Confidencial » Arte y Ocio » Leer artículo

El local es acogedor, pero debe mejorar su servicio

La Ola Verde, alternativa 'sana' de Managua

El restaurante ofrece buenos productos orgánicos y deliciosos jugos, pero el servicio y la comida deben mejorar.

Gonzalo Mas | 19/3/2013

He decidido que mi almuerzo sea, este día, (más) sano (de lo habitual). Antes que nada, hago una investigación para averiguar cuál sería el restaurante que más llama la atención de Managua por lo saludable de su comida: La Ola Verde (De la primera entrada a Las Colinas,1 cuadra Este. Managua) está situada en un bonito edificio que parece, erróneamente, un chalet unifamiliar. Es enorme: Hay una sala principal y otra más pequeña que permanece cerrada durante mi visita. Hay 2 terrazas, una tienda de productos orgánicos y otra de bonsáis.

El local ejerce también de galería esporádica de arte: compruebo que sobre los muros del restaurante cuelgan cuadros de un artista nicaragüense. El próximo fin de semana a mi visita tienen previsto un evento que incluye cena y una representación teatral. La última vez que vine a cenar aquí, una pianista amenizaba la velada. Sorprende la cantidad de actividades alternativas que organiza el restaurante.

Me siento en la sala principal. Hay 13 mesas y están todas vacías, así que hay dónde escoger (no soy el único en el lugar, pero el resto de los visitantes están en las terrazas). Me siento un poco raro en un lugar tan desocupado…

El salón está bien iluminado con muchas luces tenues repartidas por toda la sala. Las lámparas son de madera y de tela blanca y naranja. Encima de cada una de las mesas han colocado una pequeña vela. El suelo es de baldosas (de distinto color) y de madera. A la derecha, según se entra a la sala, hay unas cortinas que imitan una selva de bambú. A pesar de lo estrambótico, el lugar resulta muy acogedor.

El menú es en un 30% es vegetariano. Es muy extenso pero tengo que cambiar varias veces de elección porque no disponen de lo allí anunciado.

Los camareros son todos hombres jóvenes. Hago un par de preguntas al que me atiende sobre los platos indicados pero no sabe contestarme y debe acudir a la cocina a aclararse antes de responder: a modo de disculpa, sonriendo, me informa que acaba de empezar a trabajar en la Ola Verde.

Pido una ensalada de mango y pollo que contiene lechuga, tomates, cebollas, semilla de marañón, chiltoma y soja… Todo viene cortado en pequeños trozos. El aderezo es muy abundante (¿será mi plato tan saludable como había previsto?)... No sé qué le falta a la ensalada pero no me acaba de convencer…

A modo de bebida-postre pido un jugo "Wellness coctel" que está hecho a base de apio, piña, perejil y naranja. Me encanta la mezcla arriesgada de esas frutas y verduras. Me gusta tanto que tengo que contenerme para no bebérmelo de un solo trago.

La ola verde cuenta con un menú de vino bastante variado. Me gustan las descripciones poéticas de cada unos de los vinos ofrecidos ("Este vino, en la boca, nos habla del pasado del tiempo…"). También hay gran variedad de cócteles.

La ensalada cuesta ocho dólares y el jugo un dólar y medio. Impuestos aparte.

Antes de salir paso por la tienda y compro un par de productos orgánicos que, hasta ahora, no he encontrado en ningún otro lugar de Managua. También paso por delante del refrigerador donde tienen expuesta una gran variedad de postres que lucen apetitosos… y que hoy no probaré atendiendo a mi decisión de comer sano.

 

VALORACIÓN:

Café: 7

Vino: 7

Ambiente: 6

Baños: 3

Servicio: 5.5

Postres: 7

Comida: 5.5

Comentarios

2
Eleviefla

Creo que el restaurante debe evaluarse basados en la especialidad, usualmente el tipo de publico que buscan, disfrutan y agradecen opciones como la ola verde no se puede comparar con gente que disfruta de comidas o lugares mas comerciales, me imagino que como critico debe ser dificil cambiar de "sombrero" y ponerse a la altura del lugar y la situacion, siento esta critica como medio seca, comer sano no es comer ensaladas, es un estilo de vida.

1
Hector

Soy asiduo lector de esta sección. Me han gustado varios articulos por que han logrado una muy buena y acusiosa crítica, en algunos casos incisiva. Este artículo me parece muy light y desabrido. ¿Habrá influido la predisposición que muchos tiene que comer sano es comer comida sosa y poco atractiva?

Más en: Arte y Ocio

Otros artículos del mismo autor