Confidencial » Opinión » Leer artículo

Vernos en el buen espejo

Los regímenes despóticos no sobreviven aunque resuelvan problemas materiales de la gente, menos aún que sobrevivan cuando no resuelven esos problemas materiales.

Edmundo Jarquín | 1/6/2013
@mundoj1

En el marco de la ofensiva diplomática de China y los Estados Unidos hacia América Latina, que incluye una reciente visita del Presidente Barack Obama, la inminente del Presidente chino Xi Jinping, y la más reciente del Vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, a varios países de la región, éste dijo en Brasil algo que nos debiera llamar a reflexión a los nicaragüenses:

“Brasil le ha enseñado al mundo algo en lo que creemos en los Estados Unidos: que no hay que elegir entre democracia y desarrollo, entre economía de mercado y desarrollo social”.

Podríamos poner un pie de página a lo que dijo el Vicepresidente Biden: su opinión ya había sido corroborada en América Latina por tres países, Chile, Costa Rica y Uruguay, en los cuales su larga tradición democrática hizo posible que antes de la reciente etapa de fuerte crecimiento económico de casi todos los países de la región, y sin ser los de mayor ingreso per cápita, presentaban los mejores niveles de lo que ahora se llama cohesión social y que, sencillamente, significa mejor distribución del crecimiento y por tanto mayor nivel de vida para su población.

El Vicepresidente Biden se refería, sin duda, al caso notable del Brasil, que en apenas 20 años y después de varias décadas de cambios de modelo entre militaristas y populistas, es uno de los países grandes que más ha erradicado la pobreza, y haciéndolo en democracia y libertad, y, lo que quizá es más importante, con cambios de gobierno y de gobernantes. “En Brasil  -le escuché una vez al expresidente que inició el círculo virtuoso brasileño, Fernando Enrique Cardoso-hay una feroz competencia política pero una misma agenda de desarrollo”.

Ahí está, precisamente, la explicación del éxito brasileño, como la de nuestro fracaso en Nicaragua. Hemos tenido períodos largos de fuerte crecimiento económico que no fueron sostenibles  -como ahora luce que lo será en Brasil y no en Nicaragua-  porque las limitaciones a la democracia y las libertades democráticas condujeron a inestabilidad política y redistribuciones radicales del poder.

Y no es ni mucho menos un tema de tamaño de los países. Pequeños y medianos  -como Panamá, Costa Rica, Uruguay, Chile, Perú y Colombia-también están experimentando la virtuosidad de la relación entre desarrollo sostenible y democracia.

La tolerancia, por cualquier título y argumento, con el debilitamiento de la democracia en nuestro país, alienta la consolidación de un modelo autoritario que más temprano que tarde hará colapsar el actual episodio de crecimiento económico, bastante inferior, por cierto, dadas las extraordinarias condiciones externas que hasta ahora ha tenido nuestra economía, que el que hubiese sido posible con mayor seguridad jurídica y confianza política.

El argumento que Ortega no repitió algunos de los más visibles errores de los 80, que además no hubiese sido posible aunque lo hubiera intentado, no debe recibirse con un alivio que termina siendo una patente de corso para que, bajo nuevas modalidades, que son las que las circunstancias hasta ahora permiten, dé al traste con nuestras libertades y las posibilidades de que el actual episodio de crecimiento sea sostenible.

La democracia, no nos cansaremos de decirlo, es una exigencia ética del espíritu humano y una necesidad técnica del desarrollo sostenible.   

Lo que no se logra entender

A propósito de algunos que comparecen frecuentemente en los medios de comunicación extendiendo a Ortega el beneficio de que éste ha cambiado, y se conceden a sí mismos ese beneficio porque ahora sostienen posiciones diferentes a las de antaño, no se entiende porqué, al mismo tiempo, niegan ese beneficio a otros que se oponen a Ortega.

La única explicación de semejante contrasentido es que negando a otros el beneficio que conceden a Ortega quedan bien con éste, a lo cual tienen derecho si de quedar bien con Ortega se trata, pero no pueden negar a otros el derecho de oponerse a Ortega, porque quedar bien con Ortega no es quedar bien con Nicaragua.

Economía de mercado del poder

Hace pocos días se concedió en New York el premio Hayek, dado por el Instituto Manhattan, al autor chino Yang Jisheng por un libro en el cual documentó, como nadie antes, el más grande genocidio de la historia: los más de 30 millones de chinos que murieron de hambre a finales de los años 50 cuando el líder chino, Mao Tse-Tung, se empeñó en el llamado “Gran Salto Adelante”, que fue un intento inútil de forzar la industrialización y, de paso, desarrollar a China de la noche a la mañana.

Entre los millones de muertos estuvo el padre de Yang.

Como se sabe, la próspera China actual reclama ser un modelo de “economía de mercado socialista”, que es diferente, desde luego, a la compatibilizaciónentre economía de mercado y socialismo democrático al estilo europeo y de los casos de Uruguay y Brasil, que hemos mencionado, entre otros. En China hay un régimen político de partido único y se trata de un caso de totalitarismo.

Para Yang no hay tal economía de mercado socialista y desarrolla un concepto que nos resultará familiar a los nicaragüenses: “economía de mercado del poder”, de conformidad con la cual ante los repetidos fracasos chinos con modelos de economía socialista planificada, los líderes de ese país han ocupado el mercado pero exclusivamente en función de estabilizar y consolidar su poder político. Como en Nicaragua, con Ortega.

Según Yang, el régimen de mercado chino se inspira en una sentencia del filósofo Lao Tzu de conformidad con la cual el “gobernante debe llenar el estómago de la gente y vaciar sus cabezas”. Los gobernantes chinos, alega, piensan que se pueden mantener indefinidamente en el poder aplicando esa sentencia. El premiado autor no lo cree así: “la gente tiene más necesidades que solamente comer”, dice Yang.

Si, de conformidad con el mencionado autor chino, y como lo demuestra la historia de muchos países fehacientemente, los regímenes despóticos no sobreviven aunque resuelvan problemas materiales de la gente, menos aún que sobrevivan cuando no resuelven esos problemas materiales.

En todo caso, en Nicaragua, a diferencia de la expectativa del filósofo chino mencionado, hay mucha gente con el estómago vacío pero con la cabeza llena.

Comentarios

7
Aclaracion

Aqui Uds. los censores no solo censuran a Das Gespenst, sino q a todos los q no estamos de acuerdo con Uds. equivalente a decir con el Gob. gringo, oh me equivoco? Miren toda la alharaca q se tienen, q este gobierno dictatorial, censurador q esto q lo otro q la manga del muerto etc... pero a ley y conciencia no es el gobierno el dictador ni el q censura ni nada de lo q Uds. lo acusan, solo basta leer los mal llamados medios independiente para darse cuenta q en Nicaragua o mejor dicho el gobierno les permite ejercer la libertad de expresion y Uds, se han tomado no solo hasta el codo sino q todo el cuerpo porq abusan de esa libertad de expresion al estar injuriando y calumniando y hasta haciendo apologia del delito. Oh es q no se han dado cuenta?

6
Das Gespenst

Estimado Luis.

Por mi parte pueden poner a los mencionados en mi comentario anterior, al chamuko y su círculo de fuego en la basura, estoy cansado de decir que Ortega no representa los intereses de nosotros los trabajadores, que no creo en la cacareada democracia pues esta siempre nos ha traído solo desgracias, pero eso no implica que esté de acuerdo con falsedades como esta: ''porque el desarrollo sostenible sólo se da en democracia, sin importar si el gobierno es de derecha o izquierda, y LA DEMOCRACIA EXIGE DIÁLOGO, CONSENSO CON TODOS los miembros de la sociedad'. Aquí mismo los anti chamukos de derecha escriben que el mejor momento económico en Nicaragua se dio con Somoza, una dictadura, el despegue en Chile según los grandes economistas dirigidos por Milton Freeman se dio bajo la dictadura de Pinochet y podría enumerarte muchos casos más. Por eso es que ustedes fracasan y nadie les cree porque mienten y alteran la realidad, analicen sus fallas, pregúntense porque la gente no los apoya, busquen alternativas y dejen de mentir, entiendan que el problema no es el chamuko sino ustedes que no tienen capacidad para darse cuenta que la han venido regando desde hace tiempo y para auto-engañarse le ponen todas las culpas a los chamukos y así nunca van a quitar a los chamukos. Aquí un porcentaje alto de mis comentarios los censuran.

5
Luis

Das Gespenst,

Qué bonito es que respeten tu punto de vista y no lo censuren. Eso es democracia. Pero, ¡qué triste es ver que quienes disfrutaron de la miel de poder decir libremente lo que quisieran -hasta incluso poner al país "patas arriba" con sus asonadas en los 90- ahora no permiten en sus medios (Radio Ya, Radio Sandino, La Voz del Sandinismo, etc.) a otros disfrutar de ese derecho del que ellos sí que disfrutaron a lo grande cuando fueron oposición.

Esa actitud cerrada llevará al país a otro abismo, porque el desarrollo sostenible sólo se da en democracia, sin importar si el gobierno es de derecha o izquierda, y LA DEMOCRACIA EXIGE DIÁLOGO, CONSENSO CON TODOS los miembros de la sociedad.

En el lenguaje de muchos de los miembros del FSLN y su gobierno, el pueblo sólo son sus simpatizantes, y los demás ¿qué somos? ¿No es esa una actitud antipatriótica, sectaria, infantil y dictatorial?

4
camilo garcia

pareciera que Mundo el feo, està escribiendo un libreto para una pelicula que piensa sera financiada por el BCIE, donde fue un "consultor estrella" y de lo cual hoy "vive decentemente" por su jubilacion anticipada; sin embargo como decia Don Quijote en su lucha contra los molinos de vientos, si ladran Sancho es porque avanzamos; y en todo caso Mundo el Feo, con las ganas de ver nuevamente en la llanura te vas a quedar, pues el MRS fue una llamarada de tuza que ni utilizando la figura de CMG, pudistes llegar a ser "presidente"

3
Doug M

Estoy de acuerdo con Edmundo en cuanto a que reflexionemos a lo que dijo Biden en Brasil, si creo que los que piensan que ortega ha cambiado se equivocan de palmo a palmo. ortega es hoy mas peligroso que nunca, y lo que hoy le dan el beneficio de la duda y se han acomodado muy, pero muy pronto lo lamentaran, ortega ceba la soga con la cual los colgara, y los que hoy se regocijan de lo bien que van los negocios, del "crecimiento economico" que dicho sea de paso solo beneficia a un pequeno grupo de la sociedad nicaraguense veran en su momento desaparecer ese vivir bonito, bendecido y en victoria. Los de abajo, la poblacion que ya desespera de no poder comer decentemente no estan enganados, y ahora con la visita de "madurito pajarito" el desabastecimiento sera mas notorio, ya ENABAS no suministra a la poblacion mas necesitada el mismo volumen de alimentos y demas productos de primera necesidad. Vamos por mas victorias...de los orteguistas chamucos por supuesto!!

2
Das Gespenst

Cuando uno tiene un problema de salud el médico le diagnostica la enfermedad, manda análisis y receta medicamentaos para curar la enfermedad, ese es el proceso normal, en el caso de nuestros opositores como Mundito y CIA., en vez de hacerse un diagnostico de cuales han sido sus problemas, fallas, por lo cual no acarrean gente y pierden la elecciones, mejor hacen diagnósticos de todo tipo de los danielistas, los chavistas, ven las fallas de estos, creyendo que de esa manera obtendrán algunos votos, aunque la realidad les demuestre lo contrario y en la última encuesta los danielistas andan arriba del 70% de aprobación. Por eso yo digo los mejores aliados de Ortega, supongo en contra de su voluntad son Mundito, Sofía, Gioconda, Sáenz, la compañerita Dora María etc. Si en verdad quieren fuera al chamuco y su pelota es requisito indispensable que ustedes se aparten y den lugar a otra gente que no esté quemada y con un mínimo de credibilidad como a mi ahijado Pichi pacha, Sierra Dos, los Romplatines y por petición a Marín McEwan, yo no creo que en sus filas solo los Munditos y CIA., puedan ser los capacitados para ser dirigentes y aun mas vitalicios, por respeto a su membrecía den lugar a otros y tal vez así se pone al chamuco fuera de juego en el mediano plazo.

1
Leonel a. Marin Mc Ewan

La Democracia es el poder del pueblo. Es parte de ofrecer elecciones libres y periodicas, pero ademas es la estabilizacion politica y economica de los pueblos. Se logra a traves de inversiones, independencia y despartidirizacion de los poderes publicos, dialogo nacional, pluralismo politico y participacion ciudadana. El orteguismo es una nomenclatura, una nueva elite economica y ha hecho tres fraudes electorales. Ahora los orteguistas son potentados, empresarios, usureros, piñateros y cinicos.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor