Confidencial » Arte y Ocio » Leer artículo

Crevettes (by La Casserole): Bon Appétit!

Aumenta la oferta de restaurantes de alto 'standing' de Managua

Gonzalo Mas | 11/8/2013

Hoy es viernes, mi día favorito: Me encanta saber que durante los próximos 2 días no voy a trabajar. Sonrío pensando que, puesto que el viernes trabajo, mi día favorito debería ser el domingo… y no lo es.  Quizás vivamos demasiado inclinados hacia el futuro. Decidido a tratar de disfrutar más del presente, me reto a mí mismo a gozar intensamente de esta comida que hoy me dispongo a hacer en el nuevo  restaurante Crevettes, by la Casserole (Dirección: Mi Viejo Santo Domingo. Nicaragua, Managua. +505 2293 9669).

Entro en el luminoso establecimiento y compruebo que sus techos son altos, lo que confiere al lugar un aire elegante. No es un restaurante grande y me agrada la sensación de estar en un lugar íntimo.

El local está dividido en dos áreas: La primera, en la que encontramos una barra, se diferencia básicamente en el suelo que es de pizarra negra y no de madera (parquet). La segunda sala, en la que me siento, está rodeada de una vidriera que le otorga una deliciosa claridad. Por fuera veo multitud de plantas cuyo verde hace que el salón rebose vida y alegría.

No hay muchas mesas.  Las que hay están vestidas de manera presumida y efectiva: Manteles negros sobre los que hay originales mantelitos individuales de pizarra maciza. Veo una servilleta de tela negra recogida en un servilletero (también negro), dos juegos de cubiertos metálicos y dos botellas de agua en el centro de la mesa junto a un sujeta vejas cuadrado de cristal trasparente.

No hay música en el restaurante. Interpreto la ausencia de sonidos externos como una apuesta por la sencillez, algo así como una vuelta a los orígenes.

Voy a lavarme las manos. Los baños tienen el suelo y el sócalo de la misma pizarra negra de la primera sala. A pesar de ser un poco claustrofóbico y húmedo, está perfectamente limpio y cuidado.

De vuelta en mi mesa, la camarera que me va a atender me ofrece el menú. El cuadernillo es elegante: Por fuera es de pasta negra y por dentro está constituido por una serie de páginas de cartón color crema en las que vienen presentadas, separadas por categorías, una selección de entradas, platos principales y postres. En un documento aparte me ofrecen la carta de vinos. Tras preguntar, soy informado de que, por copa, solo sirven vinos chilenos y argentinos.

Pido una copa de vino argentino. La copa es de cuello  largo y, aunque es elegante y cómoda, el recipiente es poco ligero. El vino está servido demasiado frío para mi gusto: la diferencia de temperatura entre el vidrio y el líquido deja una traza de humedad condensada en el exterior de la copa. Desde mi punto de vista, es importante servir el vino a una temperatura adecuada: no me gustan los caldos calientes, pero demasiados fríos alejan al que lo bebe de la esencia misma del líquido. Decido por tanto dejarlo reposar un rato largo antes de ingerirlo. Después lo retomo y lo degusto detenidamente: Sin llegar a encontrarlo malo, lo cierto es que el vino no logra enamorarme.

Consciente de lo estrambótico de mi decisión, pido dos platos principales, uno como entrada y otro como palto principal.  El primero será una ración de “linguini en tinta de  calamares” que viene acompañada por mejillones, calamares y grandes camarones. Agradezco que la pasta esté al dente porque no me gusta la pasta demasiado cocida. La salsa no es tinta de calamar como creía, sino una salsa blanca a base de crema.  También percibo en ella unas gotas de sirope en las finas hierbas algo picantes. Lo considero una arriesgada y acertada apuesta por parte del cocinero: el picante, al no estar presente de manera uniforme, refleja la vocación traviesa y juguetona del  plato: “Chapeau!”. Los linguini vienen presentados en un plato triangular blanco de cuidado diseño.  Junto a la pasta es ofrecido un pan de agua ideal para la salsa de la pasta.

La cantidad ofrecida es correcta en todo: La pasta no es demasiada, lo cual me viene muy bien ya que, tras acabar con este primer plato, viene el segundo. Elegí un “churrasco crevettes” que consiste en una pieza de carne de ternera de generosas dimensiones acompañado por papitas y una ensalada. La ensalada es una mezcla de lechugas originales. Normalmente es esta ciudad siempre sirven el mismo tipo de lechugas en las ensaladas, así que recibo con alegría esta combinación novedosa de distintas lechugas. Para aderezar la carne ofrecen salsa chimichurri. La carne es muy tierna y sabrosa y el plato, en lo que a sabores se refiere, me convence. También lo hace su presentación: La carne viene elegantemente servida sobre un alargado  plato de la misma vajilla blanca en la que presentaron la pasta.

Los camareros van todos muy bien vestidos de negro cerrado. Son correctos, pero les falta un poco de don de gentes.  No es fácil, pero un buen camarero debe saber interpretar el nivel de conversación que espera de él un cliente. Hay gente a la que le incomoda que los trabajadores hosteleros se tomen demasiadas confianzas con los clientes, pero yo creo que tampoco deben ser cortantes con los comensales.  Al preguntarle a la camarera por la relación entre este restaurante con La Casserole, ella me contesta que los dueños son los mismos, pero parece incomodada por la pregunta, así que acabo la conversación a mi pesar, ya que quizá me hubiera gustado que me proporcionara más información  sobre el restaurante.

Pago por  el churrasco 16 dólares americanos y 15 por la pasta. La copa de vino cuesta tres dólares.  La propina y el IVA no están incluidos.

Me pongo a pensar en lo que la camarera me dijo: Casi todos los nuevos restaurante abiertos últimamente en Managua sobre los que he publicado algún escrito, pertenecen a personas que ya regentaban restaurantes en Managua. Parece como si esta industria en esta ciudad estuviera repartida en unas pocas manos.

Y con esta meditación (parece que hoy estoy me siento algo “filosófico”), doy por terminada mi comida: He comido ya bastante y no podría afrontar un postre: ¿por qué no prueban ustedes los postres  de este nuevo establecimiento y luego me cuentan qué tal? Estaré encantado de escuchar sus comentarios.

Bebidas alcohólicas:    8

Ambiente:                  8

Baños:                       7

Servicio:                    6.5

Comida:                    8.5

[email protected]

Fotos: https://www.facebook.com/CrevettesbyLaCasserole

Comentarios

12
comensal mundial

yo e vistado el local de carretera sur y es lamentable el servicio de sus trabajadores no siga pagandole al que los capacita no sirve. su comida un poco cara para la realidad de nuestro pais lo otro si algo no me gusta es que se equivoquen con las ordenes y me exijan que la pague o me la coma cuando mi orden fue otra favor marcela te conosco desde niña pero metete de lleno al negocio aparta tu ego y trata mejor a tus empleados para que estos reflejen la armonia en tu negocio solo un consejo por favor no lo tomes a mal el comentario e invierte un poco mas nunca hay nada nuevo hasta ahora el menu eso no atrae clientes

11
Isabel

Gracias, muy interesante!

10
Ramiro

Me parece que las críticas fueron hechas por alguien independiente.
No hay necesidad que los dueños o empleados salgan a defender lo indefendible como son las opiniones de las personas. Demuestra falta de madurez y experiencia de parte del personal del Restaurante que su función debe ser dedicarse a mejorar los baños, el servicio y las calidad de la comida.

9
Marcela Pichardo

Estimado Sr. Mas: Hemos leído con detenimiento y mucha alegría sus comentarios. Agradecemos el tiempo que se tomo y el hecho que haya ido al restaurante a comer. Quiero que sepa que aceptamos TODAS las criticas y sugerencias de nuestros clientes con mucho ahínco ya que son mas que importantes para nosotros. En cuanto al servicio quiero que sepa que estamos constantemente tratando de mejorarlo invirtiendo en seminarios y preparación para nuestros meseros. Definitivamente siempre podemos mejorar en muchos aspectos y es gracias a comentarios como el suyo que tenemos la oportunidad de revisar nuestras practicas y mejorar. Esperamos que nos visite en un futuro y pueda vivir la diferencia gracias a sus sugerencias. Saludes cordiales, Marcela PIchardo

8
Ego elevado

Me parece excelente la evaluación, si bien la comida es buena, el ambiente de Crevettes no atrapa, le faltan muchos detalles para hacerlo acogedor, algo contradictorio con el que tienen en carretera sur, que siendo mas grande el ambiente enamora. La ocasion que visite Crevettes el aire era insoportable le pedi a un supervisor creo familia de los dueños que por favor subiera la temperatura del mismo, nadie hizo nada al respecto me senti junto a mi esposo totalmente ignorados, asi que decidimos cambiarnos de mesa, por otro lado los meseros no estan bien capacitados de los vinos y platos que sirven. La comida con sabores delicados, que acarician el paladar. Pero definitivamente el servicio esta bastante mediocre.

En cuanto a la Casserole, cabe decir que si bien he comido muy buenos platos, en otras ocasiones me han servido fatalmente, lo mas lamentable es que los empleados reflejan el ego de los dueños que no cuidan del servicio, ni se preocupan por que el cliente vaya satisfecho.

Si volvería NO puedo comer muy bien con un servicio calido y un ambiente acogedor.





7
Editor

Estimado Mario. Las fotos fueron tomadas del sitio oficial de Facebook del restaurante. Si usted leyó detenidamente la crítica, verá que al final de ésta he puesto la referencia al crédito de las imágenes. El crédito es del restaurante. El autor de la crítica, Gonzalo Mas, no tiene nada que ver en esta decisión. Fue mi decisión como editor de Confidencial. Al poner el crédito, no faltamos a ninguna práctica profesional. Le sugiero que le escriba a la Administración del restaurante para que pongan su crédito.
Gracias por su comentario
Atentamente,
Carlos Salinas Maldonado
Editor

6
Mario Luna

Me alegro que te hayan gustado las fotos que me di a la tarea de tomar en mi primera visita al restaurante, sólo que te sugiero considerar la autoría de las mismas en este y en tus próximos reviews, esto lo considero una buena práctica profesional.

Éxitos

5
La comensal ofendida

El hecho que les guste la comida o que el lugar sera agradable np sig que tiene que darle un puntaje alto... Uno aprende a calificar los restaurantes cuando el local llena todas tus espectativas desde una punto gastronomico donde hay armonia en varios factores. Ejemplo el servicio.. Un buen mesero hace la diferencia siempre. A eso sumarle la mala forma con la que estos individuos hablan de el comensal ( los dueños de la casserolle y crevettes) creo que hace que para sea un simple restaurante caro.. Con comida que si el chef no esta presenté te venden basura... Pero cada quien tiene sus perspectivas

4
Ernesto

Sr Mas
Me gustó mucho su apreciación de Crevette´s. Muy elocuente y descriptiva. Resalta el balance de lo que es bueno y lo que puede mejorar. Pero hay dos puntos en los cuales no concuerdo. Uno, es su apreciacion a la respuesta de la mesera, ya que el nombre revela el origen del restaurante. La mesera esta para servir correcta y atentamente, no para tener respuesta a las preguntas de los comensales que no traten de los alimentos y bebidas. El segundo es su "calificación". Sería bueno que si se toma la molestia de dar una calificacion, tambien deje saber sus parámetros para la misma. He leído todos sus artículos en Confidencial, y en todos me he quedo con esa duda.
Espero seguir leyendo sus artículos, ya que son muy interesantes y nos brinda una pequeña prueba de lo que nos espera en los restaurantes de los que escribe.

Eating is always a decision, nobody forces your hand to pick up food and put it into your mouth.(Comer es una desicion, nadie te obliga a tomar los alimentos y ponerlos en tu boca)
Albert Ellis, Michael Abrams, Lidia Dengelegi, The Art & Science of Rational Eating, 1992

3
gabriella

A su pregunta , el postre , el chocolate al cubo , es delicioso para los que adoramos el chocolate ! yo le doy , un 10.
La casserole desde que abrio sus puertas fue un exito total ,para este joven chef , sin nada de publicidad. Crevettes (by la Casserole ) no necesita preguntar si son del mismo dueño , la pregunta es si es del mismo Chef!

2
Lesia Carcamo

Me parece injusta la calificasion.
ya que yo he ido al restaurante, tanto la comida, lugar y el servicio me parecen de primera, a mi parecer hubiese preguntado por los administradores o dueños del restaurante para que le brindaran la informacion.
segun su narracion disfruto de la comida y creo que su calificasion no concuerda con lo que escribo

1
gabriella

Yo he ido al restaurante, no tengo ninguna queja . Me gusta el de carretera sur. Pero leyendo su review , me parece que que a pesar que no tiene que ja de la comida ,ni del servicio, ni del ambiente , los califico bien bajo. La Casserole es mi restaurante preferido por el ambiente , servicio y menu.

Más en: Arte y Ocio

Otros artículos del mismo autor