Confidencial » Nación » Leer artículo

Advierten defensoras de la ley 779

Mediación traerá más 'muertes de mujeres'

Asociación de abogados democráticos abogan por abolir ley que provocará “holocausto” en perjuicio de los hombres

Octavio Enríquez | 28/8/2013
@cabistan

Alternative content

La propuesta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que permitirá la mediación en algunos casos de violencia contra las mujeres, si es aprobada por la Asamblea Nacional, encendió nuevamente el debate en torno a una ley que está bajo la mira de los sectores más conservadores del país desde su implementación en junio del año pasado.

Cuatro días después que el tribunal oficializó su propuesta de reforma, enviando el acuerdo de corte plena al Parlamento firmado unánimemente por los doce magistrados, las diferencias irreconciliables entre feministas y conservadores se hicieron evidentes en el programa televisivo Esta Noche, dirigido por el periodista Carlos Fernando Chamorro.

La polémica en realidad inició desde antes de la conversación televisiva. Sandra Ramos, del Movimiento María Elena Cuadra, una de las promotoras más activas de la ley 779, se rehusó sentarse con dos de los abogados que pidieron a los magistrados la declaración de inconstitucional de la legislación.

“No tengo interés de debatir con esos abogados”, se excusó Ramos vía telefónica a través de su asistente según la periodista Dánae Vílchez, del equipo de Esta Noche. .

La mediación, que era prohibida totalmente por el artículo 46 de la ley 779, podrá aplicarse ahora para los delitos que la Corte considera menos graves.

Según la CSJ, la mediación se limitaría a nueve delitos contemplados en la ley: violencia física si se producen lesiones leves, violencia psicológica si hay daño a la integridad psíquica, violencia patrimonial, intimidación o amenaza, sustracción de hijos, violencia laboral, o en el ejercicio de la función pública, obligación de denunciar el acoso sexual, entre otros.

Posiciones encontradas

Juanita Jiménez y Elia Palacios, del Movimiento Autónomo de Mujeres y la Red de Mujeres contra la Violencia respectivamente, que se ubican muy lejos de las posiciones de los juristas Valentín Barahona y Danilo Martínez, sentados esta noche a su lado.

“Rechazamos este anteproyecto de ley, porque consideramos que se debe castigar a los agresores y castigar ese delito y no favorecerlos”, dijo tajantemente Palacios que recordó la cantidad de muertes de mujeres que aceptaron la mediación al empezar la conversación, más de veinte minutos de intercambio sobre el tema.

Según las organizaciones de mujeres, en específico la red presidida por Palacios,  hasta ahora han sido asesinadas  61 en el año de manera general.

La visión de quienes se ubican en la otra acera es la siguiente. “Nosotros no planteamos—dijo por su parte el abogado Barahona— el alegato de la mediación aunque en el recurso lo señalamos que era un retroceso en materia de derecho penal. La práctica está demostrando que las mujeres denuncian a sus cónyuges por delitos leves, amenazas. ¿Qué ocurre con la ley? Inmediatamente es detenido el compañero de la denunciante y pasa tres meses en la cárcel”.

Los abogados se mostraron a favor de la mediación como un elemento “que propicia el diálogo” y que modernizó, según sus palabras, el proceso penal desde su implementación en 2007. Para ellos enviar a los hombres a la cárcel no es el remedio a la enfermedad.

Jiménez discrepó. Dijo que precisamente lo que busca la ley 779 es modernizar la aplicación de la ley con la incorporación de una serie de delitos que no se encontraban tipificados, los que ahora podrán mediarse.

“Prácticamente dejaron fuera únicamente feminicidio, ya hubiera sido el colmo que lo dejaran porque ya la que está muerta no puede mediar, y las lesiones físicas graves”, explicó Jiménez.

Palacios lamentó que la reforma haya encontrado a la ley sin que se hubiese aplicado en su totalidad, porque no se ha destinado el presupuesto para que existan los recursos humanos preparados para este trabajo especializado, y tampoco se han creado las instalaciones necesarias para la atención.

¿“Un holocausto” contra los hombres?

El abogado Danilo Martínez sostuvo que ellos querían que se derogara la ley 779 en su totalidad.

--¿Por qué no está de acuerdo con que exista una ley que proteja a las mujeres?—le pregunto Carlos Fernando Chamorro.

-- Las mujeres están protegidas y ha estado protegidas en el Código Penal. No era necesario hacer una ley de este tipo draconiana— alegó el jurista que dijo estar de acuerdo con el feminismo pero no con “el radical que quiere eliminar al hombre”.

Martínez llegó a decir que habría que ver que modernidad se promulga con la aplicación de la ley 779 cuando España se discute actualmente una reforma tras nueve años de la aplicación de su propia ley.

“El Partido Popular de Rajoy (está) haciendo una reforma, porque hay 300,000 hombres allá durmiendo bajo los árboles, debajo de los puentes, sin su patrimonio, completamente despojado y con dos, tres, cuatro juicios, metidos en las tuberías judiciales. Esto ha sido un holocausto completo”, lamentó.

Juanita Jiménez dijo rechazó el alegato del supuesto “holocausto”. Apostilló sobre la dominación a las mujeres, las relaciones desiguales de poder a favor del hombre y el llamado ciclo de la violencia.

“En el imaginario el hombre se considera con el derecho de someter a la mujer, independientemente  de cualquier condición económica. Esa discriminación no permite que se pueda negociar en igualdad cuando se da un conflicto en el ámbito de las relaciones de los hijos e hijas”, dijo Jiménez.

Elia Palacios se mostró preocupada porque se siga asumiendo como natural la violencia cuando “sabemos que esto ha llevado costos, y costos muy grandes para las familias de las víctimas, que hoy no están con nosotras”.

Sin embargo, los representantes de la Asociación de Abogados Democráticos insisten en que la ley crea estereotipos: hombre-agresor y mujer-víctima y no delincuente- víctima si en medio está la comisión de un delito, y proponen la derogación de la ley.

Son dos visiones distintas que chocaron de frente y seguirán chocando en las próximas semanas cuando la propuesta de la corte sea discutida y luego sometida a votación en el plenario.

Comentarios

3
Jesus Valle

soy estudiante de derecho y cuando he querido opinar sobre las incogruencias de la ley 779, he tenido el rechazo de la docente tildandome como machista. Eso es lo mas comun las asociaciones de mujeres feministas se han encargado de querer aplastar al genero masculino con el unico objetivo de desbaratar las familias y asi se incremente el lesbianismo en nicaragua ya que si miramos todas las representantes de estos organismos son lesbianas y tanto a ellas como a los juristas se les ha olvidado y "LOS HIJOS QUE OPINAN" acaso estos grupos apoyaran a las madres que metan preso a sus parejas por querer poner orden en su casa o por corregir a sus hijos para que en en futuro sean hombres y mujeres de bien? se les ha olvidado este importanticimo punto. Y LA LEY SE DEBIO LLAMAR "LEY DE IGUALDAD CONTRA LA VIOLENCIA".

2
Walter Hernández

Creo que la ley no reducirá el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas con o sin mediación, no tengo estadísticas pero percibo que la mayoría de ESOS ASESINOS NO ENTIENDE DE LEYES, NO LES INTEREZA, ELLOS MISMO ESTAN DISPUESTOS A SUICIDARSE. Ven a sus mujeres como si fueran de su propiedad y que quizá pocas cosas los motiva a vivir. Yo pediría mejor una intenza campaña permanente para cambiar esa escaces en nuestra cultura machista y feminista.
Lo que la ley va hacer, es poner en desventaja a los hombres de oficina ("con cultura machista o no") porque no son capaces de asesinar a sus mujeres y al momento de las discusiones cotidianas ellas podrán aparentemente gritarle al hombre y el hombre deberá callar. Por otro lado dan risa esas "igualdades buscadas" a tráves de términos como femicidio buscando igualdad al homicido, PROPONGO "LEY INTEGRAL CONTRA LA VIOLENCIA ENTRE HUMANOS."

1
Fulvio Tijerino Pérez

Las leyes no se basan en imaginarios sino en hechos o sucesos ocurridos. Las mujeres nunca han estado desprotejidas legalmente porque la Constitucion Politica establece el principio de igualdad de genero ante las leyes; lo ha persistido hasta la fecha es que quienes son responsables de aplicar las leyes han sido, en su mayoria, hombres que han actuado con parcialidad de genero. Por tanto, lo que cabe es incrementar en numero de funcionarios judiciales mujeres y que las leyes sean apicadas con imparcialidad para ambos sexos.

Notas relacionadas

Más en: Reforma a Ley 779

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor