Confidencial » Opinión » Leer artículo

Peligrosa deriva

Edmundo Jarquín | 10/7/2010
@mundoj1

Dos hechos de violencia aparentemente aislados, los de Chichigalpa, con un saldo de dos muertos y varios heridos, y los de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), con motivo de las elecciones en ese recinto de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), también con heridos, tienen sin embargo en común una peligrosa deriva hacia la violencia social de inequívoco origen político.

Lo de Chichigalpa, que tiene su arranque en un intento de captura ordenado judicialmente por un delito común, terminó en una turbamulta de ciudadanos asediando con palos, piedras y morteros la sede de la Policía. Que para sosegar la situación se hayan tenido que movilizar 800 policías llevados desde diferentes ciudades importantes del Pacífico, revela la envergadura de los hechos.

Pero también revela dos cosas más. Primero, la pérdida de legitimidad de la Policía Nacional, hasta ahora una de las instituciones más respetadas. El alegato de algunos oficiales, que en la turbamulta había miembros de las pandillas, de ser cierto, no invalida el hecho que había indignación ciudadana dispuesta a desahogarse violentamente.

Algo semejante ocurrió en La Paz Centro, después en Catarina y también, de cierta forma, en Boaco, de tal manera que no estamos frente a un hecho aislado.  Por lo demás, el precedente de uso piedras, garrotes, morteros, y de pandilleros para intimidar y agredir, lo estableció el propio gobierno cuando reprimió las protestas opositoras por el fraude municipal del 2008.

Segundo, cuando la indignación ciudadana está dispuesta a manifestarse por la fuerza, es porque se ha perdido la confianza en el sistema judicial para reparar daños, o sancionar cuando los daños no son reparables.

Y ambas cosas, la muy lamentable pérdida de respeto a la Policía, y la pérdida de respeto total al sistema judicial, tienen, como todos sabemos, origen político en la manipulación que el Orteguismo hace de ambas instituciones.

Igual en la UNI. Y en otros recintos universitarios, como lo vimos hace pocas semanas en la UNAN-Managua, en que incluso salieron a relucir armas de fuego, hecho delictivo que hasta dónde sabemos continúa impune.

Lo que está ocurriendo en las Universidades, violencia por negar a los estudiantes el derecho a elegir y ser elegidos libremente, es el espejo de lo que puede ocurrir a todo el país en el futuro, por la sistemática negativa a  los nicaragüenses del más elemental principio democrático: votar, votar libremente, y que los votos se cuenten bien.

Monkey Point                       

Siempre he creído que uno de nuestros grandes desperdicios como país es que teniendo muchos kilómetros sobre el Mar Caribe, no somos, en términos políticos y económicos, un país caribeño.

Vivimos de espaldas al Caribe y al Atlántico, lo que nos lleva, al no tener una buena conexión terrestre con esa parte del país que representa un tercio de nuestra geografía, y un buen puerto en la región, a que buena parte de nuestras exportaciones que van a los Estados Unidos y Europa se realicen a través de Puerto Cortés, en Honduras, o a través del Canal de Panamá, dando una vuelta evitable y costosa.

Desde hace más de un siglo, en tiempos del Presidente Zelaya, se habló de construir un puerto de aguas profundas en Monkey Point, al sur de Bluefields. Y desde entonces, nada, porque en nuestra agitada historia lo urgente siempre ha sustituido a lo importante, y lo importante a lo imprescindible, alterando el orden lógico de la vida. En verdad, si lo imprescindible se atendiera con prioridad, el valor de lo que luce como importante en un determinado momento sería más relativo, y las urgencias serían menores y menos frecuentes.

Pero esta semana se conoció de un Memorando de Entendimiento entre el Gobierno de Nicaragua, a través del Presidente de la Empresa Portuaria Nacional, y dos compañías domiciliadas, según el documento, en Corea del Sur para construir un puerto en “el Océano Atlántico de Nicaragua”, según reza el documento. Ha trascendido que el puerto se construiría en Monkey Point. Eso luce una idea sana. Como también es sano que el  memorando se haya conocido a través del portal informativo del gobierno.

Hasta ahí todo bien. Pero al revisar el desordenado y en ciertas partes oscuro Memorando, surgen algunas dudas.

Primero, se trata de una obra de gran envergadura, que se valora en $500 millones de dólares, y una búsqueda de información sobre las compañías coreanas no arroja ninguna información que acredite capacidad de las mismas para enfrentar una construcción de semejante envergadura. Incluso surgen dudas que las mencionadas compañías existan más allá del papel.

Segundo, se dice que el gobierno pagará la deuda en 7 años. ¿Alguien en su sano juicio cree que una inversión de esa envergadura pueda recuperarse en un plazo tan corto? Y no se trata de finanzas sofisticadas. ¿Cuánto tarda en recuperarse una inversión menor en una finca cafetalera, o hacienda ganadera, o en otro tipo de empresas? Si hasta para recuperar la inversión en un pequeño camión de carga se requieren plazos de 3 ó 4 años.

Tercero, se habla de un costo del financiamiento del 12% entre intereses,  prima de riesgo, y administración y supervisión del proyecto. El costo de ese financiamiento en cualquier organismo financiero multilateral, a los cuales Nicaragua tendría acceso,  si el proyecto es factible, no llegaría ni a la mitad del que piden esas empresas coreanas.

Cuarto, Nicaragua se ha comprometido, al obtener una sustancial reducción de su deuda externa a través del programa de Países Pobres Altamente Endeudas (HIPC por sus siglas en inglés), a mantener un nivel de deuda externa sostenible. Por esta razón es que Nicaragua en los organismos financieros multilaterales internacionales solamente tiene acceso al llamado financiamiento concesional, que tiene tasas de interés de prácticamente cero, y plazos de dos, tres y hasta cuatro décadas para el repago. ¿Autorizarán esos organismos un financiamiento tan oneroso como el planteado en el referido Memorando? 

Quinto, por otras experiencias que se conocen, y mientras el gobierno no proporcione más y creíble información, todo luce como la concesión de una exclusividad que luego se tratará de vender a un tercero, si es que se consigue comprador para semejante aventura, y una ganancia quedaría a  los involucrados en la transacción. Eso parece deducirse de una nota que aparece en el desprolijo documento en la cual, a propósito del financiamiento, dice que “se negociará al momento de la negociación final entre el Gobierno de la República de Nicaragua y el Gobierno de la República de Corea del Sur, o las instituciones delegadas para este fin”. Es decir, el tal financiamiento no existe, sino que con la exclusividad que se concede a las compañías coreanas,  éstas irán a gestionarlo con el gobierno de Corea y otras instituciones.

Pero la famosa exclusividad parece ir más allá del proyecto en cuestión, pues al final del documento se dice que la exclusividad es, también, para “cualquier otro Proyecto de igual naturaleza”, lo cual deja el sabor, en otra dimensión y momento, a la exclusividad del colonialista Tratado canalero Chamorro-Bryan, pero ahora con un gobierno que se reclama de anti-imperialista.   

Una última pregunta: ¿Está realmente de por medio el Gobierno de Corea del Sur, cuyo Presidente estuvo recientemente en Panamá para la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), con una amplia delegación de inversionistas coreanos, hablando de inversiones en la región, y no mencionaron en absoluto ésta de Nicaragua?

Esa fue mi última pregunta. Pero muchos se harán otra: ¿Cuál es verdaderamente “la madre del cordero”, como se dice popularmente?

(Columna de opinión El Pulso de la Semana, Edición 108, que el autor transmite por Radio Corporación)

Comentarios

2
Anielka

Uys los chamorros, Edmundo jarquin ex ministro de ortega no dejan de atacar al PLC dejen ese veneno que asco

1
Franklin

Muchos dicen lo mismo.."la policía,una de las instituciones mas respetadas", esa es una afirmación aduladora e irresponsable por parte de casi todos los medios de comunicación.
Los periodistas se muestran excesivamente complacientes con la Policía, entiendo que muchos hombres de Prensa, a causa de su filiación de izquierda, no se sienten capaces de criticar como se debe a un órgano militar eminentemente partidario, que quierase o no siempre ha sido profundamente Sandinista...alli no cabe nadie que no sea Sandinista hasta la médula.tambien existen tristemente , motivaciones economicas que no permiten a los Periodistas actuar con independencia, anualmente los Diarios lanzan suplementos comerciales en honor a la Policia.
La policía ha sido la autora de innumerables y espantosas violaciones a los derechos humanos. Recuerdese "Las Delicias", "la Marañosa" , los Productores masacrados en Nueva Guinea, el Hijo de la Vicealcaldesa de Nagarote, ..muchas delegaciones Policiales que han intentado ser quemadas reflejan la apreciacion que la poblacion tiene de la Policia Sandinista,..simplemente Nadie Los Quiere...¡¡¡¡ solo ustedes...¡, solo Don Edmundo Jarquin..
Sean Valientes, ..¡pongan el dedo en la llaga ¡, hablen de la Mega corrupcion de los altos mandos policiales , hables de las Camionetonas Prado que poseen los Comisionados y Subcomisionados,..las Camionetonas CADILLAC ESCALADE ¡, las empresas de vigilancia de las que son dueños, las unidades de Buses, y las coimas de la prostitucion y trata de blancas, cantinas y lupanares....¿porque no hablan nada de eso ?, eso es respetable..?eso es admirable?.. ¿Porque prefieren atacar a diario al PLC y a sus Lideres?..eso es enfermizo..¡

Más en: El Pulso de la semana

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor