Confidencial » Blog » Leer artículo

Sexo Confidencial

Fenómenos sexuales de adolescentes

La persona vive esta etapa con intensidad, pero debe saber que todo lo que ocurra en ella es transitorio.

Auxiliadora Marenco | 12/6/2013

Existen fenómenos  muy particulares que acompañan  la sexualidad adolescente imprimiéndole un sello que al grabarse, no se borra nunca más. Todo lo que dentro de esta etapa sucede califica como positivo o negativo, crea satisfacción o desarrolla culpa y la mayor parte del tiempo no se tiene exacta conciencia de su significado. Pero sobre todo, es transitoria,  la persona la vive con intensidad, pero tiende a desaparecer. 

Los principales fenómenos  que detallaré a continuación se caracterizan por ensimismar al joven o a la joven en un mundo muy personalizado, donde el  agitado mar de sus hormonas le juegan grandes pasadas que generalmente  se aclaran muy poco, ya que  las conversaciones sobre sexo solo están de moda en las bromas o comentarios sobreentendidos que no llegan a conclusiones confiables.

Es como si ese mundo denso del deseo y la búsqueda de su satisfacción, aconteciera en un lugar oculto y desconocido, donde cada uno lo vive a su manera y cada quién lo guarda según la experiencia que le toca.

Esos fenómenos son:

La masturbación o placer solitario, ocurre como una manera de descargar la tensión sexual, y hasta podría ser una práctica saludable, si se despejaran las enormes barreras de prejuicios que pesan sobre ella.

En la pubertad y adolescencia es una práctica común que los adultos conocen y terminan aceptando con disimulo o haciendo bromas sobre si es motivo de debilidad, espinillas o locura.

Las jóvenes también lo practican y muchas dicen sentirse “raras” por hacerlo,  pues su fantasía las hace creer que dicha práctica las deja vulnerables y adictas rechazando más adelante, el encuentro sexual.

Los varones recurren a practicarla rápidamente con la intención de evitar ser sorprendidos sin saber que esto es un importante entrenamiento para volverse eyaculadores precoces. Por su importancia, este tema, lo abordaremos en artículos venideros.

Los varones recurren a practicarla rápidamente con la intención de evitar ser sorprendidos sin saber que esto es un importante entrenamiento para volverse eyaculadores precoces.
Por su importancia, este tema, lo abordaremos en artículos venideros.

Sueños húmedos: Acontecen como su nombre lo indica durante el dormir y tanto en hombres como en mujeres se dan como consecuencia de la carga de energía sexual  acumulada. Contenida durante algún tiempo,  ésta pugna por salir manifestándose cuando  no se tiene control voluntario para evitarla.

Generalmente están acompañados de sueños eróticos donde cada quien vive dichos contenidos con los personajes y experiencias más insólitas. Por la mañana las prendas íntimas están húmedas, de semen en el hombre y de secreción vaginal en la mujer. 

Fantasías sexuales: Al contrario del anterior, estas acontecen de manera voluntaria o no, estando despiertos. Cada quien se imagina escenas románticas con alto contenido erótico. Su contenido o límite varía de una persona a otra y de un sexo a otro. Mientras los varones pueden imaginarse desnuda a una muchacha, ésta puede mirarse con el fundida en un abrazo apasionado.

Como la fantasía no tiene límites, las asociaciones con formas y tamaños las pone cada persona y circunstancia. 

Homosexualidad adolescente: Es importante aclarar aquí que casi todos los y las adolescentes pasan por una fase que se caracteriza por un acercamiento acentuado y profundamente comprometido emocionalmente con otra persona de su mismo sexo.

Durante este período que se da con el fin de asegurarse en el desarrollo hacia la etapa de madurez sexual, los y las adolescentes llegan a veces hasta intercambiar caricias y contactos sexuales. 

Muchas muchachas hacen rituales sexuales donde se comprometen en fidelidad y entran en celos profundos con otras amigas o amigos que pretenden acercarse. Los varones juegan a masturbarse en grupo y mantienen la erección hasta eyacular con el “pretexto” de competir por quien tiene el pene más grande o la eyaculación más rápido.

O existen los llamados intercambios en “seco” donde unos penetran a otros para “iniciarse” en la práctica sexual propiamente dicha. Si por casualidad, experiencias de este tipo se repiten con más frecuencia,  muchos jóvenes entran en confusión, creyendo que por las mismas, tienen que definirse como homosexuales para el resto de sus vidas.

Experiencias y escarceos de seducción: dado que el cuerpo juvenil tiene una particular belleza, y ante la conciencia del poder que ésta ejerce, generalmente se vive una especie de coqueteo voluptuoso y constante por parte de las jóvenes y un intento de seducción por parte de ellos.

Es así como se vuelve importante la ropa, la apariencia, los gestos y cualquier recurso que pueda utilizarse para tal fin. Esto es una forma de afianzar la propia imagen y reconocerse y ser aceptado por el resto de los jóvenes. Ellos y ellas necesitan gustar a otros y encontrar un lugar donde ser alguien. Los movimientos en el baile, la forma de caminar, la entonación al hablar y  otros “efectos especiales” contribuyen a la búsqueda de la propia identidad.

Enamoramiento: Se sueña con alguien que llene el ideal que el propio corazón se formula, muchas veces basado en las propias carencias de la infancia. Es fácil enamorarse del profesor que puede jugar el rol de” padre protector”, o de la muchacha que tiene tantas virtudes que no será  capaz de traicionarlo. El amor es una promesa para la felicidad, para ser importante para alguien, para tener con quien soñar y hacerse acompañar en los eventos importantes de esta etapa. La otra persona llena las expectativas y los sueños. Es casi irreal, pero tan presente que cada quien pone lo mejor de sí en el intento.

Los fenómenos aquí descritos y otros más que podríamos analizar más adelante, están presentes en la vida de cualquier adolescente y es importante hacer énfasis que tienen una fase de intensidad y a veces hasta de obsesividad,  que muchas veces preocupa a los adultos que lo rodean. 

Todos ellos pasan, así como comienzan llegan a un final.  Todas estas experiencias  pueden ser útiles en su aprendizaje y desarrollo sexual, sin quedarse fijado a ninguno de ellos. Cada joven, al experimentarlo debe saber que es natural y propio de la edad y que así como avanzará en edad cronológica hacia otras experiencias de maduración, así también evolucionará sexualmente hacia otros fenómenos. 

Descripción

Vamos a aventurarnos en este blog a hablar de sexo y de sexualidad de manera comprometida.

Acerca del Autor

Soy psicóloga de mente abierta. No me gusta la mojigatería ni la hipocresía. Digo las cosas de manera simple, "concisa y con sesos".

Entradas Antiguas