Confidencial » Blog » Leer artículo

Sexo Confidencial

Nuestro origen y esencia bisexual

Somos educados para ser diferentes, siendo tan parecidos

Auxiliadora Marenco | 16/4/2013

Vamos a comenzar por el principio. Por el origen de todo. El origen de la vida. De esta manera,  le vamos buscando un orden a estos temas y cosas. Iremos hablando de lo  que es y sucede en las distintas etapas de esa misma vida.

Cuando los cromosomas  del hombre y la mujer se juntan para determinar el sexo del hijo que se va a formar, cualquiera que sea el resultado, todos parten y comparten  un mismo origen. Lo que serán los testículos, sacos guardadores de millones de espermatozoides en el hombre, se abren como una fruta madura, para formar  la vulva en la mujer.

El clítoris,  foco y centro del mejor de los placeres y colocado en el centro de la misma, escondido entre pequeños labios, se queda pequeño, esperando su tiempo y su llamado;  mientras  que el pene,  no es otra cosa que este mismo botoncito multiplicado de tamaño.

Eso sucede en ese mundo milagroso de la genética -génesis: principio-, donde un laboratorio genial y perfecto trabaja sin tiempo ni cansancio para fabricar los genitales, aparatos reproductores del hombre o mujer venidos de un mismo origen.

Los caracteres sexuales primarios determinan la reproducción, los secundarios la apariencia externa. Unas partes de él aparecen hacia afuera (pene y testículos); en ella se desarrolla hacia adentro (vagina). Lo que en unas se desarrolla, (senos) en los otros se queda pequeño.

Todos tenemos hormonas masculinas y femeninas. A muchas mujeres les salen vellos en la barba o el pecho. Muchos hombres tienen una voz aguda, o le crecen los senos.

Y lo que hace que tengamos caracteres sexuales de uno u otro sexo, y nos miremos a simple vista como hombres o mujeres, es la prevalencia de uno u otro grupo de dichas hormonas.

La mujer tiene un componente masculino

El hombre tiene un componente femenino

Es una especie de conjugación, de acomodo de partes. La vagina húmeda, suave y jugosa, como un túnel misterioso, recepciona al pene que está erecto, duro y expuesto. La vagina se adapta a su volumen y grosor, le permite resbalar y deslizarse, entrar y salir en una  “divina proporción”.  

Para el placer, tocamos exactamente la misma parte que tenemos en común, el hombre estimula el glande y la mujer el clítoris. Las diferencias verdaderas son las menos y además se complementan.  

De un origen común se marcan las diferencias.

Dichas diferencias están hechas con fines reproductivos: El hombre tiene próstata, Ella, útero. Ella produce óvulos, él, espermatozoides.

Y a nivel emocional, somos aún más parecidos.

Tenemos un poco más o un poco menos de lo mismo.

¿Quién es el hombre  que nunca sintió el dolor de una pérdida?

¿Quién es la mujer que nunca sintió ganas de moler a golpes a un inoportuno?

¿O por qué existe la sensibilidad de los artistas, o las mujeres aficionadas a la fuerza física?

En algún momento de la historia de la humanidad se dio la división de los géneros. La sociedad escogió qué le tocaba a cada quien, como papel a desempeñar, no como esencia de su sentir o pensar. En algún momento y por razones de sobrevivencia el hombre salió a matar dinosaurios para la cena, y la mujer se quedó dándole de mamar a su cría recién nacida. Se inventaron los roles, los modos de conducta, el poder. Se impuso y de determinó para conveniencia de los unos que las otras estuvieran bajo su control.

Para reafirmar esto, se inventaron los prejuicios, creencias mitad verdades,  mitad mentiras que terminan creando los códigos que gobiernan las creencias y las conciencias. Somos educados para ser diferentes, siendo tan parecidos.

¿Qué somos y por qué nos comportamos como lo hacemos? ¿Es un asunto original como el instinto, o algo aprendido y adaptado para ajustar las conveniencias y  las convivencias? ¿Qué es la bisexualidad a tu entender? ¿Tener un poco de los dos componentes, o una preferencia por tener sexo con hombres y mujeres “camuflando” la opción sexual?

Lanzo el primer asunto de debate: ¿Cuál sería tu respuesta sexual  si te pusieran una venda en los ojos y te reclinaras en absoluta desnudez de alma y de cuerpo,  y unas manos suaves acariciaran tu cuerpo y tus genitales? ¿te excitarías y llegarías al orgasmo? ¿De qué dependería, si  dependiera? ¿Por qué?

¿Alguna vez quedaste tan [email protected] ante un paisaje, un atardecer, una emoción, tan, tan grande, como para caer de rodillas ante tanta belleza? ¡El origen donde nos formamos, tronco común del placer y de la vida,  es igual o más, de grande y de sagrado!

Comentarios

7
Javier

Pues que cree? Que los humanos y los dinosaurios no coexistieron....

Senora con sesos.... :P

Yo creo en la naturaleza bisexual del ser humano. Pero he de decir que no me gusto del todo su articulo.

Ahi esta! Sincero! :)

P.D. Lamento las faltas de ortografia. El teclado esta en ingles, asi que a menos de que modifique varias cosas, no puedo escribir correctamente el espanol. :/

6
cacaonica1

Dra. Marenco esto es lo que sucedio en el Principio (Genesis)
"Genesis" 1:27. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varon y hembra los creo. No dice bisexuales los creo como usted muy ignorantemente afirma.

1 Corintios 6:9 traducción Dios Habla Hoy
¿No saben ustedes que los que cometen injusticias no tendrán parte en el reino de Dios? No se dejen engañar, pues en el reino de Dios no tendrán parte los que se entregan a la prostitución, ni los idólatras, ni los que cometen adulterio, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los que roban, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los ladrones....

Por lo anterior usted es una mentirosa afirmando que esas aberraciones tienen origenes naturales.

5
Victor Sandino Ruiz

Sra auxiliadora. Yo soy un cienciologista y terapista. Yo se lo enraizado que puede ser la identidad de homosexualidad en una persona. El hecho de que en esta epoca el trastorno de atraccion al mismo sexo tenga aceptacion politica no lo hace por ello algo recomendable excepto si uno esta empujando una agenda de reduccion de poblacion.

Pese a que el tema es amplio y estoy seguro de que usted lo ha explorado desde muchos aspectos me agradaria si puede leer este articulo y buscar mas de este autor quien es hasta la fecha quien mejor logra explicar para mi las cuasas y manejo del fenomeno de homosexualidad. Hay otro enfoque tambien muy bueno que voy a buscar el link y se lo proveere aqui cuando lo encuentre.

Aunque google traduccion es usable en general no la recomiendo a como no logra transmitir las sutilezas del lengujae.

Confio en que hallara este material muy educativo.

http://antimatrix.org/Convert/Klimov-Degenerates-Rule-The-World.html


http://www.whale.to/b/gregory_klimov.html

4
Auxiliadora Marenco

solo es para reflexionar, no para entrar en pánico!!

3
Themys

Comenzando por el principio, cuál es la definición de bisexual?, lógico más allá de la etimología de la palabra. Hubiese sido bueno precisarlo. sLDs.

2
gilberto paniagua

Buena retórica pero falta esencia. Para que este artículo sea válido necesariamente todos los seres humanos tendriamos que ser hermafroditas. Ya teniendo pene y vagina el humana podria escojer su posición de hombre o mujer, mejor dicho hembra o macho. Somos diferentes, hombre y mujer, de la misma manera que el cuerpo humano se compone de cabeza, tronco y extremidades. Cada una de estas partes tiene una tarea específica, una misión específica en nuestras vidas y al mismo tiempo todas estas partes hacen un solo cuerpo humano. Excusas sobran para justificar el bisexualismo. Verdades. Porque no comensamos a enseñar a nuestrtos hijos a ser bisexuales los que son heterosexuales, homosexuales a los que son hombres y enseñales a nuestras hijas a ser lesbianas........y verán las respuestas. Yo se las repuestas de mis 3 hijos: papa andate a la verga vos y tu bisexualidad.

1
Carlos Pérez

¿Cuál sería la reacción si le pusieran una cucaracha bañada en azúcar en la boca teniendo los ojos vendados?... :D

Descripción

Vamos a aventurarnos en este blog a hablar de sexo y de sexualidad de manera comprometida.

Acerca del Autor

Soy psicóloga de mente abierta. No me gusta la mojigatería ni la hipocresía. Digo las cosas de manera simple, "concisa y con sesos".

Entradas Antiguas