Confidencial » Nación » Leer artículo

Policía se "lava las manos", jóvenes denuncian ante Fiscalía

#OcupaInss demanda castigo a los agresores y cómplices

Además de agresión física y vejaciones, las turbas se robaron 7 vehículos, 25 billeteras, 27 celulares, 9 cámaras digitales

Octavio Enríquez | 25/6/2013
@cabistan

Las denuncias de violaciones a los derechos humanos, permitidos en los últimos días por la Policía Nacional, encontraron una explicación en la jefatura que declaró a la institución objeto de “intereses oscuros y malintencionados que de forma perversa”  intentan deslegitimar su trabajo, mientras las víctimas pidieron una investigación a fondo.

Según la Policía Nacional, en este momento no se encuentra ninguna persona detenida en relación con los sucesos ocurridos en los últimos días en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (Inss), cuando el sábado anterior encapuchados vestidos con camisetas del Frente Sandinista agredieron a ancianos que piden una pensión reducida al gobierno, y a jóvenes que los acompañaban en su demanda.

La nota de prensa 12-2013 acusa a medios de comunicación, que no identifica, de publicar imágenes y videos de hechos que no ocurrieron en Nicaragua, lo que “condenan públicamente” y lo califican de manipulación presentada a través de redes sociales en las primeras explicaciones que ofrecen tras los actos de represión.

Las autoridades policiales reiteraron "el papel de nuestra institución de continuar cumpliendo fielmente con la misión constitucional que tenemos encomendada de velar por el orden y la seguridad de las y los nicaragüenses”.

Piden destitución de mandos

Sin embargo, en un urgente comunicado de #OcupaInss, que agrupa a los muchachos que fueron vapuleados en las redes sociales, se pide la destitución de los mandos policiales que "sin vergüenza alguna, pretenden aparentar ignorancia de estos atropellos, violentando su misión constitucional que les obliga a garantizar la seguridad de los ciudadanos y la persecución de los delitos".

Piden que se procese a las autoridades policiales que apresaron a 16 jóvenes sin explicarles las causas de su detención, de los cuales seis fueron liberados después de tres días presos, con lo que se violó el plazo de 48 horas establecido en la ley para presentarlos ante el juez o dejarlos ir si no había acusación alguna.

Sometidos a intimidación y torturas

"Pasaron 24 horas detenidos ilegalmente como presos políticos, sometidos a intimidación y torturas", remarca el comunicado.

Los jóvenes demandan además  una investigación sobre el robo de siete vehículos, cuatro motos, 9 cámaras digitales, 27 celulares, 4 Ipads (tabletas), 25 carteras con documentos de identidad, tres computadoras, ocho anteojos, 11 tarjetas de débito y crédito.

Ante los ojos de la Policía, que se declara víctima de intereses oscuros, se robaron también tres relojes, 2 Ipods, tres guitarras, 1 cajón peruano, 1 pasaporte, 1 estetoscopio Littman, 1 tensiómetro, 6 memorias de cámaras- celulares-grabadoras según el recuento de #OcupaInss.

"Los agresores deben ser juzgados por sus delitos ante los tribunales", expresaron.

Además de la Policía, el foco de la investigación solicitada por los jóvenes debe alcanzar a las autoridades municipales que proporcionaron los camiones en los cuales se movilizaron los agresores.

Jóvenes denuncian torturas policiales

-----------------------------------------------------------

Quizá le interese:

Jóvenes denuncian torturas policiales

Policía fue cómplice de ataque criminal 

Jóvenes denuncian torturas policiales
Jóvenes denuncian torturas policiales
Jóvenes denuncian torturas policiales
Jóvenes denuncian torturas policiales
Jóvenes denuncian torturas policiales
Jóvenes denuncian torturas policiales

Comentarios

6
lencho

Esta policia es cinica, ellos estaban ahi cuando los jovenes fueron vapuleados y robados e incluso ayuadaron a los paramilitares a hacer su trabajo, y que ahora vengan a decir que es una campaña de desprestigio contra la policia eso es cinismo. Escuche las declaraciones del vocero de la polica el comisionado borge y en determinado momento mencionó la razon de la policia señalando que estaba para resguardar el orden y proteccion a la ciudadania. Entonces le pregunto a este comisionado porque no actuaron cuando los turberaos sandinistas estaban acribillando a los de la tercera edad y los muchachos y muchachas que los estaban apoyando. Lo que se dice en las redes sociales es verdad, la policia por su pobre actuar se merece esos comentarios. Ellos son los mayores violadores de los derechos humanos de los nicaraguenses.

5
rvb

a mi me hecharon preso por apoyar a los viejitos, me golperon entre 8 policias y sin oponer ninguna resistecia me siguieron golpeando, ya casi va a cumplir una semana y aun me duele la cabeza de los golpes que me dieron, pero bueno aqui no hay justicia pero algun dia la van a pagar esos policias orteguistas

4
Martín Gallegos Velasquez

Que cínicos y sinverguezas son estos mandos de la policía, estan permeados ante el poder, Aminta es la cara pública, pero en realidad no ejerce ningún mando, son los cuadros paramilitares del Carmen, jefeados por Moncada Lau, los que verdaderamente tienen el poder. Tengan cuidado que cuando la ola llegue, los va arrasar igual que a todo lo que olio a Somocismo....

3
Ciudadana indignada

Mi solidaridad con los jóvenes y ancianos, en especial mi admiración para estos jóvenes que enfrentaron con valentía a los cobardes, en especial a muchas mamas y papas que como el señor Villanueva han denunciado los ataques y robos a sus hijos de los delincuentes y dizques sandinistas.

2
roberto cuadra

Estos avispados funcionarios de la policía que dirige la Srta. Aminta Granera, al igual que sus comisionados, aducen, dulcemente, que las brutales golpizas que sus agentes y las nuevas turbas nicolasianas del binomio Ortega-Murillo, propinaron a los ancianos y a los jóvenes que los protegían, obeden, a "intereses oscuros". ¿Habrase visto? Estos chicos se la pasan de inteligentes y brillantes estrategas del terror: Abran bien las charolas: los tales "intereses oscuros", salen, (y nadie se asombra), de la sórdida mansión que habitan la pareja Ortega-Murillo, donde se practica, con apabullanate impunidad, el "Arte Oscuro de la Matonería", como certeramente lo definiera Carlos F. Chamorro. Las criminales turbas sandinistas, sin excepción, junto a sus líderes (entre ellos el diputado Porras), son los nuevos sicarios del sórdido y taimado Ortega Saavedra. ¿Cuándo estos sicarios la van a emprender a patadas y trompadas contra los valientes jerarcas de la iglesia? Los mal llamados "líderes de los partidos de la oposición" !por fín! enseñaron el rostro: dóciles borregos que, por migajas y prebendas, pueden vender hasta el último centímetro del suelo patrio. !Ayúdales Gral. de Hombres Libres! No permitas que sigan prostituyendo tu figura y tu sagrado nombre como en un burdel de baratillo.

1
Gustavo Jose Villanueva Valdez

Quienes fueron los que en horas de la madrugada, a eso de las 4.30 a.m., le propinaron una brutal golpiza a mi hijo Carlos Gustavo Villanueva Rodas, despojàndolo de todas su pertenencias, DEJANDOLO SEMIDESNUDO, BIEN GOLPEADO E IMPOTENTE, para luego empezar a destruir su carro, marca Nissan, doble cabina color metàlico claro con placas M 187356, AÑO 2013 Y POSTERIORMENTE PROCEDER AL ROBO.

Dònde estàn los màs de seis vehìculos y motos que se robaron los elementos criminales?
Exijo como ciudadano, no solicito, para que se encuentren, los culpables de tan cobarde acto, en contra de jòvenes indefensos.

DONDE ESTAN LOS MAS DE SEIS VEHICULOS ROBADOS, CARTERAS, DOCUMENTOS, RELOJES, CELULARES, APARATOS DE MUSICA, CHAMPAS, ROPA, MOCHILAS, ZAPATOS Y OTORS ENSERES QUE SE ROBARON LA MADRUGADA DEL SÀBADO?

No nos tomen como tontos con esos comunicados, hablemos de realidades y no traten de tapar el Sol con un dedo. O ES QUE EN NICARAGUA YA EXISTEN "MAGOS" QUE HACEN DESAPARECER TODO?

Si es asì tendrè que abandonar este paìs embrujado, porque esos "MAGOS" pueden hacer desaparecer a toda mi familia y su enseres. Y la P.N. argumentarà que son "MAGOS" de la "derecha".

G. Villanueva V.
Junio 2013.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor