Confidencial » Política » Leer artículo

Magistrados hicieron pausa ante escándalo

Suprema anula sentencia aberrante

Sala Penal deja abierta posibilidad a revisión de condena a violador. Solís y Martínez refrendaron sentencia, pero 'no estuvieron presentes en audiencia'

Octavio Enríquez | 6/3/2013
@cabistan

Los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anularon una sentencia que reducía a seis años, de un total de 15, la condena impuesta al guía de los acólitos de una parroquia de Managua sentenciado por abusar de un menor, pero dejaron abierta la posibilidad de revisarla hasta que se fije una fecha para otra audiencia.

El vocero de la Corte Suprema de Justicia, Roberto Larios, informó que anularon la sentencia del veinte de noviembre de 2012, porque la firma de los magistrados Rafael Solís y Manuel Martínez Sevilla refrendaba el documento, pese a que nunca participaron durante la audiencia oral y pública.

Confidencial llamó a ambos magistrados, pero no respondieron sus celulares ante el escándalo que revela las irregularidades en las actuaciones de los funcionarios judiciales según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

“Es un hecho gravísimo que en cualquier país decente debería ser sometido a investigación. Lo anularon por vergüenza, por la denuncia del padre”, dijo el director jurídico del Cenidh, Gonzalo Carrión.

“Y cómo hicieron esto por fax, teléfono, magia, ¿pueden imaginarse la calidad de responsabilidad de estos señores magistrados? les exijo que ahora que ya anularon la sentencia que cierren el caso totalmente”, conminó el padre de la víctima al conocer la nueva resolución.

“Esta es una corte suprema de injusticia”, añadió el hombre en declaraciones a Confidencial. Hace una semana, el padre denunció que los magistrados habían reducido la pena al agresor de su hijo, argumentando que éste sufrió “menosprecio público” con las publicaciones que se hicieron en su momento en los medios de comunicación.Desde entonces diferentes organizaciones han hecho protestas por lo que consideran una decisión llena de ignominia.

La versión de la CSJ, que cualquier ciudadano puede consultar en su portal electrónico, indica que los magistrados Armengol Cuadra, Gabriel Rivera Zeledón, Juana Méndez Pérez y José Antonio Alemán Lacayo, todos miembros de la Sala Penal, participaron en una  audiencia el tres de septiembre de 2012 en la que el abogado del agresor solicitó la revisión de los 15 años de presidio.

La sentencia fue finalmente emitida el veinte de noviembre y ahí ocurrió la irregularidad de la que Solís y Martínez fueron protagonistas.

La Corte estimó que “en consideración a lo que dispone la parte pertinente del artículo 282 del CPP, que señala que solo podrá dictar sentencia el juez ante quien se han celebrado todos los actos del juicio oral, debe declararse nula y sin valor legal la sentencia de las nueve de la mañana del día 20 de noviembre del año 2012”.

Carrión dice que la nueva resolución no significa que el caso esté cerrado. “La están suspendiendo por un simple formalismo”, aseguró el promotor de derechos humanos.

Comentarios

1
El ciudadano con el DERECHO Y LA JUSTICIA RESTITUIDA

Bien dice el dicho Rectificar es de Sabios. Gracias a DIOS, a los medios de comunicaciòn, a la familia de la victima, y a los organismos de derechos humanos, que estos dos (Martìnez y Solìs) FALSEADORES (firmaron un documento pùblico: una sentencia) insertando un hecho FALSO: que estuvieron presentes en una audiencia cuando NUNCA lo estuvieron. Y los otros 4 Magistrados autores de torcer la ley deberìan ser INVESTIGADOS, PROCESADOS Y CONDENADOS. Algùn dìa les llegarà la justicia aunque sea la DIVINA.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor