Confidencial » Opinión » Leer artículo

Obsolescencia

Edmundo Jarquín | 19/7/2010
@mundoj1

Estos días se conmemora el 31 aniversario del triunfo de la revolución sandinista en 1979, y con motivo del aniversario de la revolución liberal de finales del siglo XIX, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) tuvo su convención. Ambos eventos se han  utilizados como pretexto para lanzar las candidaturas presidenciales de Daniel Ortega y Arnoldo Alemán.

Pero resulta que el 83 % de la población de Nicaragua es menor de 45 años de edad. Esto significa que casi 5 millones, de los 5.8 millones de nicaragüenses, tenían 14 años o menos de edad, o no habían nacido en 1979. Y desde luego, literalmente ningún nicaragüense vivo había nacido cuando la revolución liberal.

Traigo a colación esos datos porque si algo resulta obsoleto, desde la oposición a Ortega, y yo mismo he incurrido en el error, es acusarle de “neo-somocista”, es decir, de repetir en buena parte las prácticas dictatoriales del somocismo. Aunque desde el punto de vista histórico y analítico lo anterior es correcto, desde el punto de vista vivencial ese discurso tiene una gran dosis de obsolescencia, porque no tiene ningún significado para la inmensa mayoría de nicaragüenses que no tienen memoria del somocismo.

Lo mismo puede decirse en relación a Arnoldo Alemán, quien fuese activista somocista e incluso ocupara el cargo de Secretario General, o algo así, de la Juventud Somocista. Decir que Arnoldo Alemán fue somocista, no tiene ninguna implicancia vivencial para gran parte de los nicaragüenses.

Nos guste o no, y personalmente estoy entre los que no me gusta, ni los méritos de la lucha contra Somoza, ni los méritos o desméritos del somocismo, tienen mayor significado, más allá de la memoria histórica, para la inmensa mayoría de nicaragüenses.

El triunfo de la revolución Sandinista, y la incapacidad de mantener unidos a los nicaragüenses, abrió camino a una nueva contradicción, de la cual hay más gente que tiene memoria vivencial. Fue la contradicción entre sandinismo y antisandinismo, de los años 80, y que se arrastró todavía en los 90. Y aunque esa contradicción de alguna manera sobrevive, ya no tiene la fuerza de entonces, porque el pacto entre Alemán y Ortega de finales de los 90,  que es dónde radica el desastre político, institucional, económico y social que estamos viviendo, puso en evidencia que ambos son, para todos los efectos prácticos, la misma cosa. Eso explica el casi millón de nicaragüenses que en el 2006 votaron por opciones que se oponían al pacto, y que ahora se entienda que la contradicción más importante es caudillismo autoritario, a un lado, con Alemán y Ortega y su carga de incapacidad, corrupción y retraso, y, al otro lado, democracia, decencia y modernización de la política..

Estoy seguro que ahora serían más los que votarían contra el pacto, toda vez que para muchos liberales, que todavía en el 2006 votaron por la opción que representaba a Alemán, están conscientes que éste abrió el camino para el regreso de Ortega al poder.

Tanto Ortega como Alemán, más que la Revolución Liberal de 1893 o la Sandinista de 1979, son la explicación fundamental de nuestro desastroso presente. ¿Cuántos nicaragüenses están contentos con su situación? ¿Creen ellos que con uno u otro de esos caudillos autoritarios estarán mejor en el futuro?

Ya lo dije una vez: ni se rescata la esperanza, ni se construye el futuro, con los fracasos del pasado, y menos con los fracasos del presente que representan Ortega y Alemán, que han gobernado o cogobernado durante los últimos 31 años.

Si de ver hacia delante y con esperanza se trata, no es ni con Ortega ni con Alemán. Hay que dejar “que los muertos entierren a sus muertos”, según esa conmovedora sentencia del evangelio. 

Preguntas que se hacen los nicaragüenses

Precisamente, las preguntas que se hacen la gran mayoría de nicaragüenses no son sobre el somocismo, la revolución de hace 31 años, y menos sobre sobre el zelayismo del siglo XIX.

Los nicaragüenses se preguntan porqué, a nuestro lado, Costa Rica tiene un ingreso per cápita casi 7 veces superior al nicaragüense. Y Honduras, al otro lado, tiene un ingreso por persona 80% superior al nicaragüense; y el de Guatemala es 160% mayor, sin que ninguno de estos dos países tenga una situación envidiable..

Los nicaragüenses saben que hace tres décadas eran decenas de miles de salvadoreños y hondureños que venían a buscar trabajo en Nicaragua, y ahora son centenares de miles, no decenas de miles, centenares de miles, los nicaragüenses que emigran a buscar trabajo en Costa Rica, Panamá, El Salvador, incluso Honduras, y otros países.

Entonces los nicaragüenses tienen razón en preguntarse a qué “31 años de triunfos” se refiere la propaganda orteguista, que agobia con rótulos de calles y carreteras, y avisos de radio y televisión.

Precisamente la última encuesta de M y R Consultores revela que para dos de cada tres nicaragüenses el gobierno de Ortega produce desesperanza. Y eso se corresponde con los dos de cada tres nicaragüenses para quienes su principal problema es la pobreza y el desempleo. ¿Qué triunfos son esos? Solamente uno de cada cinco nicaragüenses considera que su situación es mejor que antes. Para cuatro de cada cinco, está igual o peor.

Con el crecimiento promedio que ha tenido el ingreso per cápita en los tres primeros años de gobierno de Ortega se necesitarían más de 50 años para duplicar el ingreso de los nicaragüenses. ¿Es ese el futuro que queremos?

Y con Alemán, socio de Ortega, y ahora socio subordinado del mismo, que hizo posible el regreso de éste al poder, y ha hecho posible su consolidación en el mismo, y cuyo gobierno fue un ejemplo de derroche e ineficiencia, dejando un déficit fiscal enorme, que obligó a políticas contractivas en los años siguientes, y que según la mencionada encuesta de M y R, tres de cada cuatro nicaragüenses creen que Alemán divide y desune, ¿alguien sensatamente cree que en el futuro estaríamos mejor?

Por si no bastara la evidencia que arroja la encuesta de M y R, recientemente se hizo pública la última edición del Latinobarómetro, la más prestigiada medición de opinión pública de América Latina desde hace 15 años. Pues resulta que en medio del gran optimismo que hay en América Latina en este momento, porque la región en su conjunto ha sido capaz de sortear la crisis económica internacional, cuando en Latinobarómetro se preguntó si el entrevistado y su familia iban en la dirección correcta, Nicaragua ocupó el último lugar entre los 18 países latinoamericanos incorporados en la encuesta. Y cuando se preguntó si el país iba en la dirección correcta, ocupamos el penúltimo lugar.

Si ése es el resultado de “31 años de triunfos”, ¡qué tal si habláramos de fracasos!

(Columna "El Pulso de la semana", que el autor transmite semanalmente por Radio Corporación. Este texto corresponde a la edición 109)

Comentarios

5
Max

¿Porqué el Sr Jarquin despotrica e insulta a Arnoldo Aleman?.
Creo que en los antecedentes Políticos del Sr Jarquin hay mucho mas qué criticar.. , lo recuerdo vestido de Verde-Olivo, formando parte del Gobierno de Daniel Ortega, de embajador, en Mexico, y su esposa de Embajadora en Costa Rica y luego en Cuba,..El orondo Matrimonio Jarquin-Chamorro, viviendo la gran vida, mientras el pueblo Nicaraguense era confiscado, torturado, enviado al exilio,asesinado, bombardeado, sus alimentos racionados, sus ahorros robados con la desmonetizacion, ..cuanta complicidad en el latrocinio Orteguista,. Edmundo Jarquin, colaborador Necesario para lo que es hoy en dia el Dictador Ortega.
Sr Jarquin tiene ud tarea para rato para reparar el daño hecho por ud al pueblo de Nicaragua, ..pero no lo veo haciéndolo, ..mas bien lo veo tratando de hacer zancadillas a un lider excepcional que atrajo la admiración del pueblo democratico desde que era alcalde de Managua, con todas sus obras de progreso que le cambiaron el rostro a Managua, Lo veo con cierta envidia del arrastre y el carisma de ese lider Liberal, lo veo Don Edmundo, torpedeando la unidad, fomentando los celos, la mezquindad,
¿Tendrá el Lic. Carlos Fernando Chamorro , premio Maria Moors Cabot, ..la entereza, y la hombría de publicar este respetuoso párrafo?, espero que así sea.. La democracia debería ser para todos, y la libertad de expresión cuando estamos exponiendo verdades, también debería ser para todos, .. y debemos defender el derecho de los demás a expresarse aunque no estemos de acuerdo con esas personas.

4
Alba

......."lo unico que llega a balbucear son las viejas formulas del Fondo Monetario las cuales han demostardo hasta la saciedad que no resuelven los problemas sino que contrariamente los acrecentan"..... que interesante! y no son las mismas que aplica el gobierno actual?, ¿o es que estoy viviendo en otro país y no me dado cuenta?, es ridículo hablar de revolución y cambio de sistema, cuando se sigue pegado al Banco Mundial y demás.....¿?, que alguien me explique!, el mensaje lógicamente no es para Usted Edmundo, a quien de paso Felicito!

3
Gustavo Flores

De manera modesta le expreso Señor Jarquin mis felicitaciones, me parece un buen escrito, habemos un sector de nicaaguenses que demandamos datos serios y reales sobre la situación de nuestro país, Usted con su escrito aporta en este sentido Gracias.
Por otro lado me parece muy interesante su punto de vista, en relación a la comparación histórica que generalmente se hace entre este presente y el pasado, debería de escribir más este tipo de artículos que generen reflexión para este sector en el que estoy, que sin apasionamientos y fanatimos partidarios nos gusta informarnos y promover discusiones. Gracias Sr Edmundo por su aporte!

2
fuenteovejuna

Me parece un discurso en la linea de Obama, el pasado es el pasado y nada mas que eso, bastante reaccionario el punto de partida del senor Edmundo Jarquin por que de un tajo quiere eliminar la necesida de tener una lectura correcta de los hechos historicos, cae en la misma trampa de lo que pretende superar estancado y empantanado, lo unico que llega a balbucear son las viejas formulas del Fondo Monetario las cuales han demostardo hasta la saciedad que no resuelven los problemas sino que contrariamente los acrecentan.

1
Victor Martinez

Señor Jarquín...El regimen Sandinista SIEMPRE ha sido obsoleto y dañino para Nicaragua,.. también lo fué mientras usted respaldó y fué asalariado del Regimen, siendo su embajador en Mexico
Usted fue de los muchos colaboradores necesarios para que Daniel Ortega se convirtiera en lo que es hoy en día..
Por tanto, una candidatura suya a la presidencia, no solo tiene un futuro proclive al fracaso, sino que es inmoral y antietica.

Más en: El Pulso de la semana

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor