Confidencial » Nación » Leer artículo

Julio Francisco Báez advierte de posible emboscada con reformas Inss

El INSS, Ortega, y la "hora de la verdad"

Experto tributario sostiene que inversiones, atención en salud y la deuda del Estado que asciende a U$ 568.8 millones deben figurar entre temas prioritarios

Octavio Enríquez | 22/5/2013
@cabistan

El experto tributario Julio Francisco Báez, advierte la posibilidad de una emboscada a la ciudadanía con las reformas al sistema de pensiones, las más importantes a su juicio en la última década, una historia en la que los funcionarios de gobierno “no nos están diciendo la verdad”.

Según datos del estatal Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (Inss), en 2012 se encontraban afiliadas 626,801 personas, el 20 por ciento de la Población Económicamente Activa del país.

Desde 1990, se han aprobado 23 disposiciones legales sobre el gran tema de la seguridad social, se han invertido más de 20 millones de dólares y, bajo el gobierno de Arnoldo Alemán (1997-2001) se empujó la privatización para dar lugar a un nuevo esquema que luego fue rechazado.

Las contradicciones públicas recientes entre dos altos funcionarios del gobierno de Daniel Ortega, sobre la realización o no de las reformas, revela que “a nadie hay que creerle”, y que llegó la hora de que sea el Presidente el que presente y explique su propuesta a la población.

“La desinformación surte sus efectos y si eso lo aderezás con el discurso político pro social, el populismo, lo que hace es eclipsar esta realidad. Estos despistes no son de despistados, son de políticos que se rebelan a asumir un costo que será inevitable”.

Báez alertó ante la posibilidad de que la concertación gubernamental sea únicamente con las cúpulas empresariales igual que ocurrió con la tributaria, en la que el sector medio de la población fue el gran perdedor. El experto tributario recordó que el asesor económico de Ortega, Bayardo Arce, anunció que tendría lista la propuesta oficial a finales de mes o principio de junio, que espera discutir “una fórmula” con el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), en la que descartan un aumento de la edad de jubilación y el número de semanas cotizadas.

La propuesta oficial y los estudios de Troncoso

Desde agosto de 2010, el Inss colgó en su página web su propuesta, basada en el estudio realizado por la firma consultora radicada en Washington, Troncoso Consulting Group sobre el sistema de retiro.

La firma consultora hizo además estudios individuales sobre las pensiones a víctimas de guerra,  riesgos profesionales, y el programa de invalidez, vejez y muerte.

La propuesta del Inss, basada en el estudio actuarial de Troncoso, indicó que los nicaragüenses deberían jubilarse a los 65 años, cuando actualmente lo hacen a los 60, mientras el requisito de las semanas cotizadas sería aumentado de 750 a 1, 500 cotizaciones.

El otro punto es el supuesto incremento de la cuota laboral de los trabajadores, actualmente de 6.25%. “El informe Troncoso debe conocerse y difundirse a los cuatro vientos sin miedos ni veladas intenciones secretistas”, dijo Báez que advirtió que el gobierno podría intentar vender la reforma como “un juego aritmético, donde te iba a cortar la cabeza, agradece porque solamente te quitamos una mano”.

“Harry Potter 2013”. Así describió  Báez a Arce al escucharlo negarse a explicar la fórmula que evitará el incremento de la edad de jubilación y las cotizaciones, y que, en la práctica, revela la lógica de rehuir el costo político que implican cambios como éstos en un área súper sensible para la población, a diferencia de otros tributos.

 “Un obrero no se siente agredido cuando se otorga una exoneración a un grupo de poder, no siente que es dinero que le quitaron para su hijo en la escuela”, explica el abogado.

¿Y la reforma integral cuándo?

Para Báez, el pecado de los estudios actuariales realizados es que se limitan a la reforma de pensiones y hacen simulaciones numéricas en un alarde de frialdad.

Las dos vías que se abren a los nicaragüenses son las siguientes según Báez: plantear una reforma parcial centrada exclusivamente en la pensión de vejez, como lo propone el gobierno de Ortega, o una integral que abarcaría cambios en todos los pilares de la seguridad social.

Estos cambios integrales permitirían responder a la pregunta de si llegó el momento, después de 56 años de existencia de la seguridad social, “de una renovación completa a través de una nueva ley que sustituya la tendencia de parches, remiendos y cambios coyunturales en su obsoleto marco regulador”.

Demandó antes de la discusión que el Estado resuelva el problema de la pensión reducida de manera expedita, no esperar hasta la aprobación a la ley, tomando en cuenta que los ancianos mueren esperando que se les reconozca una pensión cuando pasaron de 250 cotizaciones, pero no llegan a las 750 planteadas como requisito.

En esa condición se encuentran 13 mil abuelos, según la Unidad del Adulto Mayor. El gobierno ha aducido que son 45 mil y no hay dinero para pagar.

“La pensión reducida es como la condición para sentarnos a platicar, tiene que  haber voluntad política, que manifieste el gobierno buena fe”, demandó el especialista.

Comentarios

6
Mateo

Me parece que lo importante no es solamente discentir, sino, analizar, explicar y convencer sobre las causas del dicentimiento, que en otras palabras significaria que no nos quedamos en el charco y si fueramos chanchos aun estariamos a la orilla del poder para que nos rasquen.
De ahi se deriva el analisis y la madurez politica y social de hombres de bien que pensaron en un momento que todo estaba correcto, pero reaccionaron y se dieron cuenta que no podian seguir adormecidos como borregos de desfile ante posiciones ortodoxas y anti-democraticas, que atentaban no solo para los grupos politicos, sino para la patria, la soberania y la sociedad.
Hombres y mujeres, como Don Carlos Tunnerman, Don Carlos Fernando Chamorro, Doña Vilma Nuñez de Escorcia y otros mas, supieron reinvidicarse a tiempo y no ser complices de tanta deformacion institucional y trasngresiones a la Constitucion. El caso del INSS, es un tema en el que se necesita del aporte de expertos y la solidaridad de todos los asegurados por rescatar lo que es nuestro. No permitamos que nos expropien nuestro sacrificio de largos años.

5
la chila loca

Tengan la plena seguridad que el Gobierno orteguista tiene preparado el puñal que clavará en la espalda al pueblo trabajador. La deuda que el Estado tiene con el INSS no será pagada ni hoy ni nunca, y esa institución seguirá sirviendo para premiar a los amigotes (o más bien compinches) para continuar chupando la sangre de la ciudadanía. Habrá pagado Tomas Borge el "préstamo" (premio) que le dieron para vivir bonito sus últimos días?.
Ortega se cree más hábil que Somoza, porque le da un poco del botín a los empresarios, principalmente al representante del COSEP, quien sólo ve un país boyante.
Si el gobierno no paga, el COSEP agarra su buena tajada en este festín, los diputados opositores agarrarán su tajadita también. Quién creen ustedes que pagará la quiebra del INSS? Ni chespirito existe ahora para defendernos.

4
Guillermo

Mas que eliminar el asunto de las clinicas previsionales, mas bien es ordenar y regular juridicamente la capitalizacion que hace el INSS a ellas y lograr que sean autenticos centros de servicios de salud... No todo es malo, a un familiar de una amiga mia le efectuaron una operacion delicada cuyo costo andaba por los US$ 12 mil, mas los costos de hospitalizacion en un hospital privado, que tiene contrato con INSS y todos esos servicios lo recibio solo con su pension de vejez, presentando tan solo su carnet INSS...¡¡¡Eso es buenisimo!!!!

3
Jacinto Gomez

Excelente exposicion. Lastima que la audiencia es pobre de educacion y salen con comentarios fuera de contexto y seriedad. Este dinero que habla el articulo es el dinero que los empleados son obligados a entregar al INSS y nada que ver con Albanisa o otras locuras. Aqui se estan robando lo que nosotros que trabajamos pagamos para nuestra vejez, y estan usando ese dinero para hacer politica o ayudando a us amistades a hacerse millonarios. Por favor habran los ojos, no sean tan tontos en salir con tonteras que no tienen relacion.

Ahora, que lastima que Carlos Fernando Chamorro hasta ahora es un hombre de bien y correcto. Ya que cuando mas lo necesitamos en los 80's estaba completamente entregado al Sandinismo y no veia estas barbaridades o los abusos que se cometieron durantes esos años. Pero como dice el dicho el cielo esta conformado por los arrepentidos y no por los orgullosos que nunca reconocen sus errores. Adelante Carlos Fernando y no se aflija que su padre a de estar orgulloso de sus acciones.

2
Denis Aguirre Calero

El apoyo venezolano debe estar fuera de la ecuación. Esta decisión sin duda no es facil para cualquier gobierno -izquierda, centro, derecha, etc. Si bien, la carga no debe de recaer únicamente en los empresarios. Tampoco se debe ser cruel con los cotizantes. Algo está claro, la privatización (AFP) no es una opción. Sin embargo, debería de tomarse en consideración, la eliminación de las clínicas previsionales. Es una buena cantidad de dinero que el gobierno dejaría de transferir a privados. También, mayor presión del estado al empresario en brindar mejores condiciones laborales lo que significaría a mediano y largo plazo en menor cantidad de pacientes en clínicas, menos subsidios y gastos hospitalarios. El INSS debe buscar como multiplicar sus ingresos via inversiones de bajo de riesgo y con buenos retornos.

1
David

Este tema es muy interesante y toral al mismo tiempo, si las autoridades van a hacer algo, esperemos que sea algo viable no solo para el Inss sino para los trabajadores que son los que lo sostenemos .

Notas relacionadas

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor