Confidencial » Mundo » Leer artículo

El jesuita Fernando Cardenal sobre el Papa Francisco

'Tenemos una gran esperanza, pero hay que esperar'

Expulsado de la Compañía de Jesús por órdenes de Juan Pablo II, y luego readmitido en la Orden 12 años después, el padre Cardenal habla del primer Papa jesuita.

Carlos F. Chamorro | 24/3/2013
@cefeche

El sacerdote jesuita Fernando Cardenal tiene un récord difícil de igualar. En más de 400 años de historia de la Compañía de Jesús, es el único sacerdote que ha sido expulsado de la Orden, por órdenes del Vaticano bajo Juan Pablo II, y doce años después readmitido de nuevo como sacerdote.

Coordinador de la Cruzada de Alfabetización y Ministro de Educación en los años 80, Cardenal se dedica ahora a varias misiones educativas, en particular el proyecto de  Fe y Alegría. Se declara ¨sorprendido¨ y a la vez ¨esperanzado¨ por el nombramiento de Francisco, el primer Papa latinoamericano y jesuita, y celebra sus primeros pasos marcados por la sencillez y su compromiso con los pobres, y al mismo tiempo advierte que  ¨hay que esperar¨. A continuación un fragmento de sus declaraciones al programa televisivo Esta Noche

¿Qué significa que un jesuita sea escogido papa? ¿Por qué nunca antes había ocurrido?    

Bueno, primero San Ignacio no quería, y nos hace hacer un voto de no aspirar a dignidades eclesiásticas. En la época en que vivió  había corrupción, había lucha por el poder, dentro de los ambientes eclesiásticos por llegar a obispos, a Cardenales, entonces esas cosas a él le parecía que debían estar lejos de los jesuitas, y creo que es la única orden que tiene el voto de no aspirar a una dignidad eclesiástica, y únicamente cuando sea impuesto por el Papa. Por eso hay obispos normalmente en las misiones, por ejemplo, muy pocos Cardenales, precisamente por eso, porque nosotros tenemos la obligación de no aspirar. Entonces por eso me imagino yo que hay tan pocos obispos, cardenales, y el primer papa que surge es este.

¿Qué distingue a la compañía de Jesús,   de otras órdenes religiosas? En Nicaragua, la gente con una proyección intelectual, formativa en su obra educativa: el colegio Centroamérica, el Loyola, la UCA, Fé y Alegría.

Una de las cosas más importantes de la que no se habla es de la formación de los jesuitas, porque cada congregación tiene sus características: los dominicos, los dominicos son excelentes; los franciscanos, los claretianos; todas estas órdenes tienen elementos muy positivos que están al servicio de la iglesia, del pueblo, pero yo creo que una característica nuestra muy especial es la formación sólida espiritual.

San Ignacio escribió los ejercicios espirituales, que después de cuatrocientos sesenta años se siguen usando todavía en una gran cantidad de casas de ejercicios,  actualmente  se sigue dando a religiosos, religiosas, a estudiantes, laicos, ejercicios espirituales;  y nosotros los jesuitas hacemos dos veces en la vida el mes entero.  

Entonces, el papa Francisco hizo dos veces en su vida el mes entero, pero todos los años hacemos ocho días de ejercicios, entonces yo que tengo sesenta años de ser jesuita, además de esos ejercicios de mes, durante los sesenta años he hecho los ocho días de ejercicio al año, eso va dejando una solidez espiritual fuerte, y es una espiritualidad sólida;  los Papas hacen ejercicios espirituales y muchas veces escogen un jesuita para que les de los ejercicios espirituales de San Ignacio. Yo creo que una característica es esa formación sólida.

¿Históricamente las relaciones de los jesuitas con el vaticano han sido  armónicas o de tensión?     

Con este voto que tenemos de obediencia al Papa para las misiones ha habido una relación muy especial siempre, el Papa nos puede mandar a un jesuita en cualquier momento a cualquier parte del mundo a trabajar en lo que a él le parece que es importante, hay una relación de sumisión, de obediencia siempre.

El padre general actual, el padre Adolfo Nicolás,  en la primera carta que le escribió al papa le decía: -quisiera ir con usted…-, no sé si le dijo Su Santidad.., -…para ponerme a sus pies y manifestarle de nuevo nuestro voto de obediencia…-. Lo interesante es que llamó por teléfono al portero de la casa de la oficina de los jesuitas: - soy el papa…-, el portero se asustó, creyó que era una broma, no quería dejar pasar, preguntó -cuánto tiempo tiene de estar ahí, cómo te llamas…-  Entonces se dio cuenta que era el Papa y salió volado a llevar el teléfono al padre general y fue una conversación muy cordial, el padre Nicolás le dijo - yo quisiera tener la oportunidad, como decía en la carta, de irle a ofrecer de nuevo nuestro voto de obediencia-.

Ya se reunieron, lo recibió muy pronto el Papa y tuvieron una reunión muy cordial. Con los dos últimos, sobre todo con Juan Pablo II sí hubo problemas, problemas serios, desde el padre Arrupe, hubo contradicciones  serias porque se consideraba que estábamos demasiado a la izquierda en las cuestiones sociales. El padre Arrupe fue un reformador muy fuerte en cuanto al compromiso oficial de los jesuitas con los pobres.

La expulsión y el retorno de Cardenal

Vos fuiste sancionado por el Vaticano en los 80 y tuviste que retirarte de la orden y después volver a ingresar.

Me retiraron! Su Santidad, el papa Juan Pablo II obligó al padre (General de los jesuitas) Kolvenbach a que me dijera, yo me reuní con él en Nueva York, el Papa mandaba a decir: - que usted escoja, o sigue siendo jesuita o sigue en la revolución-.

Entonces yo le dije al padre (Peter Hans) Kolvenbach: - yo quiero las dos cosas, no me destrocen, yo he vivido en los años anteriores  como jesuita viviendo mi compromiso con los pobres  en esta revolución que en este momento está simbolizando la causa de los pobres, entonces mi vocación es un tesoro para mí y mi amor a los pobres es un tesoro, yo los quiero vivir juntos…-

Entonces, - Una de las dos cosas-.  –Las dos-. Entonces me dijo: -usted es coherente-, me dice, pero usted no va a pedir salir de la compañía de Jesús-.  –No, pero si es uno de mis amores, como voy a pedir salir  yo de la compañía-.

- Entonces vamos a tener que expulsarlo-, me dijo, usted es coherente, tiene que obedecer-, porque me dijo – es el Papa el que me ordena-.

Entonces me dijo que me iban a tener que expulsar, o yo le dije a él: - con esa coherencia que usted dice, de mi amor a la compañía, le quiero pedir un favor, que cuando me expulsen, le pido que yo pueda seguir viviendo en la comunidad de los  jesuitas, aunque ya no sea jesuita, como si fuera jesuita-. Y me quedé no un año, sino doce años viviendo en esa casa con  los jesuitas,  como si fuera jesuita.

Pasando por Roma, después de que dejé de ser ministro de educación,  para fundar un organismo de educación popular, hablé con el padre Kolvenbach con el mismo que me había expulsado, entonces él me dijo: - yo he revisado su expediente de nuevo, yo veo que usted adujo una autentica objeción de conciencia, usted dijo que creía que Dios le pedía seguir ahí, y que entonces no podía obedecer-.  Añadido eso a su testimonio de vida, me hacen decir que entra de nuevo a la compañía de Jesús  -Será el primer caso en más de cuatrocientos años de historia-, me dice,  -yo quiero que usted entre de nuevo-, me dice.

Saliste y volviste a entrar.

Hice un año de noviciado con canas, hice los votos de nuevo sí.

Es un caso extraordinario, ha habido otros casos también de sacerdotes que han sido sancionados por Roma, pero en tu caso lo que se percibe es que hay una mentalidad dialogante, un cierto talante  pluralista de escuchar, de entender razones, de disciplina,  pero al mismo tiempo de apertura.

Claro que sí. En esa situación que yo estaba, totalmente anormal, un jesuita que está en una revolución, que es una revolución armada, todo eso, a mí me apoyó totalmente  el padre Arrupe, también el provincial de los jesuitas aquí  en Nicaragua y también el superior de la comunidad, a todo nivel me apoyaron.

Decías  hace un momento que en esa época  los jesuitas eran vistos, eran percibidos  como que se estaban orientando mucho hacia la izquierda.

A la izquierda, sí.

¿Qué tan pluralista es esta orden religiosa? ¿hay sacerdotes de izquierda, centro y derecha?

Izquierda o derecha en cuanto al tema social, sí hay pluralismo, no podemos decir que hay una sola orientación en la compañía de Jesús en la que todos están enfilados a lo mismo, sino que hay cosas fundamentales en  que todos tenemos los mismos sentimientos, los mismos ideales, en lo religioso, por ejemplo, en el apostolado de la educación, en los temas fundamentales, pero temas políticos, y si estoy más a la izquierda de mi compromiso con los pobres, o menos comprometido, en eso hay variedad.

Los temas pendientes en la Iglesia


¿Dónde ubicas a Jorge Mario Bergoglio, al Papa Francisco?

Se le puede identificar clarísimamente en la izquierda en cuanto a lo que es el compromiso con los pobres, siempre estuvo con los pobres, siempre los defendió, vivía una vida pobre, él se cocinaba, andaba en autobús.  Como se imagina uno un Cardenal en cualquier parte del mundo que anda en autobús, y eso lo hacía por estar más cercano a los pobres.

 Entonces, ciertamente  en este discurso, de hoy  día de San José, que era el custodio de la virgen y el niño, entonces él habla de custodiar sobre todo a los más débiles, a los más pobres, también es interesante que seis veces dice custodiar el medio ambiente, él clarísimamente está en esa línea.

Ahora, hay que esperar cuál va a ser su posición sobre el Vaticano II, cuál va a ser su posición sobre la Teología de la Liberación, sobre la ordenación de las mujeres, el uso de anticonceptivos, sobre el celibato sacerdotal, estos temas más de moral, no tenemos ni idea al decir, no se conocen, yo por más que he buscado ahí en la computadora, lo que sale son estos temas, la cuestión de si apoyó o no la dictadura y su posición con los pobres, pero de estos temas que te digo, no sabemos.

Hay que esperar a ver hasta donde da, yo quisiera que sea como ha dicho el gran teólogo europeo, que es uno de los dos que quedan del concilio Vaticano II, los demás han muerto, ha dicho Hans Küng; -es una esperanza para la iglesia Francisco-;  Y Ernesto (Cardenal) en Buenos Aires dijo ayer: - el papa Francisco es una esperanza para la iglesia-.  Pero yo digo: -hay que esperar-.

Algunos de esos temas doctrinarios que mencionaste,  son considerados innegociables, es decir que no están abiertos a discusión y debate. ¿Cuál es el estado actual, el clima dentro de la iglesia? Venimos de un papado de Juan Pablo II, continuado por el Papa Benedicto XVI, Ratzinger,  que era un teólogo, reconocido como un intelectual de un gran calibre, pero al mismo tiempo de imponer un orden de disciplina dentro de la doctrina.

Estos temas que te he mencionado no eran discutidos, y algunos han llegado a decir cosas como estas, que no tienen sentido: -que en el evangelio está clarísimo que las mujeres no pueden ser ordenadas sacerdotisas-. No es cierto ¿Dónde aparece eso? discutámoslo, discutámoslo. Pero en los papados anteriores  no se podía discutir el tema, o sea, no solo  se decía: - no se puede a las mujeres…-, no se podía discutir, eso no es aceptable.

 Discutamos todos los temas, el tema de los anticonceptivos es un tema que desde que Su Santidad, Pablo VI, que fue el que puso en la humane evite la prohibición de los anticonceptivos, desde entonces está siendo discutido en la iglesia, entonces discutámoslo de una vez para tomar una decisión.

Sobre el rol del entonces Padre Bergoglio durante la dictadura militar argentina, hay un libro del periodista Horacio Verbitsky, El Silencio, que le señala de cómplice por no haber protegido a dos sacerdotes jesuitas fueron encarcelados y  torturados. Otras versiones como la de Adolfo Pérez Esquivel, el premio nobel de la paz, que dice que él ayudó a salvar a mucha gente. ¿Desde  tu perspectiva que viviste en Nicaragua como sacerdote luchando contra una dictadura, cómo ven el papel de Bergoglio en esa época de Argentina?      

Yo no sabía de este tema hasta en estos días que ha salido en los periódicos, que lo acusan, no tenía yo información sobre ese aspecto. A mí  me pesa mucho, porque he leído, que Pérez Esquivel, en quien yo creo muchísimo, dice: - No estuvo comprometido con la dictadura-. ¿Quién mejor que él que podría conocer? Que estuvo comprometido totalmente en la defensa  de  los derechos humanos y de los perseguidos.

Pero la iglesia Argentina no tuvo el rol beligerante que tuvo la iglesia brasileña, no existió en Argentina un Dom Helder Cámara o Paulo Evaristo Arns…

No, lo contrario, Pérez Esquivel dice que entre los obispos de Argentina hubo muchos comprometido con la dictadura,  pero  dice: - Bergoglio no,  pero dice que sí hubo obispos comprometidos con la dictadura…

Incluso hay un sacerdote que fue condenado después por la justicia por haber participado en la dictadura…

- Hubo obispos comprometidos, Bergoglio no-. A mí me hace mucho peso porque creo que en Argentina hoy es de las personas más creíbles, Pérez Esquivel. El Papa Francisco tiene una entrevista, la vi hoy en una revista llamada Perfil, revista o periódico, donde  él cuenta todo lo que hizo,  dice que él luchó como loco por salvar estos dos jesuitas, y dice que las dos únicas veces que se entrevistó con Massera y con Videla. Las dos únicas veces que se entrevistó con ambos fue para sacar a estos dos jesuitas de la cárcel, eso dice textualmente él, y que luchó como loco por sacarlos, y finalmente salieron de la cárcel.

La reforma de la Curia

Decías que hay que esperar si algunos de estos temas que son importantes, y otros,  se ponen o no en la agenda de este papado. Supongo que eso está relacionado también con las personas que acompañaran a Francisco, quien será su secretario de Estado…

Estamos esperando también, otro tema es la reforma de la Curia, yo estoy entusiasmado por las cosas que he ido viendo, pero yo quedo a la expectativa viendo qué va a pasar con la curia y estos otros temas que te he mencionado, vamos a ir viendo, yo estoy entusiasmado con lo que estoy viendo del Papa, me encanta su estilo, pero yo también soy una persona que digo, no me ciego con esto que está comenzando, por estas cosas que me gustan mucho, su compromiso con los pobres, su sencillez, su humildad, y ya todo lo demás…,no voy a cerrar los ojos. Vamos a ir viendo, esto que ha estado haciendo me gusta muchísimo.

Jon Sobrino que es un  gran teólogo de la liberación de la UCA de El Salvador, acaba de decir en España, en  este mes…

Perdón, Jon Sobrino es de alguna manera de los sobrevivientes de la masacre contra los jesuitas de la UCA del Salvador porque no estaba ese día ahí.

Estaba en Tailandia.

Y por eso no lo mataron como a Ignacio Ellacuría y a Amando López.

Sí, así es, de la misma comunidad, con mi sobrino Rodolfo (Cardenal) que vivía ahí pero esa noche no durmió ahí. Jon Sobrino dice que hay dos cosas absolutas, lo demás se puede relativizar, Dios y hambre.  Interesante.  Es una síntesis de la síntesis, porque hay cosas que son muy importantes en el cristianismo que son más importantes y cosas absolutas, pero él pone como lo más absoluto, Dios y el hambre;  nuestra posición ante Dios se va a manifestar seguramente sincera respecto del hambre de las personas concretas. Muy interesante.  Entonces,  yo  que me identifico con esto que está diciendo Jon Sobrino,  me identifico también  con el Papa Francisco por estas cosas que está haciendo.

Y en El Salvador se escuchan expectativas de que el Papa Francisco pueda abrir el camino al proceso de beatificación de monseñor Oscar Arnulfo Romero, por ejemplo…

Nos parece que sí…

Esa expectativa tiene fundamento?

Yo creo que sí, sí, porque lo fundamental de monseñor Romero es precisamente lo que es fundamental en su vida, el compromiso con los pobres….

Y al inicio era percibido como un sacerdote conservador

Yo me acuerdo muy bien que hubo un momento, cuando estaba monseñor Romero allá, que yo dije: - pobre pueblo salvadoreño, crucificado entre dos Romero, el presidente, el general Romero y monseñor Romero-.  Entonces yo  la visión que tenía de monseñor Romero, que estaba crucificando al pueblo junto con el Presidente, pero él cambió completamente, cambió. Entonces las personas también tienen oportunidad de convertirse, de cambiar, podemos esperar, como Hans Küng,  que esta es una esperanza de la iglesia, este Papa, y esperamos que en algunas cosas  en que algunos creen que es conservador, respecto de la moral por ejemplo, la gente que lo rodea lo pueda ayudar a pensar y tomar decisiones que puedan servir para toda la iglesia y para todo el universo.

¿Cómo será la interacción de la compañía de Jesús con el Papa?  Alguna gente dirá: - los jesuitas ahora están en el poder, están mandando los jesuitas  porque hay un papa jesuita que es el jefe de la iglesia católica mundial-.

Bueno, yo creo que seguiremos siempre con la actitud de San Francisco, de no buscar  ninguna cosa de poder eclesiástico, nada que sea,  dijéramos,  buscar  posiciones dentro de la iglesia, seguiremos con el voto de obediencia que ya se lo manifestó nuestro padre general al Papa Francisco, obediencia al Papa en las misiones.

Pero cuando decís posiciones estás hablando de cargos, pero quieren tener influencia, es decir, los jesuitas son parte del debate dentro de la iglesia, del debate público dentro de los países, aunque en Nicaragua hay la percepción de que están un poco replegados.

Lo que pasa es que somos menos, mucho menos que antes.  Cuando estaba el Centroamérica en Granada, había veinte jesuitas y cinco laicos, ahora hay cinco jesuitas y veinte laicos, entonces el influjo tiene que ser menor indudablemente, en la UCA ha disminuido, en todas partes del mundo, en todas ordenes, masculinas y femeninas, eso afecta nuestra presencia.

¿Un Papa jesuita puede revigorizar esa Orden?

Pues yo creo que todo lo que quiera puede, la autoridad suprema en la compañía de Jesús, no es el padre Nicolás sino el Papa Francisco, él puede cambiar las constituciones y todo.

Ahora, sobre si podemos influir en él, yo creo que van a influir las personas que él crea que es bueno que estén cerca de él, sean jesuitas, dominicos, franciscanos, lo que sea. No podemos desde ahora decir que por ser jesuita va a influir más en él. Él es el que va a escoger sus consejeros, la gama enorme de religiosos y de laicos, espero que haya muchos laicos,  y de mujeres también que pueda escoger, puedan estar cerca en la Curia, para que puedan aconsejar, él va a buscar consejo.

Comentarios

7
Norman Talavera

Interesante entrevista, aunque he aprendido a desconfiar de la compañía de Jesús por su actuación en Nicaragua en abierto apoyo al fsln, supuesta mente en busca de una liberación de un dictador que oprimía al pueblo nicaragüense, especialmente matando a su juventud, alienada hacia una ideología de izquierda que prometía el paraíso a los pobres de nicaragua y del mundo. Pero el tiro salio por la culata y no creo que los jesuitas no se hallan dado cuenta del error cometido( al ayudar a botar a un dictador y poner en su lugar a otros de pero calaña) Con la caída de Somoza todos los países de Centroamérica salieron ganando menos Nicaragua, que fue empujado a una guerra fratricida,otra ves para variar. Mas violenta y mas sangrienta que todas las libradas hasta entonces.Pero errar es de humanos y espero que la compañía de Jesús apoye esta vez en algo positivo como impulsar el desarrollo humano en Nicaragua exigiendo educación de calidad y salud de calidad.

6
wilfredo

desde el punto de vista de tito chamorro que supongo es ex contra la opción por los pobres si justifica matar a alfabetizadores, cooperativistas etc. se empajaron en los pobres quien no recuerda las masacres de alfabetizadores el ejercito del padre cardenal armados de lápiz y cuadernos ? acaso no era justo perseguir a asesinos y violadores de jóvenes alfabetizadores, esto obligo al EPS a armarse y organizarse en las diferentes etapas de la agresión. ustedes son los responsables de las desviaciones e injusticias que devino con la guerra de agresión .

5
Daniel Ponce

Soy Mexicano, trabaje en Nicaragua del 85 al 87, doy testimonio de vida y coherencia del padre Cardenal hasta en lo mas sencillo. La navidad del 86 fue a a la montaña donde estabamos alfabetizando y cortando café y nos dijo; esta noche descancen yo velare su sueño y si , en medio de la nada sin luz y con mucha alegria , compartio la frugal cena con nosotros y con los campesinos mas pobres de Matagalpa y despues se fue a cuidar con sus colaboradores que la celebración del Niño Jesús continuara, que jugetes llegaran a los niñas y niños mas pobres de esa Nicaragua herida por la guerra. Ese hombre es el padre Fernando. La coherencia no es solo entre lo que pensamos y decimos, es la práctica de Jesús su guía y es el compromiso con los mas pequeños su trabajo permanente, Nada borrará eso de nuestra memoria, nada cambiara esa historia. Un saludo con la esperanza en el Papa Francisco y su referencia e inspitración en San francisco de Asis .

4
ALBERTO CHEVEZ

Apreciado Carlos Fernándo: Qué tremenda entrevista, me gusto muchísimo, estuvistes (como siempre) fenomenal porque tocastes temas interesantes con el sacerdote Fernándo Cardenal, un hombre retilíneo con una vision y opción: los pobres. Los nicaragüenses recordamos su loable labor que hizo en la alfabetización del pueblo y como ministro de educación.

3
Lilly Soto Vásquez

Un saludo al padre fernando cardenal por su claridad al exponer los asuntos del cielo y de la tierra y un gran abrazo para que continue cosechando su labor y éxitos en la educación.

2
Fernando Iglesias

¡Qué persona y qué sacerdote encantador! Los escasos rasgos biográficos (su expulsión de la Compañía, su pedido de vivir en la comunidad de los jesuitas, su reintegración -con noviciado y todo, otra vez-) lo pintan como una persona con una convicción y una paz interior admirable.

La ponderación de su pensamiento es total: elogia lo bueno que ve, no abre opinión sobre lo que no sabe y pone de relieve grandes asuntos que las jerarquías eclesiásticas soslayan.

Fui alumno de un colegio de los jesuitas en Montevideo, y el padre Cardenal es uno de esos jesuitas hondos, sencillos, nítidos en su pensamiento y en su actuar.

Mis saludos al padre Cardenal, aunque, obvio, no lo conocía hasta leer la entrevista.

Fernando Iglesias

1
Tito Chamorro

El sacerdote jesuita Fernando Cardenal se comprometió con la RPS, la misma revolución que persiguió, encarceló, asesinó y mandó al exilio a miles de nicaragüenses. La opción por los pobres no justifica callar ante las injusticias cometidas por los efeselenistas, en contra de aquellos que no comulgaban con sus métodos doctrinarios de izquierda.

Notas relacionadas

Más en: Francisco, el Papa argentino

Más en: Mundo

Otros artículos del mismo autor