Confidencial » Arte y Ocio » Leer artículo

Un nuevo 'asiático' en la ciudad

Mandarín: Asia en Managua

Llama la atención lo cuidado de la ambientación del restaurante, pero la comida debe mejorar

Gonzalo Mas | 21/7/2013

¿Se fijaron cómo está mejorando la decoración de los nuevos restaurantes de Managua? Hoy les comento un bonito establecimiento de la capital: El Mandarín.

El establecimiento es rectangular. A un extremo están los baños, una barra y la caja.  Al otro veo una pared de color gris claro (todo el establecimiento está pintado en ese color) con unas cañas de bambú incrustadas y pintadas de color rojo chillón a modo de decoración.

En el resto del local hay varios ventanales y un zócalo de un metro de altura. Entre el zócalo y las ventanas hay un poyo de decoración tendenciosa marcado por el contraste de color: Piedras blancas y plantas de un verde intenso.

Las mesas y las sillas son de color negro. Las mesas están cubiertas de  manteles individuales de color rojo sobre los cuales colocaron 2 platos blancos (el grande debajo del pequeño), una servilleta negra de papel y palillos de madera.

El camarero viene a entregarme el menú y añade en mi mesa un tenedor y un cuchillo, salsa soja y una botella de vino tinto que no probaré. El menú está presentado en una tabla de piel roja. En él se ofrecen 8 entradas y 15 platos principales. La carta de vinos es la misma que la del restaurante Porterhouse (que está junto al Mandarín): Se ofrece una gran variedad vinos tintos (sobre todo chilenos, argentinos, españoles y franceses). Los vinos blancos también están suficientemente presentes.

Me llama la atención el alboroto del lugar. Parece tener el establecimiento  mucho eco: La conversación mantenida por los muchos comensales de una de las mesas resuena en todo el local. Hay música de fondo pero ella amplifica el efecto del ruido, quizás hubiera sido mejor apagarla.

Voy al baño. Sus materiales no son nuevos y la pintura de los muros está descascarillada, pero  el aseo está muy limpio, que es lo más importante.

Hace un poco de frío hoy en Managua, así  que para entrar en calor pido una “sopa agria y picante” elaborada con caldo de pollo, trocitos de tofu y bambú, pollo y legumbres verdes.

La sopa es servida en un bol blanco acorde con el resto de la vajilla. Su tamaño me sorprende: La encuentro demasiado pequeña para considerarla plato único y demasiado grande para ser una entrada. No sé definir bien el sabor del plato porque el picante del mismo eclipsa lo demás. No hubiera estado demás que la sopa incluyera noodles o algo de arroz en su defecto.

Como plato principal elijo “Pollo en salsa de naranja”, que consiste en trozos de pechuga en salsa de naranja con chile suavemente picante. La ración es bien grande. Se trata de dados de pechuga de pollo empanados y fritos envueltos en una salsa (algo pegajosa) de naranja. Todo servido una abundante capa fría de lo que parecen finas tiras de sémola de maíz fritas. El plato ni me sorprende ni me convence.

No hay carta de postres (el restaurante lleva poco tiempo abierto y aún quedan cosas por finalizar).  Después de tanta comida me hubiera apetecido algo ligero como un sorbete. Pero entre lo que me ofrece el camarero no hay nada liviano. Pido un cheesecake con café. Es una sabrosa capa de crema dulce y de textura densa sobre una base de galleta machacada. El postre ciertamente sabe a café y es sabroso.

Con el cheesecake me traen el café: es un espresso intenso y fuerte que me ayudará a desperezarme tras el banquete.

El camarero que me ha atendido ha sido atento aunque algo tímido. Respondiendo a mis preguntas me explica que los dueños del restaurante son los mismos que los del Porterhouse con los que comparten el terreno. El camarero me comenta que el chef es chino-venezolano. Parece algo intimidado conversando conmigo así que, respetuoso, opto por zanjar la charla pidiendo la cuenta: Pago 6 dólares por la sopa, 14 dólares por el pollo a la naranja y 5.5 dólares por el cheesecake (IVA y propina sin incluir).

 

Restaurante Mandarín

Café:                           9

Bebidas alcohólicas:   9

Ambiente:                  9

Baños:                        6

Servicio:                     7

Postres:                     8

Comida:                     6

Dirección: Km 8 carretera a Masaya, contiguo Porterhouse.

Teléfono: 2276 0571

Recomendado: Kung Pao (pollo, camarones o vieiras), res de Mandarín (tiritas de filete de res, salteados al wok con cebolla verde ajo y ricas salsas chinas).

Comentarios

7
José Miguel Cuadra

Mi esposa y yo tuvimos la oportunidad de visitar el Mandarín por invitación de un gran amigo. Me sorprendió mucho la calidad del Restaurante y su comida, sinceramente nos gustó mucho. Hasta el momento me parece uno de los pocos lugares de comida asiática en Nicaragua que ofrece un rico menú balanceado en solo 2 páginas. Tanta fue nuestra satisfacción por lo que comimos, que llamamos al Chef para felicitarlo y muy amablemente se acerco a nuestra mesa. Les puedo asegurar que si es chino venezolano, se llama Chef Tony Chong y con mucho profesionalismo nos explico que los ingredientes que utilizan son todos auténticos de origen chino. Recomendamos este Restaurante, sus precios son accesibles y para mi en lo personal, lo más importante es que sobre todo su comida es exquisita, tienen estacionamiento con seguridad y es muy limpio.

6
ALT

Concuerdo con juan r.

Estuve en Mandarín el día de ayer y solo puedo decir cosas buenas del local. Buena atención, excelente comida (ingredientes frescos, no grasosa- a diferencia de los otros locales que dicen ofrecer comida china-), los postres son los mismos de Porterhouse pero también Mandarín tiene su propio postre (y muy rico): banano tempurizado con helado y sirope de chocolate. De los postres de Porterhouse recomiendo el Lava y el Capricho (para los amantes del chocolate).

En cuanto a la comida recomiendo todo. Pude probar 5 platos diferentes más 2 entradas diferentes. Todo exquisito y de excelente calidad.

Muy buena atención. Los dueños se mantienen en el local y creo que eso ayuda mucho en cuanto al desempeño de los meseros.

Lo único que me gustaría que cambiaran son las servilletas. Al ser de papel salen volando muy seguido gracias al viento del A/C y abanicos. Yo pondría servilletas negras de tela.

En general es un excelente lugar y muy recomendado si tus estándares de comida china son muy altos.

5
Fidel

Alguien sabe donde puedo encontrar comida tailandesa en Nicaragua?

4
Chris G.

Que bueno que este mejorando la calidad de los restaurantes en Nicaragua. La verdad que en Nicaragua no hay muchas opciones de comida china, al menos yo no he visto muchas y si las hay, por favor recomienden porque ese tal Mr. Lee la verdad que con solo ver la comida no ganas de comerla. Me acuerdo que habia un restaurante chino en carretera norte el cual no se si aun existe, pero espero que la verdad que sigan llegando mas a managua donde es dificil encontrar un buen restaurante chino.

3
KUNGFU

hablando de comida china,es lamentable lo que le sirven al cliente en MR.LEE o el otro rest. que queda de la taquiza bello horizonte hacia arriba es de muy mala calidad ademas que se tardan para despachar al cliente. se supone que la comida china es sin aceite y ahi la comida parece fritanga nica.

2
Ignacio Vargas

muy buen comentario como los anteriores hasta hoy me atrevi a hacer un comentario efectivamente los restaurante y bares han mejorado mucho en diseños mas audaces decoracion interna etc. pero hace mucha falta en uso de materiales adecuados como superficies rugosas para reducir el eco y rebote del sonido, falta de iluminacion adecuada direccionada a mesas, extraccion correcta de olores, etc.

como arquitecto me alegra que este mejorando pero los dueños deben de invertir mas en estos aspectos tecnicos no solo en cuadros y colores bonitos.

1
juan r.

Creo que su critica es errada. Yo he ido 3 veces a comer a este restaurante porque me parece de los mejores en Nicaragua. El concepto es comida asiatica americana y creo que esta bien logrado. La decoracion del lugar es muy amena, el tamaño de los platos es abundante, el precio es modico y la calidad es muy buena. En cuanto a comida china es la mejor opcion en Nicaragua por bastante.

Creo que el chef no es ni venezolano ni chino, ya que es el mismo dueño de Porterhouse, yo lo vi en la cocina cocinando, un Sr. cifuentes, entonces diriamos el chef es 100% nicaraguense.

Más en: Arte y Ocio

Otros artículos del mismo autor