforma enviado de urgencia por el Poder Judicial.

Mientras Sáenz leía las preocupaciones de estos grupos que defienden los derechos de las féminas, su colega Gustavo Porras mostraba al presidente del Parlamento, René Núñez, un sombrero café estilo Indiana Jones que llevó puesto a la sesión. Douglas Alemán, quien eternamente luce un sombrero blanco, llegó al estrado de la junta directiva a compararlo.

El legislador Wilfredo Navarro en cambio sí fue más escuchado por sus colegas, ya que trató de lapidar la cuestión con algunos aforismos previamente escritos. “Pueden verter mares de justificaciones, pero eso no evitará más muertes y agresiones de mujeres”, planteó.

Para Navarro, haber modificado la Ley 779 después de un 1 año y 3 meses de su aprobación es contraproducente. “Ni siquiera se ha permitido que se desarrolle la ley, ni siquiera se han establecido los tinglados institucionales para ejecutarla”, afirmó el parlamentario.

Navarro estimó que algunos de los problemas que se han percibido entorno a esta normativa se han debido por los operadores de justicia “que no la han sabido aplicar, pero la ley no tiene problemas”.

“La mediación”, dijo el tercer vice-presidente de la Junta Directiva del hemiciclo, “es en el fondo un atenuante del comportamiento criminal del hombre. Esta situación afecta el espíritu que le dimos a  la ley cuando se aprobó unánimemente”,  agregó Navarro.

La reglamentación

El Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM) denunció que el nuevo artículo que se incorpora a la Ley 779, el de la Reglamentación, no estaba en el proyecto de reforma que mandó la Corte Suprema de Justicia.

Esta disposición permitiría al Ejecutivo, según el MAM, modificar a gusto y antojo la regla, ya sea incorporando el modelo promovido por la primera dama, Rosario Murillo, de los Gabinetes de la Familia como mediadores.

Navarro enfatizó que no se debería permitir reglamentar la ley, pues “sería reglamentar un código y en las leyes que hemos aprobado no hemos permitido eso”.

Sin embargo, el jefe de la aplanadora Orteguista, Edwin Castro no vio ningún problema en la reglamentación de la Ley 779. “¿Por qué reglamentar? Porque este gobierno impulsó la lucha de las mujeres y para darle valor a la política nacional; como gestores de la 779 esto no desvirtúa el espíritu de la ley, lo fortalece”, dijo el diputado.

 

Comentarios

6
las peras del olmo

El diputado Chamorro, la diputada Sequeira, ¿qué hacen en la asamblea nacional? Si son creyentes vayan a buscar trabajo a fin con lo que defienden.

Se les paga, -demasiado- para ser diputados. No para que exhiban sus creencias.

Ese Chamorro, de verdad tiene algo que ver con el doctor Chamorro que creía en principios democráticos?

5
Das Gespenst

Se los diré hasta el cansancio, sino se combate en las raíces el machismo de nada servirán las leyes y para combatir las bases del machismo obligatoriamente hay que combatir sin tregua a la religión en general y la religión cristiana en particular, las que se presumen de feministas y no abren su boca en contra de la religión machista son oportunistas que solo ocupan la causa de la mujer para estarse luciéndose en los medios de comunicación, y las como Sofía Montenegro que hizo causa común y maridaje político publico con el cura Báez 'El Torpe', para estas ni siquiera tengo calificativos. ¿Quiénes impulsaron la penalización del aborto terapéutico? Fueron los curas y los pastores evangélicos ¿Quiénes argumentan que lo que dios une nadie lo puede desatar? Son los curas y los pastores evangélicos. ¿Quiénes argumentan que el hombre es la cabeza de la familia y la mujer debe obedecer? Son los curas y los pastores evangélicos. Si las feministas no agarran el toro por los cuernos, es decir sino combaten la religión de una forma implacable estarán haciendo solo demagogia oportunista, ahí está el reto lo toman o lo dejan ya que se podrán aprobar todas las leyes a favor de la mujer, pero, si no se destierra de la mente del ser humano el germen machista que siembra la religión estaremos dando palos de ciegas y ciegos.

4
Pancho Madrigal

En Nicaragua existen leyes super esquicitas, bien hechas puchica, pero que leyes las que ay por acá. Pero las leyes y los jucios paran la violencia? Los hombres y mujeres dejaran de ser violentos por una Ley?
Pero que hay de fondo en la violencia, como se puede evitar???

Por mí que saquen mil leyes 779 a favor de las mujeres, pero eso no impedirá nunca un acto de violencia ya sea por mujeres u hombres.

Saludos

3
Uno más del montón

Se ha visto que la ley ha sido manipulada por mujeres para vengarse de sus parejas. Sin embargo, aunque sean 1000 las que la manipulan, con una sola que muera por no aplicarse esta ley, ya la hace válida!

2
U

Se supone que Nicaragua es un estado laico, óigase bien ¡laico!, dícese según la RAE, 1. adj. Que no tiene órdenes clericales. adj. Independiente de cualquier organización o confesión religiosa.

1
Nelson Tábora

Ahi estan tus padres y madres patria mia, haciendo uso de su poder para cagarse en su pueblo, pero hay personas tan estupidas que diran que es el gobierno del pueblo, cuando enrealidad es el gobierno de los feminisidas...

Notas relacionadas

Más en: Reforma a Ley 779

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor