Confidencial » Arte y Ocio » Leer artículo

Una nueva propuesta musical en Nicaragua

El existencialismo de Eleonore

Una banda de rock alternativo nacional aborda en sus líricas los problemas que afectan a los jóvenes

Ernesto Valle | 16/7/2013
@Ernestovalle3

Eleonore es una banda nicaragüense que desde inicios de este año ha logrado posicionarse en la escena del rock alternativo nacional. Sus miembros, quienes en su mayoría  son universitarios cuyas edades no sobrepasan los 22 años, abordan en sus canciones algunos temas que afectan a los jóvenes, como los problemas familiares, el desamor y la adicción a las drogas

Alternative content

El nombre de la banda hace referencia a un personaje ficticio que explora su sexualidad. Su nombre fue una propuesta del productor musical de la banda, Horacio Alvarado, quien a su vez es guitarrista de Carga Cerrada, un grupo de rock pesado.

La banda está integrada por Alejandro Borge (Voz/Percusión Menor), Edgard Zambrana (Bajo), José Andrés Bustamante (Guitarra), David Prado (Guitarra), Stephan Vaughan (Teclado) e Iván Arredondo (Batería).

La propuesta de estos nicas es diferente a lo que se escucha en las radios. “Cama roja” y “Espejismos”, son algunos de los títulos de sus composiciones, que según José son “capítulos diferentes en la vida de Eleonore”. En sus canciones mezclan las distorsiones fuertes de las guitarras, una batería galopante y arreglos de bajo que llegan hasta el funk. Hay también en su música motivos del bossa nova y cadencias espaciales con el piano. Esta banda no desestiman la lírica, para Eleonore: “las letras son importante porque apasionan a la gente”.

Influenciados por reconocidos grupos como Pink Floyd (Inglaterra), Dream Theater (Estados Unidos) y Ciclo (Nicaragua), esta banda propone no sólo un disco conceptual, sino historias que trascienden y que hilvanan cada una de sus canciones. Los problemas de Eleonore abordan todos sus estados de ánimo: desde la tristeza a la alegría y a situaciones cotidianas típicas de un adolescente.

Sus orígenes


Aunque este proyecto musical se fundó en 2011, la alineación del grupo ha tenido un par de variantes. Tuvieron dos vocalistas antes de la llegada de Alejandro. Edgard fue el segundo bajista en la historia de la banda, luego que

Noel “Chipi” Portocarrero (integrante de agrupaciones como Grupo Armando, Monroy & Summernage y Ciclo) dejaría el grupo. A mediados de 2012, las cosas se formalizaron, y Eleonore comienzó a componer de manera más seria.

Ese mismo año, varias invitaciones de otros grupos hicieron que sus miembros tuvieran otros proyectos. Edgard e Iván, por ejemplo, formaron parte de la banda de metal CargaCerrada (agrupación liderada por Alejandro Mejía). Tras una intervención quirúrgica a mediados del año, Iván salió de  Carga, y se dedicó solamente a Eleonore. David tocaba con un grupo llamado Sexto Sentido, y Alejandro cantaba y componía con Inconciencia Colectiva.

Sin embargo, estas invitaciones no fueron problema. “La prioridad fue siempre Eleonore” dice Iván. Tocando con estos grupos, los chavalos ganaron experiencia;  y los niveles de autoexigencia en interpretación y conocimiento musical de cada miembro fue mejorando. Hubo que mantener un equilibrio. Muchas horas tocando cada quien su instrumento, perfeccionando sonidos, acordes.  “Iván estaba en otro nivel. Y eso me obligó a mi, buscar como seguirlo”, cuenta José.

El sueño dorado: grabar un disco

Con la ayuda de Horacio Alvarado, como ingeniero en sonido, Eleonore se ha comprometido, en este 2013, con el sueño de cualquier músico: hacer un disco. José expresa que “para algunos de nosotros es otro paso. Quisimos llevarlo a otro escalón. Hacer más serias las cosas”. Independiente y autofinanciado, el disco será homónimo a su grupo y planean tenerlo listo en dos meses. 

Para los muchachos todo esto ha sido una gran travesía. Quieren demostrar que se puede mostrar el trabajo musical, sin necesidad de patrocinio. “Los músicos que ya son élite, lo tienen todo. Pueden empezar una banda desde cero, pero ya tienen todo el apoyo”, dice Iván. A la fecha, las pistas de baterías, guitarras, bajo y piano, ya fueron grabadas. Sólo falta la voz y todo estaría listo para masterizar.

Comentarios

2
Jimena Cedeño

Excelente propuesta la de estos muchachos . Suerte en todo lo que hagan y aquí estamos para escucharlos y apoyarlos. Siempre!!

1
Don

El sueño de cualquier músico no es grabar un disco, es hacer que la gente lo oiga. Buena banda :)

Más en: Arte y Ocio

Otros artículos del mismo autor