Confidencial » Opinión » Leer artículo

¿Tercia de poder total o empresarial?

La resolución de Telcor es una de las derivaciones de la lógica de acumulación de poder de Ortega en todos los campos.

Edmundo Jarquín | 5/4/2013
@mundoj1

Cualquiera que sea el desenlace de la tercia entre el gobierno y el sector privado por la pretensión del ente regulador de las telecomunicaciones (TELCOR), de incidir de manera absoluta en el nombramiento de los principales cargos directivos y gerenciales de las empresas privadas que operan en ese sector tan sensitivo, no cabe duda que el intento es parte de la lógica del poder total, o totalitario, con la que Ortega ha venido operando desde que regresó al gobierno.

Una decisión que viola tantas normas constitucionales y de la legislación ordinaria y administrativa, no pudo publicarse sin expresa aprobación al más alto nivel del inconstitucional gobierno de Ortega. Esto es obvio.

Lo que no resulta tan obvio es que aunque la decisión se revierta, y ojalá así sea, no estamos ante un simple conflicto entre gobierno y el sector empresarial, sino ante una de las derivaciones de la lógica de acumulación de poder de Ortega en todos los campos. Si la decisión se revierte, el simple amago revela la dinámica de poder que enfrentamos, y nuevas iniciativas vendrán, o la misma cuando se crea hay mejores condiciones. El Orteguismo no es más un proyecto político-ideológico en el sentido tradicional, de izquierda o derecha, sino un proyecto de poder por el poder, de poder por el dinero y de dinero por el poder. Es un proyecto Copérnico, en el cual todo gira y se hace en función del centro, es decir, de Ortega.

En ese sentido, ojalá que este caso sirva para clarificar a toda la sociedad que todos, sin excepción, estamos amenazados por esa lógica del poder totalitario: que no se puede separar, ignorar o ver con indiferencia lo que Ortega haga en el campo de las elecciones, la política y los derechos humanos, de lo que inevitablemente hará en todos los demás campos, el empresarial incluido.

No por conocida o frecuentemente citada podemos olvidar la dramática reflexión del pastor protestante Martín Niemoeller, en las postrimerías del nazismo: “Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí”.

La democracia importa

La próxima semana estaré en Panamá para participar en dos actividades que subrayan la importancia que el sector privado de ese país atribuye a la institucionalidad democrática.

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE), una vibrante organización del sector privado que desempeñó un notable papel en los años 80 en contra del autoritario régimen del General Noriega, organiza desde hace varios años la Conferencia Anual de Ejecutivos de Empresa (CADE), uno de los eventos empresariales más importante de ese país.

El tema de CADE de este año es “Participación ciudadana: institucionalidad y democracia” y he sido invitado como orador en la cena inaugural el martes 9. El expresidente de República Dominicana, Leonel Fernández, será el orador en el acto de clausura, dos días después.

Y el viernes 12, en David, importante ciudad en el occidente de Panamá, el periódico La Prensa de Panamá, ha organizado el Foro titulado “La democracia importa”, y me ha invitado a que sea el expositor principal del mismo, en el cual participarán, además, destacados exponentes de la sociedad civil y del sector empresarial.

En esencia, con títulos ligeramente diferentes, el tema es el mismo: la democracia importa, y mucho.

Que un periódico, que se desempeña en uno de los campos más sensible de las libertades democráticas, la libertad de expresión, se ocupe del tema de la democracia, no extraña en absoluto. No es tan común, aunque cada vez más frecuente, que lo hagan los organismos empresariales.

La razón para que las organizaciones empresariales se ocupen más y más de los temas institucionales y políticos, sin caer en el debate partidario, es que se ha venido acumulando suficiente evidencia histórica y empírica que explica cómo el éxito de los países, en cuanto a su desarrollo económico y social, depende de la solidez de sus instituciones económicas y políticas, sin que sea posible separar unas de otras.

El crecimiento económico autoritario no es sostenible. Nuestra propia historia lo enseña. Después de un cuarto de siglo de fuerte crecimiento económico, la imposibilidad de procesar el deseable cambio político dentro de los moldes institucionales del régimen Somocista, condujo a su derrocamiento, y casi todo el progreso acumulado se revirtió. Lo mismo se anticipa, según los estudiosos, para el caso de China, que adopta instituciones políticas más abiertas y compatibles con la pluralidad de pensamiento y acción, o tendrá dificultades para mantener su ritmo de crecimiento.

En otras ocasiones he comentado la importancia que el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) haya adoptado, a inicios del gobierno de Ortega, una agenda técnica-económica y una agenda institucional. En los hechos, la agenda institucional ha quedado en segundo plano porque el gobierno le niega al COSEP capacidad de interlocución en ese plano. Y no es porque el gobierno tenga otro interlocutor para la agenda institucional, sino porque sencillamente no le interesa en absoluto.

Lo que está ocurriendo en el campo de las telecomunicaciones señala los límites de avanzar a diferente ritmo, como si fuesen separables, la agenda técnica y la agenda institucional. Es como tratar de hacer avanzar un tren sobre un solo riel.

Comentarios

6
Das Gespenst

Mundito, recibe un saludo.
Ya no sé ni que pensar en relación a mundito cada día en su desesperación lo veo más como un pastor evangélico anunciando el fin de las cosas que como lo que es: un político tradicional. Da tristeza la falta de liderazgo de esta gente, como nadie les hace caso se han dedicado a satanizar todo creyendo que con ese lenguaje y estrategia apocalíptica conseguirán votos, es lamentable hasta donde han llegado estos políticos tradicionales en su desesperación, ha desaparecido por completo la iniciativa del arsenal de estos señores, no proponen nada, no resuelven nada, solo ese llanto de cocodrilo en contra de Ortega y sus adláteres sin entender que lo que el pueblo necesita es alternativas y no llorones y profetas de la muerte y las desgracias que es en lo que se han convertido estos señores. Les sigo repitiendo, ya ustedes no dan más, mejor de una forma decente apártense y den lugar a la sangre nueva como son Pichi Pacha, Sierra DOS y los Romplatines, por el bien de Nicaragua apártense, hagan patria apártense. Por lo menos con tu viaje a Panamá vas a ir a disfrutar de la buena comilona y los tragos que como nuevos reyes totalitarios les encanta degustar a nuestros opositores del MRS y las ONGs.

5
Leonel A. Marin Mc Ewan

Felicito al Lic. Edmundo Jarquin por su acertado articulo y que le vaya bien por la Republica Dominicana. Es que el presidente inconstitucional Daniel Ortega, es un envidioso, cinico, asesino que no tiene ni una preparacion academica. Es un resentido social. No es posible que altos funcionarios publicos del orteguismo se receten jugosos salarios dolarizados en dietas y comisiones mientras el sector pauperrimo sufre escalofriantemente el espiral del desempleo ciclico y cronico. El pueblo no esta comiendo los tres tiempos, sin embargo, en la epoca de los 70 s el cordoba estuvo solido C$ 7 x $ 1. Ahora los orteguistas son los neoburgueses, los terratenientes, los latifundistas.

4
javier zuniga

"Retomar el rumbo de la democracia", precisamente lo que nos hace temblar.

3
Joe

Brillante articulo de Mundo, un análisis banano buenísimo, muy adecuado para el mundillo que lo rodea. Si Mundo se vuelve a lanzar para candidato, habremos muchos mas gatos que votaremos por el, al final, vale la pena que nuestros animales políticos sean tan bien analistas de la situación. Sigo diciendo, espero que la CIA le de algún día el premio nobel de literatura a Mundo, se lo merece. Ojala que mi amnesia no me haga pecar con los nombres.
Espero que Confidencial no coarte la libertad de expresión, y vea la sustancia del comentario, y lo puedan publicar.

2
Benjamin Zeledon

El hecho que gobiernos anteriores, politicos actuales no hayan hecho los mejores gobiernos no justifica a la naciente tirania, que se esta convirtiendo en la mismisima reencarnacion del somocismo y como buen pupilo, superando al maestro ha trascendido eficientemente a la aplicacion del sistema fascista hitleriano, homologandose asi con el sistema de los tiranos Castro.
Si hablamos de corrupcion, el credo fascista del danielismo ha superado con creces la otrora corrupcion liberal. No justifica ninguna razon el nacimiento de esta tirania fascista ningun antecedente historico.
Es posible que solo la fuerza y las armas puedan hacer retornar a la Nicaragua de hoy al rumbo de la democracia.....

1
javier zuniga

Ustedes llegado el caso harìan lo mismo, o talvez peor, el sacerdote de la frase llegado el caso tambièn harìa lo mismo, o talvez peor, señor, los gobiernos liberales y lo que Usted representa nos mataron la esperanza, mire si no hicieron lo mismo o talvez peor con el seguro social, Aguado donde està?, donde quiera que estè, asesinò la esperanza, solo nos queda ser un paìs como dice el Dr. Arturo Cruz de clientes y no de ciudadanos.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor